SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Deberes: ver el vídeo de Ferreiro

El Huesca cambia el chip
El Huesca cambia el chip
SD.HU.

Todo el mundo trabaja para todo el mundo. Es la máxima de la novela de Aldous Huxley en el espectral planeta de la felicidad impostada. La Sociedad Deportiva Huesca ha de plantearse una tarea todas las mañanas antes de entrenar: ver el vídeo del partido de David Ferreiro de este domingo. Porque fue una exhibición de calidad, de entrega y, sobre todo, de inteligencia. Aprovecha hasta la última molécula de sus recursos, de los físicos, los tácticos y los técnicos. Y por eso sobresale dentro de un grupo que ha jugado poco a fútbol-sala, porque no han debido tener un entrenador que les diga que, con cinco cambios, hay que morder intensamente desde el segundo 1 hasta el seis mil, ahora que los encuentros duran cien minutos. En el conjunto que irrumpió este domingo en el Carlos Belmonte, había dosis de indolencia, de desconfianza, de nerviosismo, de apatía... Como si no hubiera habido parón. Como nos despedimos hasta el reencuentro. Y eso que el once parecía "molón", atacantes a barullo que fueron eso, a barullo. Sorprendente la ausencia de quien lleva racha goleadora (Mir) y del eje de la salida (Mosquera) La previsibilidad del dibujo de Míchel alcanza a la confianza de los rivales de que, tarde o temprano, llegará la pifia. En los dos últimos choques, cuatro tiros a puerta, cuatro goles, y de ellos tres en errores kilométricos, si consideramos que el inaugural de ayer no arribó equivocación mediante. Más bien me pareció infortunio y mal marcaje.

Pero este domingo, que pintaba exactamente igual que en la ida cuando Tomeu Nadal dio un mitin de pérdida de tiempo ante la pasividad de Ocón (el recital de faltas del Alba fue insufrible y sin la sanción pertinente), la lotería fue favorable. Primero, porque Ferreiro ha recobrado el tono en el servicio de hace dos años. Segundo, porque Okazaki es muy listo y Mir es irrenunciable. Si puede aguantar los cien minutos, que lo haga, porque no sólo marca sino que descompone a los defensas. Pero, para ganar a Cádiz y Zaragoza, hay que elevar el listón, la viveza y la solidaridad.

Etiquetas