SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca ofrece su versión más dominante

Los azulgranas gozaron de veintidós remates en su duelo ante el Lugo

El Huesca ofrece su versión más dominante
El Huesca ofrece su versión más dominante
LOF

HUESCA.- El Huesca cosechó su quinto encuentro consecutivo sin perder en liga y lo hizo con una segunda parte en la que se volvió a ver a un equipo sólido hasta el final y dominante, algo que apenas había ocurrido en 2020. Los de Míchel están en plena racha, la mejor de la temporada de jornadas sin conocer la derrota, con cinco en las que han sumado 11 puntos de 15 posibles. De ellos, han sacado pleno en El Alcoraz (9 de 9), mientras que lejos de su estadio han sido 2 de 6, pero perfectamente podrían haber sido 6 de 6 si no llega a ser por esos respectivos tantos de Elche y Oviedo.

Ambos empataron cuando sus encuentros agonizaban, dejando a los azulgranas con la miel en los labios de volver a ganar fuera, algo que no ocurre desde el 30 de noviembre en Alcorcón (0-2). No obstante, es la primera vez este curso en la que el conjunto oscense enlaza dos partidos como visitante sin perder.

Contra el Lugo, el Huesca volvió a darle la vuelta al marcador. Y ya son dos remontadas en las tres últimas semanas cuando en las veintidós primeras jornadas no había conseguido el equipo ninguna, lo cual demuestra que con el nuevo año el cuadro oscense ha aprendido a reponerse de los mazazos. Frente al Tenerife tuvo una rápida reacción, ya que al tempranero tanto de Aitor Sanz respondieron los de Mikel Rico y Miguelón en apenas trece minutos después de ese 0-1. El pasado sábado, en cambio, el equipo no se repuso hasta el inicio del segundo periodo, pero marcó los dos goles del triunfo en menos de diez minutos.

En ese encuentro, el Huesca realizó veintidós remates, de los cuales siete fueron entre los tres palos. Son las mejores cifras en lo que va de segunda vuelta del campeonato: en Elche, fueron siete tiros, cinco de ellos entre los palos; con el Tenerife, trece disparos, cinco de ellos a puerta, y en Oviedo, nueve lanzamientos en total y cuatro de ellos a portería.

De los veintidós remates ante el Lugo, catorce de ellos fueron en un segundo periodo en el que la posesión fue de un 56 por ciento para los azulgranas (en el partido completo, fue un 51). En cambio, el Lugo no disparó ni una sola vez en esos cuarenta y cinco minutos: sus seis tiros, tres a puerta, llegaron en la primera mitad, lo cual habla de la buena labor de los de Míchel, que lograron cerrar el choque sin sufrir aproximaciones de su rival como sí había ocurrido en los duelos ante Zaragoza, Elche, Tenerife y Oviedo.

Otro dato que demuestra que el Huesca volvió a ser un equipo por momentos avasallador es que dispuso de doce saques de esquina a favor (y en algunos de ellos estuvo cerca de marcar), mientras que los lucenses no botaron ninguno.

En el debe del Huesca en estos momentos está en los goles encajados. Cierto es que en estas últimas cinco jornadas, los tantos en contra solo han costado cuatro puntos, pero los azulgranas no han sido capaces de dejar la portería a cero: ocho goles encajados en seis jornadas, siendo que en las dieciocho anteriores se habían quedado sin recibir en la mitad, nueve. Desde el asalto a Santo Domingo no se ha quedado el rival a cero en liga.

Eso sí, esto no ha impedido que el Huesca deje de ser el equipo menos goleado de la categoría, ya que ha encajado 22 goles, los mismos que el Málaga y menos que entre todos los equipos de la zona alta.

Etiquetas