SD Huesca

JUGADORES

Álvaro: "Para los porteros esta situación es más complicada de llevar"

El guardameta del Huesca habla de llegar "muy enchufados" a las once jornadas que quedan

Álvaro: "Para los porteros esta situación es más complicada de llevar"
Álvaro: "Para los porteros esta situación es más complicada de llevar"
R.G.

HUESCA.- El portero de la SD Huesca Álvaro Fernández, que vive soloen su domicilio el confinamiento, destaca la dificultad que van atener los guardametas en la vuelta a la actividad ya que, recuerda,“el puesto de portero requiere de un entrenamiento más específicoy en casa aún es más difícil de llevar ya que no podemos hacercaídas, ni juego aéreo, ni con los pies. Los que estamos solostampoco tenemos a nadie para que podamos hacer siquiera unosblocajes. Es más complicado de llevar, tendremos que estarenchufadísimos las semanas que tengamos de preparación para cogerel tacto con el balón y llegar muy metidos al primer partido”.

No oculta que se leva a hace"r extraño tener que jugar a puerta cerrada y que exigiráun máximo grado de concentración, una experiencia que vivió lapasada campaña en un amistoso con el Levante para ocupar la fechaque dejaba libre el calendario por estar el Reus fuera de lacompetición. “Sí va a afectar a la concentración. Recuerdo aquelpartido en el que impactaba jugar en un campo como el Ciudad deValencia con las gradas completamente vacías. También impresionabaoír desde mi portería al portero contrario cómo arengaba a susjugadores. Entendía perfectamente lo que les decía. Algo que en unpartido normal no ocurre. Vamos a tener que ser muy profesionalespara estar los noventa minutos concentrados porque cuando juegas congente, ya sea a favor o en contra, el hecho de recibir ánimos de lostuyos o silbidos si es de la afición contraria te hace motivarte yestar concentrado al cien por cien los noventa minutos. Tendremos queponer de nuestra parte para que la concentración fuera como si de unpartido con gente se tratara”.

Álvaro Fernándezcontempla de forma positiva la posibilidad de vivir en régimen deconcentración las once jornadas que restan de competición. “Puedeser muy bueno para la plantilla ya que llevamos mucho tiempo sinvernos, cuando estamos acostumbrados a convivir todas las mañanasjuntos. Creo que va a beneficiar al equipo estar con los compañeroslas 24 horas y también porque nos vienen once partidos muy exigentesy necesitamos de toda la plantilla. Si estamos juntos el equipo aúnse va a fortalecer más y nos vamos a conocer más tanto dentro comofuera del campo para afrontar esos partidos de la mejor maneraposible”.

El arquero azulgranareconoce que el aspecto físico y el psicológico van a jugar unpapel muy importante en la vuelta a la actividad. “Ambos van a sercruciales. El aspecto físico, porque se van a tener que jugarpartidos cada tres o cuatro días y vamos a necesitar de toda laplantilla porque es muy complicado que un jugador pueda disputar esosonce partidos en un periodo de tiempo tan corto. Todos vamos a tenerque estar muy enchufados para competir cuando el míster lo veaoportuno. Para cuando juguemos ojalá la situación en España sehaya reducido, pero no se habrá acabado por completo. Eso te va ahacer que llegues más preocupado a los partidos porque sabes que haygente que sigue teniendo unos problems gravísimos. Tendremos queponer todo de nuestra parte para que al menos durante 90 minutos nopensemos en otra cosa que no sea fútbol”.

Álvaro ha destacadola respuesta de la plantilla a la reducción de salario que propusoel club. “Fue muy positiva y muy rápida, para bien. Cuando loscapitanes nos propusieron lo que habían hablado con el club, todoslos jugadores creímos que era algo positivo, algo que no perjudicabamucho ni al club ni a nosotros mismos. Dimos rápido el OK, ellos selo transmitieron al club y entre todos llegamos a un acuerdo”.

Admite el jovenjugador riojano que, aunque vive solo en casa y ya pasó estaexperiencia en el Mónaco y en el Extremadura, el hecho de ver tantasnoticias negativas, lo más difícil de llevar en estos momentos es“no tener cerca el cariño de los míos, no es lo mismo vivir estosmomentos sin estar todos juntos”.

Afirma estar “muybien” en el Huesca desde el día que llegó, “noté que el clubhabía hecho una apuesta importante por mí, que sabían de miscaracterísticas y del potencial que podía dar. He notado el cariñode la afición muy rápido. Desde el primer día que pude jugar conesta camiseta, sobre todo en El Alcoraz, vi la pasión que tiene lagente de Huesca por el club. Y en mi caso, creo que he caído muybien tanto por mi forma de jugar como por mi personalidad, lo notomuchas veces en los entrenamientos o después de los partidos con lagente que se queda a felicitarnos o a darnos ánimos. Quizás porquesea yo el jugador que más cerca estoy de la grada, escucho la mayorparte de los comentarios que llegan y son muy positivos. Mi intenciónes conseguir el ascenso este año y el que viene defender la porteríade la SD Huesca en Primera División. No hay nada mejor ahora mismopara mí que poder conseguir eso”.

