SD Huesca

FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

Santiago Jaime Latre, un árbitro de Primera

El monegrino afronta su séptima temporada en la máxima categoría

Santiago Jaime Latre, un árbitro de Primera
Santiago Jaime Latre, un árbitro de Primera
D.A.

HUESCA.- Santiago Jaime Latre se sitúa en la línea de salida ante su séptima temporada en Primera División. A sus 41 años es ya todo un "veterano" con una dilatada trayectoria y plenamente afianzado en la élite del colectivo arbitral español.

Desde que empezó desde abajo, como todos, abriéndose camino en el fútbol base, categorías regionales y Tercera División, en Segunda B estuvo siete temporadas y menos tiempo tuvo que pasar para dar el salto de Segunda A a Primera (cinco años). Entre las tres primeras categorías supera con creces los 300 partidos ligueros y esta última campaña ha dirigido 17 encuentros (estuvo un mes parado por una lesión), 20 de VAR, 3 de Copa, 4 de cuarto árbitro en Europa, labor que también ejerció en la semifinal de la Supercopa de España en Arabia, donde hizo de asistente de VAR en la final.

La pasada temporada fue la más "rara", confiesa, "pero contento de que se pudiera acabar por las circunstancias que se dieron y por el esfuerzo tan grande que hicieron la Federación y LaLiga". Y es que los árbitros no eran ajenos a esa realidad de jugar sin público, de unos viajes diferentes y de los bunkerizados hoteles en los que se alojaban, casi sin ver a nadie.

Como extraño se les hizo tener que estar tres meses siguiendo el plan de entrenamiento desde casa y lo "durillo" que fue volver a la calle calzándose de nuevo las botas de fútbol y volver a la rutina del deportista para prepararse al aire libre y "habituar de nuevo al cuerpo".

El árbitro monegrino ha sido el que menos correcciones ha tenido desde el VAR. Tan solo una en toda la temporada y fue en la vuelta a la competición por la anulación de un gol en el Alavés-Real Sociedad. Una acción "milimétrica", que entra en la categoría de "anécdota".

"La temporada ha ido muy bien y de cara a la estadística, para que esa corrección haya sido tan leve, también hay que tener suerte. Hemos tenido partidos con jugadas que a veces no las ves y que por circunstancias las hemos visto", señala.

Jaime Latre apunta también a la excelente compenetración con sus compañeros de viaje, los asistentes Jorge Bueno Mateo (llevan juntos tres años de Segunda y los seis de Primera) y el oscense Fernando Tresaco (que lleva con él desde el último año de Segunda y desde el segundo de Primera). "En algunas cosas los años pueden ir en tu contra, pero para otras van muy a tu favor. Llevar tantos años juntos, y con la experiencia y los análisis de partidos y haber coincidido tantas veces con los jugadores, que ya sabes lo que te espera de un partido o de otro. No creo que haya un trío arbitral que lleve tantos años juntos, seguro".

Esos automatismos hacen causa común en los partidos, sobre todo en las jugadas complicadas porque "sabes los puntos fuertes y débiles del compañero, en qué te puedes ayudar. Con tantos años son muchos partidos, muchas jugadas difíciles vistas y analizadas después, y eso ayuda un montón".

Al llegar a Primera el reto de Jaime Latre era alcanzar la internacionalidad. ¿Le queda una espinita por no haberla conseguido? "La tenía más hace dos o tres años que ahora. Entonces tuve opciones de haber tenido la oportunidad, y al final no se pudo dar. Pero ahora con el tiempo, y como también tengo la suerte de estar en el grupo de ir como cuarto árbitro a las copas de Europa (la semana pasada estuve en una previa en Zagreb), disfruto de esas experiencias aunque sea así. Hace unos años te hubiera dicho que sí tenía esa espinita, pero ahora lo que digo es que estoy contento de la carrera que estoy teniendo y voy a intentar mantenerme aquí porque me gusta mucho, estoy disfrutando y quiero estar cuanto más tiempo mejor".

