SD Huesca

PROFESIONALES

Chera, el secundario del Huesca que tiene la misión de actor principal

El utillero del equipo azulgrana tiene "respeto pero no miedo" en la primera línea de fuego

Chera, el secundario del Huesca que tiene la misión de actor principal
Chera, el secundario del Huesca que tiene la misión de actor principal
SDH

HUESCA.- No hay tregua en la sala de máquinas del Huesca, donde el trabajo se ha multiplicado con la vuelta a los entrenamientos y los secundarios han pasado a cobrar el protagonismo de los actores principales. Uno de ellos es José Luis Tosat, Chera, ex jugador azulgrana y en los últimos años al frente de los utilleros.

En la primera línea de fuego, con el contacto permanente con todo el material e indumentarias que utilizan los futbolistas, y con la permanente obligación de realizar tareas de desinfección, afirma no tener ningún temor. “Más que miedo, hay que tener respeto. Se han establecido unas normas y nuestra obligación es cumplirlas. Y en eso estamos. Respetamos las distancias de seguridad y las exigencias sanitarias que marca el protocolo. Todos queremos que las cosas se hagan bien. Es cierto que nos marcan muchas reglas y que hasta ahora habíamos trabajado mucho por tenerlo todo a punto. Pero la verdad es que nunca como lo estamos haciendo ahora. Todo es bienvenido para ir avanzando. El Huesca, que ha puesto todos los medios, quiere hacer las cosas bien y nadie quiere que el club sea señalado. Por eso lo estamos llevando todo a rajatabla”, afirma Chera.El utillero jefe antepone el club a cualquier personalismo.

“El Huesca quiere cumplir con el protocolo a la perfección y nosotros estamos para eso. Pedro (Gracia), como coordinador, está metiendo muchas horas en esta labor y nosotros debemos responder con nuestro trabajo también para que cada balón, cada pica, cada cono y cualquier material que utilicen los jugadores esté desinfectado y listo para su uso, lo mismo que las botellas de agua personalizadas”, indica.

A pesar del ritmo vertiginoso con el que se tienen que desenvolver para tener el material en perfecto estado de revista en la vuelta a los entrenamientos, los de la semana pasada individuales y los que vienen ahora ya grupales, “tenemos la suerte de disponer de dos campos juntos, que para nosotros es un lujo y una clara muestra del crecimiento que ha experimentado el Huesca porque pocos equipos tienen así la instalación”.Destaca asimismo la buena gestión del club ante el covid “porque no falta de nada”, observa, en cuanto a mascarillas, guantes y material de desinfección. Lo mismo que la provisión de equipamientos, que no ha sido necesario ampliar porque cada futbolista ya contaba con tres  recambios, de ahí que no haya supuesto ningún quebradero de cabeza este nuevo panorama.

A fin de cuentas, “lo mismo que yo, todos queremos empezar y acabar, que es lo más beneficioso para el fútbol. Y para eso hace falta el esfuerzo que estamos haciendo, cuidando de todos los detalles”.

“El Huesca se ha portado muy bien. Conozco muy bien al club, he jugado en él, y hay que valorar cómo están aguantando esta situación. El Huesca siempre ha cumplido y con 92 trabajadores cualquier empresa en esta situación habría hecho un ERTE con todos. Es muy de agradecer el comportamiento que han tenido con nosotros”, asegura.

Chera tiene un buen olfato, la percepción de futbolista, el sexto sentido y el ojo clínico para percibir las sensaciones que le transmiten los actores principales del espectáculo. Lo que ha visto esta primera semana de vuelta a los entrenamientos no puede ser más favorable. “La predisposición con la que han vuelto los jugadores es de diez. Todos teníamos muchas ganas de volver y ellos lo han demostrado con una ilusión y una motivación máxima”.

“Va a ser una liga de once partidos y a ver quién es el que más puede. Si el Huesca queda primero, seguro que sube. Es como pensar que todo lo que has hecho hasta ahora no vale. Puedes coger una pájara y te quedas fuera”, destaca Chera, al tiempo que valora el trabajo de Míchel y sus ayudantes. “Confío muchísimo en el cuerpo técnico. Están trabajando muy bien. Después de dos meses en casa y la vuelta a los entrenos se está viendo que lo tienen todo muy bien planificado. Los jugadores no han parado, y lógicamente no es lo mismo estar en casa que ir al campo para correr y tocar el balón. Los futbolistas tienen un ‘amigo’ que es el balón. Si las cosas van bien y no pasa nada raro, estaremos arriba”.

Todavía “caliente” el anuncio de las fiestas laurentinas, como buen oscense, Chera está convencido de que “habrá un San Lorenzo paralelo porque algo habrá y la gente saldrá a la calle. Tampoco hay que olvidar que la gente esta concienciada de la situación que hay porque se ha parado el mundo. Pero el fútbol tiene mucha capacidad para volver a empezar y en eso estamos”.

Confía, en fin, en que “el Huesca ponga la guinda con el ascenso a Primera División y nos haga vivir esas fiestas de San Lorenzo que se han suspendido”.

Etiquetas