Esta temporada hasido un fijo en las convocatorias de Luis de la Fuente para laselección Sub-21, que el próximo año tendrá como objetivo losJuegos de Tokio que se han aplazado. “Creo que sí puedo ir, almenos tengo papeletas para entrar en la convocatoria. Evidentemente,sé la competencia que tengo, hay varios porteros que estáncompitiendo muy bien y que están en grandes equipos, pero yo tambiénsé que estoy haciendo una buena temporada y que también cuento parael míster. Por tanto, diría que en esos juegos de 2021, si todosigue así y puedo seguir compitiendo, que es muy importante, puedoentrar en esa lista tan reducida de 18 jugadores”.

Sin pestañear haafirnado Álvaro que su referente como portero es Iker Casillas.“Desde que tengo uso de razón recuerdo tener un total fanatismopor él, coleccionaba todas sus camisetas cada temporada cuandojugaba en el Real Madrid, he tenido la suerte de haber hablado porteléfono con él, no lo conozco personalmente pero cuando fiché porel Mónaco hablé y me felicitó y me dio su camiseta cuando jugabaen Champions con el Oporto. Tener un ídolo como Iker y haberlopodido sentir tan cerca, es algo brutal”.

Su envergadura ycondiciones le situaron en la portería, aunque fue en el segundo añode jugar a fútbol. “Con cinco años, el primero que jugué, no eraportero sino defensa. Era el más alto del equipo y físicamentepredominaba un poco más sobre el resto y tampoco me pasaban mucholos delanteros, era buen central. Pero recuerdo que en mi casa,cuando llegaba, me ponía en mi habitación y con un pelota pequeña la tiraba contra la pared y hacía como que me tiraba, hacíaparadas y cuando en los entrenamientos no venía el portero me poníayo, incluso cuando necesitaban dos porteros también, me ponía yo.La temporada siguiente, con 6 años, mi entrenador también me animóa que me pusiera porque vería que no lo hacía del todo mal, Y yo vique también me encantaba y hasta hoy”.

Está a punto determinar el curso de Nivel 1 de entrenador, aunque señala que “sien un futuro soy entrenador, lo seré de porteros”, para centrarseen sus tres o cuatro guardametas específicos en lugar de tener quelidiar con toda una plantilla al completo.

En ese terrenopersonal, en el que ha mostrado que todavía tiene puesto el árbolde Navidad y que tiene la intención de dejarlo para lo poco quequeda para la próxima, ha mandado un mensaje a los veteranos de laplantilla como Pulido por la música de los 90 que ponen. “Sipudieras entrar en el vestuario y ves las cancioncitas que nos ponede vez en cuando, le digo que si es para salir motivado o para salirllorando. Pone muchas veces canciones de los años 90, cuando Sergioy yo ni habíamos nacido. Hay algunas que no las he escuchado en mivida. Las pone y ves a Mikel Rico, Pedro López... los másveteranos, y yo cojo, me pongo los auriculares y escucho mi música.Desde aquí le mando un recadito a Puli, que actualice un poco laplay list y si no que me deje ponerla a mí que le voy a poner unostemazos para salir motivado”.

Dos partidosespeciales destaca Álvaro Fernández, el de su debut en PrimeraDivisión con Osasuna en El Madrigal con solo 18 años, “fueimpactante”, y el derbi contra el Zaragoza que vivió con el Huescael pasado mes de diciembre, “hasta ahora no había disputado nuncaun derbi y ves lo que te estás jugando y a quién representas. Cómoese día Huesca se paralizó para arengarnos a nosotros, cómo fuecuando llegamos al campo, cómo jugamos el partido y cómo estaba lagrada”.

Su mejor parada larecuerda ante el Oviedo, “fue un cabezazo potente, desde muy cerca,venía desde el primer palo, de recorrer prácticamente toda laportería y me pilló a mano cambiada y saqué una mano muy buena”.Y el mejor gol se lo hizo Lautaro Martínez, ahora en el Inter, en unEspaña-Argentina con la selección Sub-19, “se fue de dos o tres ymetió un disparo cruzado bastante fuerte”.

Recuerda que estatemporada le han lanzado seis penaltis y ha detenido tres, “unporcentaje bastante bueno” en una acción en la que toda la ventajaes para el lanzador ya que “para un portero parar un penalti escomo para un delantero marcar un gol”.

Etiquetas