SD Huesca

TRIBUNALES

"Sorpresa y decepción" en el Huesca por la resolución del Tribunal Arbitral del Deporte en el "caso Ghoddos"

El consejero-delegado Manolo Torres señala que la única vía de recurso es el Tribunal Federal Suizo y aclara que los 4 millones de indemnización no estaban contemplados en el presupuesto del club

"Sorpresa y decepción" en el Huesca por la resolución del Tribunal Arbitral del Deporte en el "caso Ghoddos"
"Sorpresa y decepción" en el Huesca por la resolución del Tribunal Arbitral del Deporte en el "caso Ghoddos"
R.G.

HUESCA.- El Huesca ha acogido con "sorpresa y decepción", en palabras del consejero-delegado Manolo Torres, la resolución del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) la estimación parcial del recurso presentado por Ghoddos y el Östersunds contra la decisión de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA, que además de la compensación al Huesca sancionó al futbolista con cuatro meses de inhabilitación deportiva y al club con la imposibilidad de hacer fichajes durante dos periodos consecutivos.

Tras la audiencia celebrada el 26 de mayo, el panel del TAS encargado del caso concluyó que hubo incumplimiento de contrato por parte de Saman Ghoddos sin causa justificada -estampó su firma en el Huesca en un contrato por tres años-, inducido por el Östersunds, por lo que mantuvo la sanciones impuestas a ambos.

No obstante, para el TAS no procedía el pago de una compensación como dictó la FIFA en junio de 2019, "al considerar que el Huesca no probó que sufrió ningún tipo de daño por el incumplimiento del contrato del jugador".

En una primera valoración de este fallo, Manolo Torres expresó la "sorpresa y decepción" del club azulgrana porque "confiábamos en que se ratificara un criterio que estaba muy bien fundamentado y muy bien justificado. Y, sobre todo, porque el artículo 17 es una norma de FIFA. Luego quien mejor conoce los criterios y la finalidad de ese artículo es la propia FIFA. La finalidad de ese precepto es que las rupturas unilaterales de contratos sin justa causa lleven aparejada una indemnización. Y para eso hay varios criterios, el primero la cláusula de rescisión. Y lo que hizo FIFA fue moderar esa cláusula al considerar que 40 millones eran excesivos pero de forma objetiva había un criterio que era el valor de mercado que tenía el jugador", de ahí la indemnización que fijó la FIFA en 4 millones de euros.

Manolo Torres se mostró partidario de ver la resolución a fondo y con tranquilidad para analizar detalladamente "las cosas que hemos hecho bien y las que hemos podido hacer mal. La sensación que tenemos ahora es que en el TAS han tirado por la vía de enmedio".

El mismo TAS, recuerda Torres, observa en su fallo que "queda acreditada la ruptura del contrato de forma unilateral sin causa justificada, mantiene la sentencia al Ostersund porque entiende que incitó y sin embargo dicen que nosotros no hemos acreditado el perjuicio".

Y es aquí donde se abren para el Huesca múltiples interrogantes. "¿Cuál es el perjuicio? ¿El descenso de Primera División imputable a que no ficháramos a Goddos? ¿Cuál era el daño? ¿El coste de resposición de un jugador? Las cosas no funcionan así. Hay una cláusula de rescisión, que son 40 millones de euros y como era desproporcionada nosotros entendimos que subsidiariamente había que acudir a los criterios que establecen el propio TAS y la FIFA en base al valor de mercado, que era de 4 millones de euros. Y así es como se ha resuelto siempre. Nosotros esperábamos que se ratificara la decisión de FIFA. El derecho aplicado por FIFA y por el TAS es el mismo".

Todas las preguntas que se hace el dirigente del Huesca y las que abre la sentencia es como entrar en bucle. "Ellos entienden que el artículo 17 se debe interpretar con que se acredite un daño o perjuicio. Es una lectura en diagonal. Y que es encesario para tener derecho a una compensación. El criterio de FIFA ha sido siempre eso, apoyado en resoluciones del TAS. ¿Por qué ha cambiado de criterio?".

POCAS OPCIONES DE RECURSO

Tras el fallo del TAS, las posibilidades que tiene el Huesca de recurrir son limitadas y económicamente llevan una carga muy elevada que seguramente invitan a desistir y obligan a tener que "comerse" el marrón.

Está descartada la vía judicial una vez que se aceptó someterse al criterio del TAS. La única vía que queda ahora abierta es el Tribunal Federal Suizo, que es el país donde se ha visto la resolución.

El Huesca tendrá que valorar los costes de un posible recurso y también esperar a si FIFA va a recurrir. "A nosotros nos dejan sin indemnización pero a FIFA le abren un melón", advierte Torres, porque al final el organismo mundial del fútbol también ha "sufrido" este contrasentido y sirve de precedente (no es el único) que daña los intereses de aquellos clubes que, como el Huesca, ven cómo un contrato se queda en papel mojado.

NO CONTEMPLADO EN EL PRESUPUESTO

Manolo Torres afirma que la posible indemnización que hubiera recibido el Huesca -los 4 millones de euros que inicialmente fijó la FIFA- no estaban contemplados en el presupuesto. "Evidentemente nos hubiera venido muy bien. Pero no se puede contemplar una cantidad que no es firme, tanto en una situación como esta como en cualquier patrocinio que podamos tener, que será firme cuando presentemos el contrato correspondiente, que son cantidades que se recogen como ingresos extraordinarios. Es obvio que confiábamos en que se ratificara la resolución. En primera instancia nos dieron la razón y nos confirmaron ese criterio. A partir de ahí ya vemos lo que ha pasado".

El consejero-delegado del Huesca negó cualquier arrepentimiento por no haber aceptado la compensación que ofrecieron Goddos y el Ostersund cuando el club presentó la demanda en la FIFA, señal inequívoca de una culpabilidad asumida por el futbolista y la entidad sueca. "En su día se valoró y ahora pensamos lo mismo que entonces. Al final, después de la guerra todos somos generales. Lo que se evidenció, y lo mismo hizo FIFA, es un criterio compartido y la FIFA así lo defendió. De toda esta historia, al final el Ostersund resulta que indujo al jugador a romper el contrato y se ha ganado un millón de euros más lo que pueda obtener del contrato de transmisión de Goddos. Le ha salido muy rentable. Y nosotros, que hemos tenido un perjuicio, no obtenemos ninguna recompensa. El perjuicio verdadero es que el jugador ha roto un contrato y para eso las partes establecen una cláusula, que es la de rescisión. Y si se rompe, se paga. Se ha vulnerado la norma. Si existe esa norma es precisamente para evitar ese tipo de conductas".

"Nuestro objetivo, más allá de la indemnización, era demostrar que hacemos las cosas bien. Y eso está acreditado cuando la resolución de la FIFA y esta última del TAS así lo consideran. Pero entendemos que eso debe tener una recompensa porque hemos salido perjudicados".

ALIVIO EN EL OSTERSUND

Mathias Ratseby, presidente del Ostersund, expresó a través de una carta en la página web del club el alivio por el fallo del TAS y se "regocijaba" por el jugador y por la entidad que preside. "Dije desde el principio que solo podemos hacer esto si todos nos cogemos del brazo y juntos nos ayudamos unos a otros, con el veredicto que llegó ayer, espero que el último obstáculo para todos ustedes se haya eliminado y que juntos pasemos la página y ahora le mostremos al resto de Suecia lo que es ÖFK: demostrar lo que podemos hacer cuando nos ayudan juntos", para añadir que esta "página" quedará inscrita en la historia del club como "el juicio de Ghoddo".

Etiquetas