SD Huesca

FÚTBOL - REGRESO A PRIMERA DIVISIÓN

Mikel Rico: "Jugar con el Huesca en Primera será muy especial"

El vasco afirma que el ascenso es "justo", pone el valor el campeonato de liga y destaca el crecimiento del club

Mikel Rico: "Jugar con el Huesca en Primera será muy especial"
Mikel Rico: "Jugar con el Huesca en Primera será muy especial"
SD.HU.

HUESCA.- El pasado verano se dio el (esperado) regreso de Mikel Rico a la Sociedad Deportiva Huesca. El vasco volvía al club oscense después de nueve años y, pese a sus 34 años (ya 35) y después de una temporada en la que solo disputó cuatro encuentros, ha sido una pieza fundamental en el ascenso a Primera División. Ahora espera con ilusión el inicio del próximo curso, en el que tendrá la oportunidad de jugar como azulgrana en la máxima categoría del fútbol español, en la que él, con las camisetas de Granada y su Athletic de Bilbao, ha participado en doscientos partidos.

El centrocampista reconoce que desde que firmó, lo hizo pensando en que estarían "peleando por el ascenso", pero recuerda la dificultad de alcanzar el objetivo porque en Segunda hay dieciséis equipos con idea de subir y solo lo hacen tres. No obstante, el conjunto oscense ha estado "todo el año arriba".

Rico resalta la regularidad del equipo, tanto antes del parón como después. "En la liga de antes del covid, el Huesca ha estado siempre entre los seis primeros salvo en una jornada y, en la miniliga postcovid, de los de arriba hemos sido los que más puntos hemos sumado". Con esto, el vasco incide en que los azulgranas han sido "regulares tanto antes como después", por lo que han rendido "a buen nivel y el ascenso es justo".

El cuadro oscense remató la temporada con el título de Segunda, título al cual en la plantilla dan mucho valor. "Es el primer gran trofeo, por decirlo de alguna manera, de la SD Huesca, es una manera más de escribir nuestro nombre en la historia del club y también quiere decir que hemos sido el mejor club de la competición, así que para nosotros sí tiene un valor añadido, aparte de que con el reparto televisivo el club gana algo más de dinero, que siempre viene bien".

Rico ha vivido celebraciones como el ascenso con el Huesca a Segunda en 2008, subir con el Granada a Primera o llevarse la Supercopa de España con el Athletic, pero esta vez le ha tocado una "diferente", en la que ha echado en falta a la afición. "Todo tiene su encanto, pero esa euforia que te transmite tu gente no te la da nada más. Nada más pitar el arbitro el final, fueron quince o veinte minutos brutales de asimilar todo lo que has hecho y de euforia, y luego celebración diferente y más tranquila con la gente que estamos ahí dentro, pero echamos de menos celebrarlo con ciudad y provincia".

El centrocampista azulgrana afrontó este curso con "dudas de si iba a estar al nivel físico y de la categoría" tras "un año prácticamente sin jugar nada y con lesiones", pero, con "toda la confianza del cuerpo técnico desde el primer día" ha acabado teniendo "un buen año tanto a nivel colectivo como personal".

Ahora espera con ganas el inicio de la próxima campaña para "poder defender a Huesca, a la provincia y a Aragón por toda España", algo que será "muy especial" para él. "Si todo va bien, será mi tercer equipo en Primera División y será mi tercera categoría con el Huesca después de jugar en Segunda B y Segunda. Con 35 años, vas valorando los partidos como oro, porque sabes que no te quedan muchos y para mí jugar con la SD Huesca en primera va a ser muy especial".

Continuará el vasco y también lo hará Míchel como entrenador, lo cual supone "una gran ventaja" porque "él ya conoce a muchos jugadores que van a estar aquí el año que viene, conoce la ciudad, conoce el club, conoce las instalaciones", y los jugadores le conocen a él y "su idea de juego".

Rico también recuerda cómo ha cambiado el club desde sus dos etapas anteriores, cuando los propios futbolistas se encargaban de recoger el material y no tenían campo de entrenamiento en Huesca, a esta, "con un club mucho más profesionalizado, con una ciudad deportiva que en un par de años será una pedazo ciudad deportiva y con un estadio que no tiene nada que ver con lo que era hace doce años".

Etiquetas