Aunque a los árbitros se les ha quitado la fecha de "caducidad" -estaba en los 45 años-, el monegrino es consciente de que esa barrera solo se supera ante situaciones especiales. No obstante, no oculta su deseo de "reengancharse" para seguir en el VAR. "Pero a día de hoy lo veo lejano, no sé cómo lo veré dentro de unos años, pero creo que todavía me queda mucho tiempo de disfrutar en el campo y ahora mismo solo pienso en la temporada que viene".

Jaime Latre ve "favorable" la evolución del VAR, partiendo de que la decisión última corresponde al árbitro. "Si es una decisión objetiva, está claro que influye porque las cámaras te ayudan a hacer ver la luz. Y en otro tipo de jugadas, como estás en comunicación con el VAR sabes lo que te está queriendo decir. Si ve clara la jugada o si te la da más para que tú las puedas interpretar. El VAR es alguien que te va a ayudar, pero la decisión tiene que ser tuya y el responsable al final es el árbitro. Es una ayuda más, como la que tienes del asistente o del cuarto arbitro, pero al final decide el árbitro".

Por su recorrido arbitral, "no puedo decir nada malo de la anterior directiva, porque lo hizo muy bien", pero con el equipo que encabeza Velasco Carballo destaca que "ha entrado gente más joven, que ha estado en la élite hasta hace poco tiempo y se ha profesionalizado mucho".

Considera que ha sido "un logro histórico" la reciente entrada del colectivo en el régimen de la Seguridad Social. "Llevaban años luchando por esto y al final se ha conseguido que nos consideren deportistas profesionales y se pueda cotizar como cualquier otro deportista porque estábamos en una situación un poco extraña. Es un paso muy positivo, sobre todo para la gente joven que centra sus esfuerzos en el fútbol y ahora tienen unos derechos reconocidos".

EL HUESCA EN PRIMERA

No puede ocultar Jaime Latre su satisfacción de ver al Huesca de nuevo en Primera, aunque no le podrá pitar. "Estoy contento, me alegro mucho de que le vaya muy bien, veo que es una continuidad al buen proyecto que se empezó hace unos años. A pesar del descenso, intentaron hacer las cosas bien, ficharon una serie de jugadores con experiencia en situaciones complejas y ahí está el resultado".

Considera que el club azulgrana se va a encontrar con una Primera parecida a la que dejó hace un año. "Sí tengo la sensación de que cada vez se tiende más al físico y a lo táctico. Creo que hace diez años la Segunda era más física que la Primera y que con los años la Primera también ha evolucionado mucho en lo físico y en lo táctico, supongo también porque han llegado muchos entrenadores jóvenes y el fútbol también ha cambiado a nivel mundial. Cualquier equipo le puede ganar a cualquiera y los hay con menos nombre o menos repercusión y plantean grandes partidos a otros que a priori tienen mejores jugadores".

NUEVAS NORMAS

En las últimas reuniones de los árbitros se han aclarado varias normas que van a regir esta temporada. Básicamente dos son las fundamentales. "Se ha definido muy bien dónde acaba el brazo para pitar una mano. Donde comienza la parte de la axila ya no se considera mano. Se diferencia entre brazo y hombro".

Y, por otra parte, en los penaltis que detienen los porteros y se aprecia que se adelantan, se repetirá el penalti pero no se sacará tarjeta en la primera acción. Se hará una amonestación verbal y se mostrará la cartulina en caso de reincidencia.

EL COLECTIVO PROVINCIAL

Aunque ahora está afincado en Madrid, Jaime Latre se mantiene en el colectivo altoaragonés y destaca la buena temporada realizada por sus compañeros.

Uno de los éxitos ha sido el ascenso de Carmela Capistrós como asistente de Segunda B, "La mujer en el arbitraje ha avanzado mucho en los últimos años. En Primera tenemos una asistente, en Segunda va a haber dos, una árbitro principal en Segunda B y varias asistentes. Han derribado la barrera de que no había mujeres en el arbitraje profesional o semiprofesional. El hecho de ser mujer nunca le va a perjudicar", afirma, y advierte, de cara al futuro, que "el arbitraje es una carrera muy larga y el mejor consejo es que siga entrenando y que mantenga la buena forma física porque eso le va a ayudar y porque tiene todas las condiciones para progresar".

Etiquetas