SD Huesca

ANÁLISIS

Reflexión "en voz alta" del doctor Fernando Sarasa para no bajar los brazos en el Huesca

Anima a estar "todos juntos" y a confiar en un equipo que ha demostrado ser competitivo

Reflexión "en voz alta" del doctor Fernando Sarasa para no bajar los brazos en el Huesca
Reflexión "en voz alta" del doctor Fernando Sarasa para no bajar los brazos en el Huesca
SDH

HUESCA.- Fernando Sarasa es algo más que el responsable de diagnosticar y tratar las lesiones físicas en el Huesca. Tiene el alma de aquel futbolista que cabalgaba por la banda izquierda de El Alcoraz en ese equipo azulgrana modesto, que se batía el cobre en los campos de Tercera División, y que derrochaba calidad, espíritu de sacrificio, humildad y trabajo y que disfrutaba en un vestuario sano, siempre dispuesto a sobreponerse a las dificultades.

Tal vez por eso mismo, la conversación con DIARIO DEL ALTOARAGON en una tarde oscura ya, después de un día lluvioso y gris, sirve de reflexión en voz alta, de la exposición de sentimientos para iluminar con una idea cien por cien positiva la fe que él tiene en los jugadores, en el cuerpo técnico, en la directiva y en conjunto en el crecimiento de todo el club.

Las dos últimas derrotas han hecho mella en la plantilla y es por ello que Fernando Sarasa muestra una visión totalmente afín a la confianza que debe haber en los momentos de flaqueza. "Lo que tengo claro es que los jugadores que ya estaban son mejores que el año pasado por estas fechas y por eso están aquí. Forman un grupo impresionante, que también vivió momentos muy difíciles", recuerda, en alusión a derrotas duras como las de Girona, Ponferrada, Lugo o Santander. "Y el equipo se levantó. Fíjate, cuatro días después de perder en Santander le ganamos al Numancia y subimos a Primera y tres días más tarde fuimos campeones".

De los que estaban a los que han llegado, "jugadores de nivel, contrastados, con un gran talento y cualidades para sumar".

Junto a ellos "un cuerpo técnico del que cada día estoy más enamorado porque son grandes trabajadores, apoyando continuamente a los jugadores para que mejoren".

Y también ayuda tener, dice Sarasa, "una directiva con un comportamiento ejemplar, que responde a todas las necesidades".

Es por eso que el mensaje de Fernando Sarasa incide en estar "juntos" y apela al "trabajo, la perseverancia, la pasión, la unión, la solidaridad y el compañerismo", porque aunque "seguramente no tenemos equipo para ganar la liga, tampoco para estar abajo ni somos inferiores".

Destaca el jefe de los servicios médicos el deseo de que sus palabras contribuyan a "subir la autoestima" de un equipo que ha dado muestras de "competir muy bien". Lo hizo en los primeros partidos, en aquellos en los que mereció más, y que de haber reportado dos o tres victorias en lugar de esos empates le habrían conducido a una posición más desahogada en la clasificación. El borrón más aparatoso ha llegado en esos 50 minutos que se han vivido ante la Real Sociedad y el Madrid. "Hay que hacerles ver a los jugadores lo mucho bueno que tienen y lo que nos han hecho disfrutar porque han competido muy bien, salvo esos momentos puntuales. El equipo nos ha dado satisfacciones y estamos orgullosos. Con esos marcadores que no fueron tan favorables, veríamos las cosas de otro color", señala.

"Lo más bonito de un deporte, y de todo en la vida, es la ilusión compartida. Es mucho más bonito compartir con alguien algo que te sale bien que disfrutarlo solo tú. Igual que si compartes una pena, parece que se disuelve un poco y se lleva mejor. Una alegría es lo mismo. Vamos a luchar todos juntos, apoyarnos. Relativizar las cosas" , afirma Fernando Sarasa, que hace suya la frase que cantó Labordeta: "Hermano, aquí mi mano, tuya será mi frente".

En esa labor colectiva está el sentimiento que hay detrás del Huesca, "conozco muy bien tanto la ciudad como a toda la provincia, y la gente está ilusionada con el Huesca, estamos todos con ellos, y tienen que estar contentos, orgullosos y concentrados en seguir trabajando y sin bajar los brazos. Sin reblar, sin retroceder. Así llegarán los resultados".

Por su experiencia vital en el Huesca y vivir ahora en la cima del fútbol, Fernando Sarasa pone el acento en el significado que eso tiene. "Para Huesca, la ciudad y la provincia es una maravilla lo que está haciendo el equipo, un cuerpo técnico de Champions y un club que va creciendo en instalaciones, infraestructura y cantera. Somos unos afortunados. Podemos conseguir muchas cosas bonitas desde una provincia humilde, muy trabajadora y muy orgullosa".

Etiquetas