SD Huesca

JUGADORES

Mikel Rico: "Me encuentro bien, ilusionado y motivado"

El centrocampista del Huesca afirma que la clasificación "no debe generar ansiedad pero sí necesidad"

Mikel Rico: "Me encuentro bien, ilusionado y motivado"
Mikel Rico: "Me encuentro bien, ilusionado y motivado"
SDH

HUESCA.- Mikel Rico ha afirmado este jueves, tras haber regresado a los entrenamientos el miércoles después de superar el coronavirus, que se encuentra “bien, ilusionado y motivado”. El veterano centrocampista, con 36 años cumplidos precisamente el día de su vuelta al césped, señalaba que estas dos semanas de cuarentena no le han impedido entrenar. “Por suerte he sido asintomático total, cero síntomas, he podido trabajar en casa desde el primer día y llevar una buena rutina de trabajo, más o menos como cuando estuvimos confinados en marzo y abril”.

El centrocampista azulgrana se ha tomado este sobresalto con resignación, “hoy en día sabemos que te puede pasar y es como una lesión. Sí que es verdad que los plazos son un poco indeterminados. En una lesión más o menos los vas cumpliendo y esto es un poco más raro porque estás aislado y en tu casa y no estás con el grupo. Pero a mí no me ha dado más rabia que una lesión muscular. Hemos seguido una rutina en casa y hemos entrenado fuerte y tanto ayer como hoy me he encontrado bien físicamente y a disponibilidad del míster”.

Mikel Rico señala que haber sufrido derrotas como ante la Real Sociedad o el Real Madrid no deben hacer cambiar el guión que estaba escribiendo el Huesca. “Sabemos que no estamos mal y que estamos haciendo un buen trabajo. Sí que es verdad que estos dos últimos partidos nos ha costado un poquito más, pero reencontrar buenas sensaciones, ganar e irnos al parón con ocho puntos es el objetivo de todos. Pero sobre todo ganar con nuestra idea, haciendo las cosas bien, y que no sea una victoria que te la encuentres sin merecimiento”.

En su opinión, “el equipo siempre sale con la misma idea e intenso. Contra el Madrid hubo 35 o 40 minutos que el partido estaba más o menos controlado, incluso teniendo el dominio, y en un zapatazo de la nada se te ponen 1-0 y encima justo antes del descanso te hacen el 2-0. Un gol psicológico y difícil para dar la vuelta. Pero el equipo siempre sale intenso”.

El Eibar, avisa Rico, “es un rival muy agresivo, que va muy para adelante, que presiona muy bien y que mete el balón al área desde cualquier lado. Conociendo un poco al rival, tenemos que contrarrestar sus armas y fortalecer las nuestras”.

No considera el centrocampista que a estas alturas se hable de un enemigo directo. “En la jornada ocho, nuevo o diez no sabes quién va a ser rival directo o no. El Eibar es un equipo que trabaja muy bien y va a ser un partido duro”.

También piensa Mikel Rico que no es muy aconsejable obsesionarse con la clasificación ahora que el equipo está en posición de descenso. A su juicio puede proporcionar más dudas que confianza y se trata de buscarle el sentido positivo para mejorar y crecer. “Sí que miramo la tabla, todo el mundo mira la tabla. Pero es demasiado pronto para que la clasificación te condicione tu estilo y tu manera de jugar. No debe generar ansiedad, pero sí necesidad. Creo que si lo cogemos de buena manera, estar allí nos puede ayudar. Si miramos la tabla para generar esa ansiedad que decimos creo que no nos va a beneficiar”.

Con el parón de la competición a la vuelta de la esquina, el centrocampista entiende que “una victoria cuando viene siempre es buen momento, ideal. Si ganamos nos vamos al parón con 8 puntos, enganchados allí. Después de un buen inicio con buena dinámica, un último partido victoria, quince días para trabajar bien y con buenas sensaciones. Si no consigues la victoria depende de cómo haya sido el partido. Si ha ido por donde nosotros queremos, pero por circunstancias no ganamos y empatamos, por ejemplo, habría que analizar qué se ha hecho mal para no ganar. Pero si son partidos como Elche, Valencia o Valladolid, en los que mereces ganar, creo que mucho más no se puede hacer más que meterla”.

PULIDO, RECUPERADO

El entrenamiento de este jueves ha sido muy suave, entre el clásico fútbol-tenis y gimnasio, y lo más destacado ha sido ver a Jorge Pulido recuperado de la gastroenteritis que el miércoles le impidió entrenar. El capitán azulgrana, como el resto de la plantilla excepto el guardameta Valera, estará a disposición de Míchel ante el Eibar si los test PCR que han pasado hoy todos los integrantes del equipo no dicen lo contrario.

Etiquetas