SD Huesca

ANÁLISIS

Sensaciones positivas de los "adrianes" del Huesca

Mallén y Sipán esperan con ganas la vuelta a la actividad

Sensaciones positivas de los "adrianes" del Huesca
Sensaciones positivas de los "adrianes" del Huesca
S.E.

HUESCA.- Los "adrianes", Mallén y Sipán, son los más jóvenes pero al mismo tiempo los más veteranos del cuerpo técnico del Huesca como entrenador de porteros y analista respectivamente. Mallén cumple su novena temporada en la primera plantilla -es el más joven preparador de guardametas de la categoría- y Sipán ya va por la quinta. Ambos son también producto de la cantera azulgrana.

El que más complicado lo está teniendo es Adrián Mallén. "David (Porcel) y Jordi (Carracedo) son los que dirigen la preparación física. En mi caso, trabajo con los porteros analizando videos para hacer correcciones tácticas. Para los porteros esta situación es más complicada. Poder hacer un día cuatro blocajes no es un entrenamiento específico, eso solo sirve para quitarte el mono. No se puede hacer juego con los pies, blocajes, juego aéreo, caídas o saltos. Es como el mes de verano, por mucho que vayas a correr, nadie te chuta, nadie te centra... es el hándicap de los porteros".

Es importante, "intentar tener la cabeza lo más ocupada posible y no dejar de pensar en fútbol porque esto no ha acabado y hay que seguir evolucionando para que cuando volvamos no nos resulte nada extraño. Como nosotros están todos los equipos".

Mallén percibe buenas sensaciones. "La gente, para ser una situación nueva y extraña, está con unas ganas de volver increíbles. Esas ganas hacen que en casa te quieras subir por las paredes y hacer más cosas".

Esa misma ilusión y la fuerza del colectivo va a ayudar a un regreso positivo. "Si se dice que en una semana se pueden jugar hasta dos o tres partidos, la clave no va a estar en que doce o tres jugadores se encuentren a plena forma. Se trata de que el máximo de jugadores del grupo estén preparados y el equipo que mejor llegue en su totalidad estará arriba".

Cuando apunta a contemplar rotaciones, no solo se ciñe a los jugadores de campo sino también a la portería. "Cuando se paró la competición estábamos muy contentos con los tres porteros, todos estaban para participar y cualquiera de los tres estará disponible para entrar. Tanto Álvaro como Rubén e incluso Antonio, que estaba a un nivel excepcional. Y no hay que pensar que el que empiece jugando va a jugarlo todo. Creo que va a haber mucha rotación, incluso en la portería".

Adrián Mallén considera que el nuevo horizonte va a ser como "una liga express" con once jornadas y con escaso margen de error. "Para bien y para mal, si en un partido las cosas no te salen como te esperas, tienes la suerte de que en dos o tres días vas a tener la posibilidad de una nueva reválida. Además del nivel físico, la fortaleza mental y la del grupo va a ser clave para el éxito. El que antes se ponga las pilas y empiece a caballo ganador, tendrá más papeletas".

Además de la constante comunicación interna, Mallén está participando en encuentros con entrenadores de porteros de la categoría e incluso de otros que están trabajando en el extranjero. "Todo ayuda para evolucionar y compartir ideas", observa.

SIPÁN: "SOLO HAY BUENAS PALABRAS PARA MÍCHEL"

Es la quinta campaña de Adrián Sipán como integrante del cuerpo técnico del primer equipo, donde es uno de los analistas que están a las órdenes de Míchel. Superada la incertidumbre que marcó la crisis del coronavirus al comienzo, señala que se ha estabilizado una línea de trabajo, a nivel individual y colectivo, y en su caso el trabajo consiste en recuperar acciones de partidos y entrenamientos para que los jugadores, de acuerdo con las indicaciones del entrenador, trabajen los conceptos tácticos y no desconecten.

"Tratamos de anticiparnos al inicio de los entrenamientos", señala Sipán, que apunta también a pensar en los rivales a los que tendrá el Huesca en las once jornadas que faltan. Bien entendido que "en dos meses pueden cambiar mucho los equipos y tampoco sabemos cómo van a afrontar la recta final con partidos cada tres días".

Adrián Sipán destaca asimismo el reparto de funciones de Míchel con sus ayudantes. "Solo puede haber palabras buenas hacia él. Desde que llegó, en la primera reunión dejó claro que iba a contar con nosotros en muchos aspectos, tanto de entrenamientos como de videos, y lo estamos viendo. Cada uno tenemos nuestra parcela de trabajo y cuando nos juntamos por las tardes todos hace que todo sea muy llevadero. La organización es buena y él hace que todo sea de todos. Al final tratamos que el trabajo de la semana de sus frutos".

De las charlas mantenidas entre Míchel y los jugadores desprende "una respuesta muy positiva" en un momento complicado para poder trabajar "ya que no es lo más adecuado estar así pero sabiendo que buscamos lo mejor".

Sipán afirma que el equipo está muy ilusionado para volver "porque justo cuando se paró la competición éramos el equipo que más distancia física había recorrido de toda la liga, los chicos están trabajando muy bien y tenemos una plantilla espectacular para competir. Y también estamos con muchas ganas de que todo se solucione, de que las víctimas y los contagios vayan para abajo y será "una buena señal para volver a la vida normal poco a poco".

Tampoco oculta sus dudas sobre el fútbol a puerta cerrada que viene. "A nosotros particularmente está claro que necesitamos a nuestra afición, que jugar en El Alcoraz es muy bonito para los jugadoers y si se reanuda la liga a puerta cerrada va a ser un hándicap que vamos a tener. Tendremos que utilizarlo a la inversa, saber que hay mucha gente que no puede ir al fútbol y habrá que luchar en el campo pensando que lo están dando todo viéndolo por la tele".

Considera Sipán que el ánimo de la plantilla es bueno y que todos se van a sentir protagonistas. "Míchel ya ha dicho en muchas ruedas de prensa que para él todos son importantes y van a tener su oportunidad, que los necesitamos a todos y se ha ido viendo. Jugadores que han entrado, han salido, han tenido su rendimiento y eso para estas semanas que nos quedan va a ser crucial porque son once jornadas en muy poco tiempo", concluye el analista.

Etiquetas