SD Huesca

LIGA

El Huesca afronta un mes de febrero muy exigente

Los azulgranas se enfrentan a Ponferradina, Girona, Almería y Rayo Vallecano

El Huesca afronta un mes de febrero muy exigente
El Huesca afronta un mes de febrero muy exigente
R. G.

HUESCA.- El Huesca afronta un mes de febrero con cuatro partidos muy exigentes que deben servir para que el equipo de Míchel confirme que es un aspirante a todo. Será un mes duro, no por la cantidad de jornadas, cuatro, sino por los rivales que tendrán los azulgranas y por jugar tres de esos cuatro choques lejos de El Alcoraz.

En este periodo, el conjunto oscense visita a los otros dos clubes que la temporada pasada descendieron de Primera División (Girona y Rayo Vallecano) y recibe en casa al Almería, que perdió el primer puesto de la competición el pasado fin de semana.

Pero antes, este sábado, día 1 de febrero, el Huesca viaja a Ponferrada (18:15 horas). Será el día siguiente al cierre de mercado. Plantilla y cuerpo técnico estarán centrados en el encuentro contra los leoneses, a los que el cuadro azulgrana venció en la ida en El Alcoraz por 2-0. Sin embargo, hubo fases de ese partido en los que los de Míchel se vieron superados por su rival. En esta ocasión, ambos se enfrentarán en El Toralín, donde los locales solo han perdido una vez esta temporada, en la jornada 9 frente a Las Palmas. Eso sí, ante su afición, ha empatado siete de los otros doce partidos disputados.

La escuadra dirigida por Jon Pérez Bolo llevan cuatro jornadas sin ganar, han caído varios puestos en la clasificación (son decimoterceros) y, aunque están a cuatro puntos de la sexta plaza, su ventaja sobre el descenso se ha reducido a siete.

Además, Ivi López se reencontrará con el Huesca. En el equipo oscense, el extremo apenas gozó de 177 minutos en siete encuentros de liga, además de jugar otros dos completos en Copa del Rey, pero en la Ponferradina llegó y besó el santo, ya que ha sido titular en los dos choques en los que ha estado disponible y, en el último de ellos, en la derrota por 3-1 ante el Alcorcón, vio puerta.

Será la primera de las citas del Huesca este mes que se viene. La segunda será de nuevo a domicilio contra un Girona que no pasa por su mejor momento. Solo ha ganado uno de sus seis últimos compromisos ligueros, de los que ha perdido cuatro, y está fuera del play off (a un punto del Elche).

Pero en ese partido del sábado 8, los azulgranas no deberán fiarse, ya que tendrán en frente al equipo con mayor tope salarial de la categoría con diferencia. De hecho, el Huesca se enfrentará de forma consecutiva a los tres mayores límites salariales de Segunda: Girona, Almería y Rayo.

Y es que el cuadro de Josep Lluís Martí, que cayó en la ida en El Alcoraz, cuenta de futbolistas que han jugado las últimas temporadas en Primera. Entre sus plantilla se encuentran dos jugadores que dejaron buen recuerdo en Huesca, Samu Saiz y Álex Gallar, y el máximo goleador de la liga, Cristhian Stuani, quien suma diecinueve tantos.

Y el sábado 15, a las 16 horas (como la jornada anterior en Montilivi), el conjunto oscense tendrá su único choque del mes en El Alcoraz. Será frente al Almería, que el pasado domingo vio truncada su racha de tres triunfos seguidos al perder contra el Elche, lo cual también le llevó a perder el liderato en detrimento del Cádiz.

El cuadro andaluz, pese a ese último tropiezo, ha ganado seis de sus últimos nueve partidos de liga y ya se impuso al Huesca en la tercera jornada (1-0). Los almerienses aventajan a los oscenses en dos puntos en la clasificación y, además, son el mejor visitante de la liga, ya que a domicilio han sumado 22 puntos con una sola derrota frente al Sporting de Gijón.

Y los azulgranas cerrarán febrero el fin de semana del 21, 22 y 23 del mes en Vallecas. El Rayo está en su mejor momento de la temporada, aunque el domingo se le escaparon dos puntos en su campo contra el Extremadura en los minutos finales. Desde que los de Paco Jémez vencieron en El Alcoraz (0-2), los franjirrojos han cosechado tres victorias y tres empates, sin conocer la derrota en liga.

Con esa racha, el Rayo todavía está undécimo, pero a tan solo tres puntos del play off y con un partido pendiente ante el Albacete.

Jémez ha perdido a su futbolista más diferencial, Adrián Embarba, quien llevaba siete dianas y once asistencias de gol, pero con los diez millones que ha dejado el Espanyol en las arcas del club, el Rayo se reforzará.

En definitiva, el conjunto oscense afronta un mes de febrero que, si bien no será determinante porque quedarán trece jornadas por delante, sí puede marcar las aspiraciones del equipo al ascenso directo.

Etiquetas