SD Huesca

FÚTBOL - S. D. HUESCA

El Huesca ya tiene el protocolo de LaLiga para la vuelta a los entrenamientos

Se divide en cuatro fases que se pondrán en marcha cuando termine el estado de alarma

El Huesca ya tiene el protocolo de LaLiga para la vuelta a los entrenamientos
El Huesca ya tiene el protocolo de LaLiga para la vuelta a los entrenamientos
R.G.

HUESCA.- LaLiga ha enviado a los clubes el borrador del protocolo de actuación en el que se marcan las pautas de actuación a la hora de diseñar el plan de vuelta a los entrenanientos.

Se hará de forma gradual y se divide en cuatro fases con el objetivo de lograr el estado de forma óptimo por parte de los jugadores en el momento de reanudar las competiciones. El Huesca ya tiene en su poder el documento, si bien no lo podrá poner en práctica hasta que no finalice el estado de alarma.

fase previa o de preparación a los entrenamientos, le seguirá una fase de entrenamiento en solitario (los jugadores y cuerpo técnico seguirán en sus viviendas habituales), la tercera fase será de entrenamientos por grupos y la cuarta se refiere a los entrenamientos colectivos.Se pretende con todo ello garantizar la seguridad de jugadores, cuerpo técnico y trabajadores que interactúen en la vuelta a los entrenamientos.

CLICA AQUÍ PARA LEER EL PROTOCOLO

Se requiere un mínimo de 15 días de entrenamientos previos a la vuelta a la competición, atendiendo así a la opinión expresada por los preparadores físicos de los 42 clubes de LaLiga.

Existen una serie de medidas para garantizar el perfecto cumplimiento de las normas de higiene y seguridad con la desinfección tanto del material como de las instalaciones en las que desarrollen su trabajo los deportistas.También se indica que se deberán realizar aquellas pruebas de CODIV-19 que los servicios médicos estimen oportunas y atendiendo a la disponibilidad de las pruebas.

Habrá aislamiento social de forma ininterrumpida (más de 1,5 metros de distancia). Será preciso el lavado de manos con frecuencia, mantener el mayor número de puertas abiertas para evitar el contacto con pomos y manillas y también el reemplazo de cada mascarilla y guante al término de la jornada. En el apartado de recursos humanos, se seleccionará el personal imprescindible para reiniciar los entrenamientos en las condiciones mínimas. Para ello habrá un primer análisis que determinará dos grupos. El llamado “grupo de inmunizados”, que incluye a quienes hayan estado contagiados por el COVID y que una vez pasada la cuarentena ya no presenten síntomas.

Y, por otra parte, está el denominado “grupo de no inmunizados”. Aquí está, por un lado, el personal de protección alta, esto es, personas con cercanía y contacto directo con cuerpo técnico y jugadores (ya sea por vivir con ellos, por manipular objetos que luego serán utilizados por esto, su lugar de trabajo es muy cercano, etc.). Y de otra parte está el personal de protección media, que alude a los agentes de seguridad y compañeros de vivienda y al personal de jardinería y compañeros de vivienda.

realizar concentraciones en las ciudades deportivas u hoteles en uso exclusivo por parte de los equipos. La instalación elegida deberá someterse a un intenso proceso de desinfección y también tendrán que seguirse de forma rigurosa las medidas de higiene.En la cocina “se precisará únicamente la presencia de un cocinero responsable de elaborar las diferentes comidas para los deportistas. En el caso del profesional nutricionista deberá desarrollar sus funciones de manera telemática”, advierte el borrador.Se cuida hasta el mínimo detalle:

“La cocina deberá estar cerrada con llave mientras no haya nadie trabajando. El cocinero debe ser la persona encargada de abrir la cocina y el encargado de la limpieza, que sólo puede ser uno, será el encargado de cerrarla”. Y también se apunta a la adquisición de los alimentos.

