SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

La liga de los subidones y de los bajones

Este lunes el Huesca puede salir del ascenso directo, a donde se aupó hace cinco días

Sin querer queriendo
Sin querer queriendo
LOF

HUESCA.- Esta vez no tocó sonreír. El Huesca se fue de vacío de La Coruña al perder ante el Deportivo en el que fue el primer partido en el que los azulgranas empiezan ganando y acaban perdiendo. No se pudo redondear una semana de infarto, con dos victorias por la mínima ante el Real Zaragoza el pasado lunes y Las Palmas el miércoles.

Y así está siendo el fútbol este verano: un día subidón y al siguiente, de bajón. Y después, otro subidón. Porque jugando cada tres días apenas hay tiempo para celebrar una victoria o lamentarse de una derrota.

De hecho, hace siete días el Huesca se estaba mentalizando para jugar una final en La Romareda. No ganar suponía decir prácticamente adiós al ascenso directo. Y siete días después, el equipo de Míchel está en esa segunda plaza que permite subir a Primera División. Lleva ahí desde el jueves, pero este lunes podría caer en detrimento del Zaragoza, que volvería a adelantar al equipo vecino si puntúa hoy frente al Rayo Vallecano.

Así está el tema. En la capital aragonesa, muchos aficionados estaban cabizbajos hace unas horas, viendo muy complicado ascender de forma directa después de perder dos partidos seguidos ante Huesca y Girona. Pero hoy, pueden volver a sonreír si su equipo se impone al Rayo.

Si no lo hace, el gran beneficiado de esta jornada será el Cádiz, al que no hay manera de sacar de lo más alto. Y también se podría considerar como favorecidos a Girona y Elche, ya que si el Zaragoza pierde, se quedarían a seis puntos del ascenso directo. Lo tendrían difícil, pero en esta Segunda nunca se sabe.

Posdata: el domingo se vio lo querido que es Cheick Doukouré en el vestuario: camiseta de apoyo y dedicatoria en el gol.

Etiquetas