SD Huesca

HUESCA B

Dani Aso: "Ayudar al club supone un orgullo para mí"

El nuevo entrenador del filial destaca la "estructura" de la base del Huesca

Dani Aso: "Ayudar al club supone un orgullo para mí"
Dani Aso: "Ayudar al club supone un orgullo para mí"
P.S.

HUESCA.- Dani Aso dirigirá al Huesca B en su estreno en Tercera División la próxima temporada. El jacetano sustituye a José Luis Toa en el cargo y regresa tras un año "en blanco" para poner su "granito de arena" en el proyecto del filial azulgrana con la meta de consolidar al equipo y ayudar a los canteranos oscenses a crecer.

El técnico, que fue futbolista del Huesca durante tres temporadas, del 2001 al 2004, y asegura a este medio que no tuvo dudas cuando recibió la oferta por la oportunidad que le presentó la entidad oscense. No solo por ser altoaragonés y por haber vestido la camiseta del equipo, también porque lo considera "el sitio idóneo para trabajar", acompañado por "una estructura cada vez más profesional". "Para mí, desde el primer momento supone una gran satisfacción y un orgullo ayudar al club y trabajar de la mano, y vengo dispuesto a dejar mi granito de arena para que el club sea cada vez más grande".

El jacetano no entrenó este último curso. Fue un descanso que le vino bien tras toda una vida en el mundo del fútbol: jugó toda su vida y cuando se retiró, en 2011, pasó de ser jugador a entrenador en el Sabiñánigo, club en el que militó seis temporadas como futbolistas y otras seis como técnico. Después dirigió dos campañas al Teruel, con ascenso a Segunda B en la 17/18 y descenso a Tercera hace un año. Este parón le ha ayudado a cargar pilas para regresar a los banquillos. "Me hacía falta parar, ver el fútbol desde fuera, que también se aprende mucho, coger fuerzas y esta llamada te hace estar feliz y con ganas de volver a trabajar".

Ahora, Aso tiene claro que "el objetivo es ir creciendo como club". El entrenador azulgrana comenta que el fútbol base del Huesca "está cada vez más organizado" y recuerda que los primeros equipos juvenil, cadete e infantil están en sus respectivas máximas categorías. Tener al filial en Tercera es un paso más, ya que "el jugador puede ver el pasito de llegar al fútbol profesional un poco más cerca".

El jacetano sabe que "el futuro irá marcando" la trayectoria del Huesca B y de los canteranos oscenses, y para que ésta sea buena ve fundamental "trabajar en equipo y apoyarte mucho en la estructura que tiene el club". Asimismo, destaca la "ambición" tanto de la entidad como de él mismo, aunque sabe que "hay que ir pasito a pasito, primero andar y luego correr".

Y tiene claro que ver en un futuro próximo a un futbolista de la cantera en el primer equipo del Huesca sería "un orgullo". "Para todo el mundo que trabaja en la base el objetivo es que gente que empieza desde abajo vaya subiendo escalones y un día pueda llamar a la puerta del primer equipo. Eso sería un orgullo para todo el club y es un proceso largo que han empezado años atrás y poco a poco se va consolidando, pero con la creación de la ciudad deportiva, la residencia y ese tipo de cosas esperamos que en el futuro no se vaya un jugador, sino que sean varios del primer equipo los que vengan procedentes de la cantera".

TOA, "UN NUEVO RETO"

José Luis Toa ha sido el entrenador que ha llevado al Huesca B de Segunda Regional a Tercera División con tres ascensos en tres años y ahora cambia de aires, pero no de club, para afrontar "un nuevo reto": dirigir al juvenil en División de Honor.

El técnico se marca como objetivos "consolidar al equipo en la categoría y que los jugadores puedan dar un paso más en sus carreras de cara al futuro", aunque lo que más le gustaría por encima de todo sería que alguno de ellos "pueda llegar al primer equipo".

Toa recuerda que "en División de Honor están las mejores canteras" y menciona a clubes como Barcelona, Espanyol o Mallorca, que ya se enfrentan al Huesca el curso pasado. "Son equipos que están en la élite y seguro que dentro de unos años algunos de sus jugadores estarán formando parte de las primeras plantillas". "A nosotros nos falta consolidar bien esa categoría y trabajar para ver si en un futuro somos capaces de ver que un jugador de la plantilla del primer equipo ha salido del fútbol base", anhela Toa.

El entrenador azulgrana afronta esta nueva etapa "con la máxima ilusión", sobre todo porque continúa en su Huesca. "El club tiene una dirección deportiva y es la que decide y considera lo que cree mejor para el club. A mí me propusieron la idea de entrenar este año al División de Honor, yo estoy en el equipo que me gusta estar y si el club considera que donde yo puedo aportar más es en el División de Honor, encantado y a trabajar al máximo para que salga bien este nuevo reto".

Etiquetas