SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Míchel, con "sensación de frustración", pero pensando ya en el derbi

Vio un "buen trabajo" del equipo y dos puntos que volaron en "una acción aislada"

Míchel, con "sensación de frustración", pero pensando ya en el derbi
Míchel, con "sensación de frustración", pero pensando ya en el derbi

El técnico del Huesca, Míchel Sánchez se quedó con sensación “de frustración” por el empate obtenido por el Cádiz en el minuto 96 y “por el trabajo del equipo” que quedó sin premio. “Estamos a 6 y 7 puntos. Hay que ganar en Zaragoza y luchar por los 3 puntos para estar en la pelea ascenso directo. Si no, habrá que lucha por el playoff” reconoció sobre la situación.

Para Míchel, el Huesca había “perdido 2 puntos en acción aislada” y después de realizar “un gran trabajo” ante un Cádiz al que considera “el mejor de la categoría, con mucha dinamita arriba y que te hace la vida imposible”. Vio el partido “controlado en todo momento” y solo vio sufrimiento en ese final.

Para el entrenador el empate “no cambia nada” y el Huesca sigue “con toda la ilusión, el trabajo es bueno. Dará recompensa si hacemos las cosas bien. No hay tiempo para lamentaciones, hay que levantarse”, dijo y recordó que restan siete partidos, en los que toca pelear por recortar.

Reconoce que es fundamental el derbi y estarán en “pelea para todo si ganamos. Esa es la ilusión”. Míchel reconoció que hay que mantener la “confianza y la moral” y por ello pide que lo de hoy sólo dejó “un ratito jodidos”, pero deben “levantar el ánimo y despejar las cabezas. Es otra final por delante y hay que afrontarla”.

Míchel reconoce que podían “tener 2 puntos más y no los tenemos”. Pero cree que “no hay que echar la vista atrás”. Mirando al derbi, destaca que todos quieren jugar y que ganar les “mantendría en la pelea por todo”.

Mïchel quiso poner en valor el “gran trabajo” del equipo. “Hoy el equipo ha trabajado bien, como queríamos. Les ha costado hacernos ocasiones”, subrayó el entrenador. Y destacó la importancia de pensar “desde en el derbi, con motivación y ganas”.

Comentó sobre la acción del empate del Cádiz que no se debe personalizar y que hay que entender que el fútbol es juego de errores. Ahora toca trabjar para “ser un equipo más fiable” y que “tenga concentración durante los 96 ó 97 minutos que exige el rival”.

Respecto a la salida de balón en la primera parte, consideró que el Cádiz había apretado mucho y el Huesca había tenido “un ritmo algo más lento de lo que queríamos”, pero valoró el hecho de no haber cometido errores y evitado “las transciones” del rival.

El gol del Huesca llegó en acción de estrategia y Míchel comentó que esta es “importantísima” y que muchos partidos cambian por ella y “sin público hay más errores en las áreas”.

Etiquetas