SD Huesca

JORNADA 4

El Atleti, un recuerdo doloroso para el Huesca a base de goles

Hace dos temporadas los colchoneros superaron claramente al Huesca tanto en el Wanda como en El Alcoraz

El Atleti, un recuerdo doloroso para el Huesca a base de goles
El Atleti, un recuerdo doloroso para el Huesca a base de goles
EFE

HUESCA.- Si la semana pasada el choque ante el Valencia traía a la memoria los dos partidos hace dos campañas en Primera, de mal recuerdo para la parroquia azulgrana, el partido de mañana ante el Atlético de Madrid también hace recordar días aciagos para el equipo altoaragonés.

Y es que el equipo rojiblanco seguramente fue el que se mostró más netamente superior al Huesca en los dos partidos que los enfrentaron en aquella temporada del estreno en Primera. El Huesca apenas tuvo opciones de conseguir algo positivo en aquellos dos partidos, que de hecho acabaron con un idéntico 3-0 para los de Simeone, un marcador que habla a las claras del dominio de unos sobre los otros.

El partido de la primera vuelta fue el del Wanda, en la sexta jornada. Todavía con Leo Franco en el banquillo, el equipo empezaba a dar malas señales semana a semana y el partido de la capital fue un nuevo ejemplo. El Atlético, sobre todo en la primera parte, fue un rodillo ante el que los oscenses apenas pudieron plantar resistencia.

Griezmann, Thomas Partey y Koke marcaron los tres tantos y en apenas media hora el choque estaba visto para sentencia. En la segunda parte el Huesca al menos evitó que la cosa fuera a mayores ante un rival que, todo hay que decirlo, también aflojó viendo el marcador tan favorable. Además, el partido tuvo otra mala noticia para el equipo altoaragonés, la grave lesión del lateral portugués Luisinho, que se rompió el ligamento cruzado de la pierna derecha en una acción con Correa y de ese modo dijo adiós a lo que quedaba de temporada, algo que llevó de hecho a fichar en el mercado de invierno a Javi Galán para reforzar esa posición.

Y el partido de vuelta, en El Alcoraz, se jugó en la jornada vigésima, a finales del mes de enero. Aquel partido se recuerda también por la densa niebla que anidó en el campo y que en muchos momentos apenas permitía vislumbrar a los jugadores por el césped.

Y en este marco el Atlético de Madrid vio más claro el partido y, otra vez a base de goles, se mostró como un equipo muy superior al Huesca, que en esta ocasión sí inquietó algo más el área del rival, pero que terminó con el mismo resultado.

De hecho, el partido comenzó bien. Fue el debut de Enric Gállego en la delantera, y con el Cucho formó una buena dupla, con uno peleando con la defensa y dando espacios y balones al otro. De hecho, el colombiano tuvo en un mano a mano con Oblak la posibilidad de abrir el marcador, pero el meta, uno de los mejores del mundo, dejó clara su calidad para sacarle un balón casi imposible al punta azulgrana.

A partir de ahí el Atlético fue mejor entre la niebla y en jugadas con mucha calidad sentenció el partido. Lucas anotó el primer tanto a la media hora, el otro lateral, Arias, hizo el segundo al poco de comenzar la segunda parte, y Koke, otra vez Koke, cerró la cuenta con el tercero a veinte minutos el final.

CON SUÁREZ Y ESPOLEADO TRAS SU GOLEADA

Dejando la historia aparte, el Atlético llega al Alcoraz con la moral por las nubes. Los seis goles que le marcó el domingo al Granada son un argumento más que suficiente para ver que el equipo del Cholo está ahora mismo en forma. El fichaje del delantero Luis Suárez ha devuelto además la ilusión a la afición colchonera, y el ariete uruguayo respondió a la expectación creada con dos goles y una asistencia en apenas veinte minutos. En El Alcoraz incluso podría salir como titular.

Etiquetas