SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Fernando Sarasa: "Es imprescindible el diagnóstico"

El Huesca ya está preparado para afrontar el mayúsculo reto de la vuelta a la actividad

Fernando Sarasa: "Es imprescindible el diagnóstico"
Fernando Sarasa: "Es imprescindible el diagnóstico"
S.E.

HUESCA.- El Huesca ya está preparado para afrontar el reto mayúsculo que va a suponer la vuelta a los entrenamientos y a la competición. El exigente protocolo que ha marcado LaLiga tendrá una adecuada respuesta, tal como pone de manifiesto el doctor Fernando Sarasa, jefe de los servicios médicos del club, que considera "imprescindible" el diagnóstico.

De acuerdo con las pautas establecidas, y una vez que se reciba el material para hacer las pruebas que deben llevarse a cabo de manera periódica y puntual, la idea inicial es hacer una analítica en vena a toda la plantilla y después, antes de iniciarse los entrenamientos grupales, evaluar el estado de todos y cada uno de los miembros del club que van a estar en dichas sesiones. No solo jugadores y cuerpo técnico, también el resto de personal en cada una de sus funciones así como los familiares que conviven con todos ellos.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO SOBRE LOS TRES TIPOS DE TEST QUE HAY

Se deben realizar dos tipos de tests, según explica Fernando Sarasa. El denominado PCR y el serológico.

El primero se llevará a cabo unos días antes de iniciar los entrenamientos grupales y se puede decir que se trata de la técnica estándar para detectar el virus. Necesita de un equipamiento específico y personal especializado y los resultados se conocen en un plazo de unas cuatro horas. Como ventaja, es más sensible, ya que con pocas copias se puede detectar más fácilmente, y el inconveniente es que no es rápido y no se puede hacer de forma masiva. La muestra se hace en el frontis nasal o en la faringe.

Y el segundo test es el serológico o de anticuerpos, consistente en un pequeño pinchazo en el dedo para extraer una gota de sangre. No se detecta el virus pero sí la respuesta de las personas ante el virus. No es diagnóstico pero sí dice si se ha generado o no respuesta contra el virus. Los anticuerpos están en la sangre y tiene como ventaja que es rápido y masivo. Como inconveniente, los anticuerpos se producen a los cinco o seis días de haber sido infectados por el virus. Como peculiaridad, están los anticuerpos de tipo M y los de tipo G. Estos últimos son los que establecen la inmunidad al virus. Con este test se podrá comprobar si el jugador (o quien sea) está en periodo de defensa o ya ha generado inmunidad. Se considera muy importante saber quiénes están inmunes al virus.

El mismo Fernando Sarasa comenta que en estos momentos ningún integrante de la plantilla tiene síntomas ni está enfermo, aunque admite que posiblemente en el mes de febrero pudo haber pasado alguien la enfermedad pero sin poder acreditarlo porque no se realizaron pruebas y ni por asomo se pensaba en la dimensión que tendría la pandemia. "El que haya pasado el virus, ni estará infectado ni será infectante. El escenario ideal sería que todos lo hubieran pasado porque de ser así sería muy difícil que lo volviesen a tener".

Si algún miembro de la plantilla o empleado del club presenta síntomas o sale positivo, irá a cuarentena durante un periodo de quince días, momento en el que será objeto de nuevos tests para acreditar su recuperación. Las pruebas se repetirán cuantas veces sea necesario y con seguridad también antes de volver a la competición.

Lógicamente, además de estas pruebas va a existir mucha pedagogía por parte de los servicios médicos hacia plantilla y empleados para que sigan de forma estricta todas las instrucciones. De hecho, jugadores y técnicos ya han recibido videos y documentación para llevar a cabo las tareas de prevención, que son fundamentales, con todo detalle sobre las pruebas a las que tendrán que someterse y los protocolos de higiene y seguridad que tienen que seguir. Distancias interpersonales, mascarillas, guantes, constante lavado de manos, desinfección de todas las instalaciones, limpieza de ropa, geles asépticos, uso de material desechable y un largo etcétera de requisitorios.

"UNA SITUACIÓN ABSOLUTAMENTE NUEVA"

Admite Fernando Sarasa que, a pesar del trabajo que han realizado los futbolistas en sus domicilios durante estas semanas, la inactividad en el campo de juego tendrá que combatirse con labores de prevención porque los riesgos ante las lesiones van a ser mayores. "Es una situación absolutamente nueva para todos, pero qué duda cabe que es mejor entrenar la carrera en tapiz, con posibilidad de cambios de ritmo o de dirección. Hay que ser muy prudentes en el comienzo, con sesiones explosivas más controladas y habrá que dosificar esfuerzos. Con partidos tan seguidos lógicamente habrá que utilizar muchas rotaciones. Con lo cual, la importancia de todos los jugadores va a ser mucho mayor", apunta Sarasa.

Precisamente la intensidad del calendario, con partidos cada 72 horas y elevadas temperaturas, va a obligar a los servicios médicos "a estar muy encima". "Vamos a tener faena preventiva y Dios quiera que poca terapéutica, aunque estamos preparados para ello", señala Fernando Sarasa.

No cree, sin embargo, que el confinamiento haya afectado psicológicamente a la plantilla. "Como a cualquier ser humano, estar encerrado no viene bien a nadie. Pero también tiene su lado positivo para tener más tiempo para la lectura, la reflexión y otro tipo de actividades que normalmente dejas más apartadas. Aunque ahora con las redes sociales, los jugadores están muy unidos a todo el mundo. No hay que dramatizar. Estamos muy en contacto con ellos y están bastante bien".

Al mismo tiempo, desde el club se ha hecho hincapié en la importancia del confinamiento. "Tenemos que ser solidarios, tener cuidado porque los hospitales están saturados y no podemos correr ningún riesgo y por respeto a la sociedad, a los sanitarios y a las personas mayores. Ha habido que hacer pedagogía y seguiremos haciéndola. Pero en nuestro caso, estoy encantado con todos y cada uno de los futbolistas y cuerpo técnico, lo han aceptado y entendido perfectamente, han seguido los consejos y el trabajo del cuerpo técnico, por lo que me han dicho, están respondiendo muy bien a los entrenamientos, están haciendo unos tests para ver su tolerancia a los trabajos y veo que los chavales han seguido muy metidos. Nadie ha desconectado, creo que todo lo contrario, porque son conscientes de que todos van a tener minutos con total seguridad. Tienen que estar muy preparados, son once partidos como mínimo y están en el escaparate otra vez. Los noto muy motivados. Si no fuese así, sería un problema para ellos".

No oculta mostrarse partidario de que los jugadores pudieran volver ya a entrenar. "Lógicamente tenemos que ser respetuosos y solidarios con las medidas del Gobierno porque es una lucha en la que estamos todos involucrados. Pero también considero que tratándose de deportistas profesionales, entrenando en campo abierto, no hay ningún riesgo para nadie y ante cualquier eventualidad tenemos medios para tratarlos".

Etiquetas