SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Lluvia de felicitaciones y "que cumplas muchos más"

El Huesca vive con emoción el momento de sus "bodas de diamante"

Lluvia de felicitaciones y "que cumplas muchos más"
Lluvia de felicitaciones y "que cumplas muchos más"
P.S.

HUESCA.- La celebración este domingo de las "bodas de diamante" del Huesca se convirtieron a lo largo de la jornada en una lluvia de felicitaciones que llegaron desde todos los rincones y a través de las redes sociales.

Desde el propio club se felicitaba la historia vivida y se miraba al futuro, siempre al lado de la afición: "Seis décadas de lucho que nos han permitido construir una historia a la que todavía le quedan grandes capítulos. Con vosotros y gracias a vosotros", con el deseo de "poder celebrarlo juntos pronto".

Juanjo Camacho, que con 420 partidos de azulgrana, es el jugador que más partidos ha disputado en la historia del Huesca, decía: "Cuántos buenos momentos hemos pasado juntos y cuántos aún nos quedan por vivir". El gran capitán del Huesca miraba hacia atrás para recordar el regreso a Segunda tras ganar al Huracán, el del Levante que clasificó para la promoción de ascenso a Primera "y no me puedo olvidar del partido de Lugo, que nos hizo llegar a Primera y estar toda la temporada pasada junto con nuestra afición gozando y viviendo esa Primera División tan bonita a pesar de no haber conseguido los resultados".

Camacho agradecía a la entidad "que me haya sabido sacar de mí la mejor versión tanto como jugador como persona", cerrando su mensaje enviando ánimo a la gente, a la que animaba a quedarse en casa.

El capitán actual, Jorge Pulido, también trasladaba si felicitación al club "y sobre todo a sus aficionados", convencido de que "pronto podrenos celebrarlo juntos en El Alcoraz. Por muchos años más, sin reblar".

No podía falta uno de los grandes ídolos de la hinchada, el Chimy Ávila. "Hola a toda mi querida gente de Huesca del Chimy Ávila, su comandante. Quería ser parte de este día tan especial del 60 aniversario. Dejarles un saludo, agradecerles estos dos años hermosos que me hicieron pasar con ustedes. Ojalá vuelva a suceder y recuerden, Fieles siempre sin reblar".

Mensajes también de otro de los recientes capitanes, Gonzalo Melero, "un placer haber formado parte de esa gran historia y ojalá estemos otra vez pronto donde merecemos".

Muy similar a lo que dijo Fran Mérida, "un club y una ciudad a la que guardo mucho cariño", en el deseo de que "siga creciendo y teniendo éxitos".

Desde LaLiga felicitaban al Huesca por su 60 cumpleaños con el propósito de "seguir soplando velas en LaLiga muchas temporadas más".

La relación de felicitaciones se hacía interminable. Desde todos los sectores de la afición y las peñas azulgranas hasta ex jugadores, especialmente los que más reciente vínculo han tenido, casos de Nagore, Alex Remiro, Santamaría, Brezancic, Akapo, Cucho Hernández, Kilian Grant ("hicimos historia" y "orgullosos" de haber formado parte de ella, coincidían), el goleador Roberto o el arquero Andrés Fernández, Jokin Esparza y Antonio Calderón, además de muchos clubes (Fuenlabrada, Numancia...) o la marca Kelme, entre otros.

FUE EN EL FLOR... AQUELLA TARDE DE PRIMAVERA

POR JOSÉ ANTONIO MARTÍN "PETÓN"

Fue en ell Flor. Aquella tarde de primavera en la que los jóvenes futbolistas de Huesca decidieron devolver el equipo a la competición, nació un escudo que nos enlazaba con la historia pasada tras cuatro años de dolorosa ausencia y abría el camino de la historia que querían levantar. Tenían un sueño, lo conquistaron: la Sociedad Deportiva Huesca de 2020.

Patricio Funes les convocó en su histórico local de los Porches. Todos jugaban en los equipos señeros de la provincia, pero querían jugar en el suyo, el que había nacido en 1910 y jamás había desaparecido; jamás cambió el nombre propio, Huesca; jamás se quitó del pecho el grana y el azul. Para tener de nuevo los colores en el campo, no sólo en el corazón, aquellos chicos renunciaron a cobrar mientras el club no pudiera pagarles. Ya llegaría ese día, primero tocaba llenar de fútbol las tardes de San Jorge y de alegría la ciudad.

Hoy, 60 años después de aquel martes perfecto, nos acordamos de vosotros, eternos muchachos que devolvisteis la vida al Huesca; de vosotros, directivos que organizasteis el primer partido y los que vinieron después; de los aficionados que volvieron a empujar en las bravas y en las tibias, sin dejar de hacerlo nunca; de los trabajadores que en silencio mantuvisteis la casa en pie; de los de aquella hora y de todos los que vinieron después.

Recibid con nuestro abrazo el agradecimiento de quienes aprendimos de vuestro ejemplo para decir al mundo que, 60 años después, el Huesca no rebla.

Etiquetas