SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

El derbi: ¿del llenazo al vacío en el coliseo zaragocista?

Este domingo tocaba el duelo Zaragoza- Huesca en una Romareda a reventar

El derbi: ¿del llenazo al vacío en el coliseo zaragocista?
El derbi: ¿del llenazo al vacío en el coliseo zaragocista?
P.S.

HUESCA.- El de este domingo fue el derbi imposible. O el de la tensa y larga espera. Zaragoza y Huesca tenían que verse las caras en el Domingo de Resurrección en el partido correspondiente a la jornada 36. Del presumible llenazo en La Romareda a la más que probable disputa del encuentro a puerta cerrada cuando se reanude el campeonato.

Un mes y cinco días después de la última jornada que ambos equipos jugaron, el torneo está pendiente de reanudarse bajo el signo de la crisis del coronavirus, con entrenamientos de confinamiento dirigidos telemáticamente y con limitación de recursos y de espacio para mantener la forma lo mejor posible.

A la espera de volver a pisar el césped -que luce espléndido tanto en los campos del IES Pirámide como en El Alcoraz, gracias a los buenos oficios de Jorge Larrosa-, ya han pasado cuatro semanas. O lo que es lo mismo, cinco encuentros que quedaron en el limbo por la pandemia y que están pendientes de recuperación: Málaga-Huesca, Huesca-Mirandés, Albacete-Huesca, Huesca-Cádiz y Zaragoza-Huesca.

Si LaLiga se reanuda a puerta cerrada, que es lo más probable, el Zaragoza perderá en este encuentro el fervor de una Romareda llena hasta la bandera y sin los escasos 300 aficionados azulgranas, que era el cupo que habría dado el club maño al oscense. Para los zaragocistas, salvada la visita copera del Real Madrid, era una de las grandes taquillas del año.

La competición se paralizó con el Cádiz líder (56 puntos), el Zaragoza pisando los talones (55), Almería y Huesca por detrás (50), Girona (47) y Elche (46) completando el grupo de los seis primeros.

Justo antes del parón, el Huesca se impuso al Fuenlabrada con un pletórico primer tiempo gracias a los goles de Okazaki y Cristo. Y que pudo ser más amplio con los dos penaltis que marraron los azulgranas.

Se rompió también el mal fario que pesaba tras encadenar trece jornadas encajando goles para volver a mantener la puerta a cero.

LaLiga que hubiera acabado en su fase regular el 21 de mayo permanece en punto muerto y sin una referencia concreta para su reanudación. Se han barajado algunas fechas, pero nadie lo sabe con certeza. El primer paso será que se despeje el panorama de la crisis sanitaria y el siguiente ir poco a poco recuperando la normalidad. El protocolo que se va a establecer para la vuelta a los entrenamientos en varias fases, hasta llegar al grupal, también necesitará tiempo y rodaje. A las once jornadas que restan de la liga regular habría que sumar otras dos o cuatro, en el mejor de los casos, para el playoff final por la tercera plaza de ascenso.

DOS EMPATES Y DOS DERROTAS EN LA ROMAREDA

Cuatro visitas ha realizado el Huesca en la última década en Segunda División. El bagaje es de dos empates y dos derrotas.

El primer derbi fue el 7 de diciembre de 2008. El Huesca se puso por delante 0-2 con los goles de Rubén Castro y José Végar, pero el Zaragoza igualó con dos tantos de Ewerthon. Es el choque más recordado por la presencia de 5.000 aficionados oscenses en La Romareda.

Subió el Zaragoza a Primera aquella campaña y ambos conjuntos volvieron a medirse en la temporada 15-16. Un duelo vibrante e intenso que volvió a acabar empatado. El Huesca logró sobre la bocina el gol de la igualada en un remate de Carlos David de cabeza y con toda su alma.

En la temporada siguiente, 16-17, un gol tempranero le dio el triunfo al Zaragoza (1-0) en la tercera jornada.

Y en la 17-18, la del ascenso del Huesca, volvió a vencer el Zaragoza por idéntico tanteo (1-0) con una Romareda llena que se frotaba las manos por la escalada de un equipo que al final se quedó con la miel en los labios. Lo contrario que al Huesca, que en aquella fase estaba sufriendo un bache, y que al final le sobraron dos jornadas tras haber logrado el ascenso en Lugo después de una vigorosa recuperación.

La de este domingo hubiera sido la quinta visita azulgrana al estadio zaragocista. Y queda pendiente para los oscenses el único signo que les falta en la quiniela en esta serie de confrontaciones: el 2.

VICTORIA VIRTUAL MAÑA

Para calentar motores, el sábado hubo un derbi virtual, con el FIFA 20, que terminó con victoria de Vigaray sobre Yáñez por 2-1. Goles de Burgui y Suárez para los blanquillos y de Okazaki para los azulgranas. El meta Cristian, en el primer tiempo, fue el salvador de su equipo. Virtual, pero real como la vida misma.

Etiquetas