SD Huesca

ANÁLISIS

Del muro al coladero en tres jornadas de liga

El Huesca ha pasado de encajar menos de un tanto por partido a recibir 1,75 por compromiso y ser el más goleado

Del muro al coladero en tres jornadas de liga
Del muro al coladero en tres jornadas de liga
LOF

HUESCA.- Son rachas, son momentos puntuales de la competición, y sobre todo son rivales. Pero todos los argumentos que se puedan dar no quitan para, a la luz de los fríos números, constatar que el Huesca ha sufrido en tres partidos un cambio radical en sus números defensivos.

El equipo que presumía de ser uno de los más seguros de la liga, al que el Atlético de Madrid, que llegaba de meterle seis al Granada, no le hizo ni uno, al que equipos tan potentes como Valencia o Villarreal solo lograron marcar un tanto, ha cambiado en tres jornadas en las que ha sumado la friolera de diez tantos en contra.

Como decimos, son momentos concretos de la liga que no hablan de toda la trayectoria del equipo, pero sí que reflejan que en estas tres últimas jornadas el equipo, por unos motivos u otros, no ha estado tan fino atrás como al principio de la competición.

Las cifras son inamovibles. En la jornada quinta el Huesca había encajado cuatro goles, dos del Cádiz y uno de Valencia y Villarreal, y salía a una media de menos de un tanto encajado por partido. En este aspecto, los de Míchel eran el octavo mejor equipo de la liga, y no había tenido enfrente rivales precisamente fáciles.

Pero a partir de ahí, un cambio total en la tendencia. El primer partido fue ante el Valladolid, ahora mismo el colista. Sí que es cierto que los blanquivioletas casi no les generaron ocasiones de peligro a los azulgrana, y eso es un mérito, pero también es cierto que de lo poco que llegaron sacaron petróleo haciendo dos goles, la cifra más alta en lo que llevamos de competición para los castellanos.

Y la puntilla la ha puesto los dos últimos partidos, ambos fuera de casa y ambos ante equipos punteros de la tabla, de hecho ahora mismo son primero y segundo, pero que han supuesto ocho tantos en dos partidos y que además han sacado a la luz alguna laguna defensiva en forma de errores y pifias en la zaga azulgrana.

Como decimos, son rivales potentes, fuera de casa, y en ambos casos, tras empezar bien, el equipo aflojó en la segunda mitad y ahí llegaron los goles y los errores. Pero también es cierto que ahora mismo el equipo tiene en su casillero catorce goles en contra en ocho jornadas, a una media de 1,75 goles en contra por partido. Es el peor equipo de la liga en este aspecto junto al Celta de Vigo, y con un gol en contra más que Valladolid y Valencia.

Por tanto, un aspecto que hay que enderezar porque está claro que cuando tienes que ir muchas veces a tu red a sacar el balón ganar se convierte en algo mucho más complicado.

COMO CON LEO FRANCO

Y aunque la situación ahora mismo es claramente muy diferente, por más positiva en sensaciones y juego, que hace dos temporadas, con el estreno del equipo en Primera, otro dato frío que da que pensar. Hace dos temporadas, justo en la octava jornada, el Huesca sumaba cinco puntos, como ahora, merced a una victoria y dos empates. El equipo era colista y el técnico, Leo Franco, fue destituido tras la derrota sufrida en el campo del Valladolid.

Etiquetas