SD Huesca

ENTRENADORES

El Girona y Montilivi, "el mejor escenario posible" para cambiar la dinámica a domicilio

Míchel admite que el Huesca "no es el mismo fuera que en casa"

El Girona y Montilivi, "el mejor escenario posible" para cambiar la dinámica a domicilio
El Girona y Montilivi, "el mejor escenario posible" para cambiar la dinámica a domicilio
R. G.

HUESCA.- El mejor escenario posible para dar una vuelta a esas sensaciones que tenemos fuera”. Así ve Míchel Sánchez el partido que el Huesca juega este sábado contra el Girona en Montilivi, un choque “muy exigente ante un rival que tiene una plantilla hecha para competir por el ascenso”.

El entrenador azulgrana ha comentado que necesitan “revertir las cosas malas” que hicieron en Ponferrada. “Muchos detalles nos marcaron el partido, pero tenemos que dar una vuelta a lo que hacemos mal y para ello nada mejor que un rival como el Girona, que en casa está muy fuerte y nosotros fuera no estamos siendo todo lo fuertes que queremos fuera”.

El madrileño no olvida ese último encuentro del conjunto oscense, ya que “las cosas pasan por algo y hay que ponerle remedio”. “Los números fuera de casa no están siendo todo lo buenos que querríamos y hay que dar una vuelta a esa situación hablando con los jugadores, poniéndoles vídeos, buscando una mentalidad distinta a la que estamos teniendo para afrontar los partidos fuera de casa y sabiendo que estamos en disposición de todo. Quedan muchas jornadas por delante y estamos a tres puntos del ascenso directo y a seis del líder, estamos con la capacidad de estar lo más arriba posible y tenemos un partido superimportante que afrontamos como lo que es, un partido de tres puntos”.

Míchel ha admitido que el Huesca no es “el mismo equipo fuera que en casa” y que “hay muchas cosas que mejorar”, aunque ha resaltado que los azulgranas afrontan cada jornada siempre “con la misma idea”. “Puede ser que no estemos siendo tan agresivos con el balón como lo somos en casa, pero hay muchos factores que influyen (en los resultados a domicilio). Con los jugadores lo hablamos y la realidad es que no somos el mismo equipo fuera que en casa y debemos darle una vuelta a esta situación porque no puede ser que digamos que el siguiente partido lo vayamos a afrontar igual y luego pase lo mismo, eso hay que hablarlo con el jugador para que entienda que tenemos que dar un paso adelante fuera de casa”.

Eso sí, el madrileño ha afirmado que el duelo ante el Girona tiene en juego “algo más que tres puntos”, ya que “aunque todavía quede mucha liga, en caso de ganar, el equipo cogería confianza”. Y tiene la fe de que el Huesca puede vencer en Montilivi. “Su plantilla en general es muy buena, hecha para conseguir el ascenso, pero nosotros también confiamos en nuestra idea de juego y en nuestra plantilla para hacer un buen encuentro, me parece que somos dos equipos que intentan tener el balón, a ver si somos capaces de que ellos sufran sin el y nosotros lo robemos rápido”.

“No miento cuando digo que estoy encantado con la plantilla y con el día a día, hay cosas que mejorar, pero si miras la clasificación verás que hay muchos equipos que deben mejorar. No obstante, vamos a mirar lo nuestro, esta plantilla es capaz de ganar cualquier partido en esta categoría y esa es mi confianza, pero hay cosas que hacemos mal y tenemos que dar una vuelta de tuerca”.

El técnico del conjunto oscense ha asegurado que en el equipo tienen “una idea, con pequeños detalles”, en la que creen y con la que quiere demostrar que esa idea les puede “llevar a ganar cada partido”. Pero también tiene “alternativas”. “No descarto nada, pero miro mi plantilla y la mejor que respuesta que puedo dar es ofrecer soluciones dentro de nuestra idea, porque ellos han venido aquí a jugar con una idea de juego. Dentro de ella, hay pequeñas variantes que nos hagan un pelín diferentes, pero analizando al rival, a nosotros mismos y a nuestros jugadores tenemos claro lo que tenemos que hacer”.

Míchel ha explicado que en las últimas jornadas, casi todos sus futbolistas “han estado dentro de la dinámica de tener minutos”, ya que su cuerpo técnico y él eligen el once en función de la “competitividad y de los estados de forma”. Lo que tiene claro es que, aunque Rafa Mir es un jugador que aporta mucho, “la responsabilidad de hacer goles” debe recaer sobre todos. “Nosotros buscamos al delantero, al extremo, al interior… pensamos que tenemos mucha gente para llegar con opciones de gol, Rafa es uno de ellos, pero con Okazaki y Cristo ocurre lo mismo, tengo muy buenos jugadores y creemos que la responsabilidad de hacer los goles no es solo de uno”.

Sobre Jordi Mboula, el entrenador azulgrana ha señalado que “en breve” podrá jugar, ya que tiene que “ponerse al ritmo de sus compañeros”, mientras que de Cheick Doukouré ha indicado que le esperan “con los brazos abiertos”, pero ha pedido “tranquilidad porque viene de un proceso largo de lesión”.

Etiquetas