“Se organizará un sistema de compra que permita el aprovisionamiento un máximo de dos veces por semana, reduciendo al máximo el contacto con el exterior”.Una única persona gestionará el almacén, que deberá ser desinfectado cada vez que se introduzca un nuevo elemento. Lo mismo sucede con la lavandería, a cargo de una íunica persona que, entre otras cosas, tenrá que “limpiar y desinfectar los cubos después de cada uso con estropajo y alcohol de 96º”.

El protocolo de LaLiga recomienda la importancia de reducir los masajes en las primeras fases de entrenamiento y durante las dos primeras semanas evitar el contacto manual de los fisios con los jugadores y tratar solo a los lesionados.

La zona de vestuarios se considera de “potencial riesgo” de transmisión, de ahí que tendrá que reducirse al máximo la presencia de personal y con plenas garantías de higiene. situándose los cubos de la ropa sucia lo más alejados posible.

En cuanto a la zona de gimnasio, se limitará a los jugadores lesionados, salvo casos justificados. Se recomienda su uso limitado y al mismo solo podrán acceder uno o dos jugadores a la vez, en función de sus dimensiones.  “Sólo se podrá hacer uso del gimnasio en la fase de entrenamientos por grupo, nunca en la fase de entrenamientos en solitario”.También existen una serie de recomendaciones para el transporte, destinado al personal indispensable.

LaLiga insta a utilizar, para ir al lugar de concentración, varios autobuses con capacidad suficiente para respetar la norma de situar como máximo a una persona cada cinco filas. Y para el transporte diario , deberá realizarse por grupos: jugadores, cuerpo técnico y resto de personal. Todos provistos de mascarilla y guantes y siendo necesaria la desinfección en cada recorrido.

Antes de empezar la concentración será necesario realizar a todos los jugadores, cuerpo técnico y empleados del club el test del COVID-19. También se especifica que 72 horas antes de la concentración tendrá que realizarse una prueba del COVID-19 con el objetivo de detectar “falsos negativos”, esto es, los casos asintomáticos.

Antes de iniciar los entrenamientos grupales, LaLiga considera que se deben realizar unos entrenamientos individuales en las instalaciones del club para acelerar la puesta a punto de los futbolistas. Se fijan una serie de recomendaciones: que los jugadores recibirán el trabajo vía telemática, que deberán ir a la Ciudad Deportiva siempre en el mismo coche, que sólo podrán coincidir dos jugadores en el césped... y que cada uno se ejercitará a un lado del campo.

Los jugadores también deberán ir cambiados de casa.En los entrenamientos grupales, se dividirá a la plantilla en tres grupos de ocho jugadores cada uno para entrenar de ,manera consecutiva en tres grupos evitando coincidir en cualquier área de las instalaciones. Se utilizarán tres vestuarios para cada sesión y en cada turno habrá tres jugadores en cada uno de ellos para garantizar el aislamiento social.

Los desayunos, comidas y cenas se entregarán en recipientes individuales  y "estos a su vez serán metidos en bolsas individuales con su nombre y dorsal” y deberán consumirse en las habitaciones de cada jugador.

permanecer en sus habitaciones para reducir el riesgo de contagio y mantener el aislamiento social más estricto. En la primera fase de entrenamiento (individual) solo habrá un fisioterapeuta y en la segunda (grupal) habrá uno por cada grupo de jugadores para realizar el tratamiento mínimo exigible.

Asimismo se recogen una serie de especificaciones para el post-entrenamiento, el trabajo en el terreno de juego, el personal necesario en cada actividad y una última fase, la de entrenamientos colectivos, que marcará “la vuelta a la normalidad”, siguiendo con las medidas de higiene más estrictas y “no bajar la guardia” hasta el final de la emergencia sanitaria-

En caso de detectar un positivo por COVID-19, se debe aislar de inmediato al interesado, realizar la prueba del COVID-19 a todo el grupo de entrenamiento, cuerpo técnico o personal que hubiese estado en contacto con él, quedando apartados hasta conocer los resultados, y proceder a la limpieza y desinfección de las instalaciones.

Etiquetas