SD Huesca

ENTRENADOR

Míchel: "Estamos en la pelea por un objetivo tan bonito"

El técnico del Huesca prevé "un partido por todo lo alto" contra el Alcorcón

Míchel: "Estamos en la pelea por un objetivo tan bonito"
Míchel: "Estamos en la pelea por un objetivo tan bonito"
LaLiga

HUESCA.- El Huesca tiene ante el Alcorcón la primera de las cuatro finales que le quedan para pelear por “un objetivo tan bonito” como el ascenso directo y Míchel Sánchez ha asegurado que la “presión”, cuando tu meta es subir a Primera División, no debe suponer una carga. Todo lo contrario: es positiva.

“Yo digo que la presión por conseguir un objetivo tan bonito y un sueño como es subir a Primera División está para ayudarte más que para generarte incertidumbre y estrés. Es al revés, es una situación muy bonita que todos queríamos vivir a principio de temporada y evidentemente lo podemos hacer, estamos en la pelea, tenemos la sartén por el mango, dependemos de nosotros y tenemos ilusión por hacer las cosas bien y seguir manteniendo esa posición”, ha explicado el entrenador azulgrana, que sabe que el primer paso es sumar los tres puntos este miércoles.

“Ese es el objetivo que tenemos, hacer un buen partido y tener el máximo rendimiento posible, porque es la única forma de ganar en esta categoría, y para acabar la jornada siguiendo dependiendo de nosotros mismos, (ganar) sería un pasito más. Quedan cuatro pasos, pero tenemos que mirar el siguiente, este partido es el más importante, es una auténtica final y sabemos de la dificultad que tiene”, ha señalado.

Míchel ha asegurado que el equipo afronta “con toda la ilusión del mundo” el duelo contra el Alcorcón, un duelo “por todo lo alto” entre el mejor local y el mejor visitante. “A pesar de la derrota dolorosa, hicimos un buen partido, pero no llevarnos ningún punto de Coruña hizo que el equipo estuvo un poco decaído en el viaje, pero los resultados hacen que sigamos dependiendo de nosotros mismos. Sabíamos que esto iba a ser una montaña rusa y que hay que prepararse muy bien para el partido, que es una auténtica final ante un rival que no ha perdido fuera de casa, mientras que nosotros somos el mejor equipo en casa, así que es un partido por todo lo alto”.

Del cuadro alfarero, el madrileño ha comentado que es un equipo que “no está ahí por deméritos de nadie sino por méritos propios y por hacer las cosas bien tanto en ataque como en defensa y es un equipo que gestiona muy bien todos los momentos del juego”. “Es difícil tener un ritmo muy alto contra ellos porque son capaces de frenarlo y es un equipo muy complicado”, ha agregado.

Míchel ha declarado que todavía deben dar “una vuelta” para ver cómo “competir” con sus “armas”. “Fijarnos es nosotros mismos es lo más importante y tener esa ilusión y esa ambición de ser un equipo reconocible y dominar como hemos intentado hacer en todos los partidos”, ha indicado.

El técnico del Huesca ha recordado que desde el inicio de la temporada se preveía una liga “muy igualada”, como se está viendo en esta recta final, en la que “los que gestionen mejor esa regularidad y esa sensación de que un traspiés no te supone perder la competición ya son los equipos que al final van a conseguir el objetivo”, de ahí la importancia que da al “aspecto mental”.

Al ser cuestionado por las quejas arbitrales de otros equipos, Míchel ha afirmado que tiene “bastante” con el trabajo que debe hacer su equipo. “Como no puedo hacer nada con el pensamiento de los demás, lo que hago es fortalecerme en nuestra idea, mirar hacia nosotros mismos. Estamos en disposición de luchar por algo tan bonito que nada nos va a distraer”.

Etiquetas