SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

La afición, a favor de acabar

Desde las peñas del Huesca comprenden la necesidad de completar la liga

La afición, a favor de acabar
La afición, a favor de acabar
R.G.

HUESCA.- La competición en Primera y Segunda División volverán la semana del 8 de junio y, aunque no se conoce la fecha exacta de regreso, lo que es seguro es que los partidos para completar la temporada 2019/2020 se disputarán sin público en las gradas. En las peñas del Huesca hay unanimidad sobre la necesidad de finalizar las ligas sea como sea, aunque gran parte de los hinchas sienten que el fútbol sin aficionados solo deba darse en situaciones extraordinarias como la actual.

Así lo ve, por ejemplo, Sergio Martínez, de la peña 15/06, para quien hay algo que está claro. "Yo no entiendo el fútbol sin aficionados", afirma con rotundidad. "El aficionado es el que alienta al jugador, el que siente el club, el que siente los colores". Pero es consciente de que hay que "entender que una cosa es lo que piensen los aficionados y otra, que el fútbol no deja de ser un negocio que necesita volver".

De hecho, advierte de que no completar el curso supondría "unas pérdidas inasumibles para la mayoría de los clubes". Por lo tanto, indica que "si han decidido que se juegue sin espectadores, habrá que asumir que durante un tiempo no se podrá ir a las gradas".

Para Martínez "será raro" ver partidos con gradas vacías, como ya ha comprobado con la liga alemana, ya que "la afición es una de las salsas del fútbol". "Da la sensación de que te han quitado una parte de la temporada, además la más bonita, en la que, por ejemplo, el Huesca está luchando por subir a Primera División". Y, como "los sentimientos no se pierden, va a tocar animar desde la lejanía".

Por su parte, Fernando Lobera, de Fenómenos Oscenses, comprende la necesidad de jugar sin público por dos motivos: "el fútbol es una industria que mueve millones y mucha gente" y se jugará con los estadios vacíos "porque hay que preservar la salud de todo el mundo, incluida la de los artistas, que en este caso son los jugadores".

Recuerda que los futbolistas "no dejan de ser los trabajadores de una empresa, como lo son un albañil o un fontanero, y van a trabajar", así que, "si les hacen los test pertinentes y no hay ningún problema", no ve "ningún inconveniente en jugar los once partidos que quedan y acabar la liga porque los clubes se están jugando mucho".

En definitiva, Lobera ve "muy bien que se juegue sin público porque hay que primar la salud y las autoridades sanitarias dicen que, si no se puede, no se puede", aunque admite que será "raro" para aficionados y jugadores. "Será como un entrenamiento en el que te estás jugando mucho".

QUE LA SIGUIENTE CAMPAÑA SEA CON PÚBLICO

Por parte de Pim Pom Fuera, Francisco Tabueña señala que le parece "bien jugar para acabar la liga". Bajo su punto de vista, sería posible que hubiera público en las gradas "si la gente mantiene la distancia de seguridad y lleva mascarilla", pero entiende que "la gente es muy libre de hacer lo que quiera y no la puedes controlar".

Por lo tanto, Tabueña ve con buenos ojos finalizar esta temporada en estas circunstancias y muestra su optimismo para que, "cuando empiece la nueva en septiembre u octubre se haga con público, porque el fútbol sin aficionados no es lo mismo".

Al igual que hay diferencia entre animar en el campo y desde fuera "porque los jugadores no sienten lo mismo cuando les alientas desde la grada". "Acabar la liga para que se ajuste la clasificación a mí me parece bien. Acabamos la liga y el año que viene ya se plantearía cómo hacerlo, yo creo que si lo organizas con público se puede hacer y, si ya tenemos un tratamiento para la enfermedad, sería genial. Pienso que la vida normal tiene que llegar más pronto que tarde", concluye.

Y Alberto Pérez, de Alcorazados, asegura que "es entendible que quieran jugar porque hay mucho dinero en juego", además de que, bajo su punto de vista, terminar el campeonato "sería lo más justo". No obstante, no contemplaría que la siguiente temporada se iniciara sin aficionados en las gradas. "No me parece mal que se acabe esta liga, pero sí me lo parecería que se empezara la siguiente sin público".

Para él, "el fútbol pierde su sentido" si los aficionados no pueden ir al campo y deben ver los partidos por televisión. No obstante, es consciente de que "pase lo que pase, alguno se va a enfadar, se acabe la liga o no", por lo que lo mínimo es que "no se ponga en riesgo la salud de nadie". "Tiene que acabar la liga, pero estamos en una circunstancia excepcional y a ver qué pasa con la siguiente, porque también tendrá que empezar más tarde".

Etiquetas