SD Huesca

FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

Josete Ortas: "Toca apretarse el cinturón ya que los ingresos se han visto muy mermados"

El director general del Huesca anuncia que el club irá al mercado de invierno, pero con mucho tiento porque los recortes en los derechos audiovisuales de la temporada pasada y de la actual van a impedir beneficios

Josete Ortas: "Toca apretarse el cinturón ya que los ingresos se han visto muy mermados"
Josete Ortas: "Toca apretarse el cinturón ya que los ingresos se han visto muy mermados"
SD. HU.

HUESCA.- El director general del Huesca, Josete Ortas, pasa revista a la actualidad del club. En el ámbito deportivo apunta a la confianza en que el equipo se enganche al grupo de los que pelean por la permanencia, no cuestiona el trabajo de Míchel y anuncia que la entidad recurrirá al mercado de invierno si bien "antes de entrar habrá que dejar salir" porque la economía manda. Y aquí han surgido escollos imprevistos porque hace poco LaLiga anunció a los clubes un recorte de un 5 por ciento de los derechos de televisión de la campaña pasada y seguramente la aplicación del mismo porcentaje para la actual, con lo cual la merma para el Huesca puede rondar los 3 millones en total. Eso sí, la buena salud de la entidad le permite afrontar con energía esta situación, pero con mucho tiento.

¿Qué análisis de situación hacen en el club de la marcha del equipo—

No hay que perder de vista que somos un equipo recién ascendido. Sí es verdad que tenemos una experiencia previa de haber estado en Primera División hace dos temporadas, pero también somos el segundo presupuesto más bajo de la categoría. Estar abajo es preocupante, pero también hay que pensar que ha habido bastantes partidos (Elche, Valladolid, Eibar, Granada...) con los que lo lógico es que lleváramos tres o cuatro puntos más que nos meterían en ese grupo de los que vamos a estar hasta el final luchando por la permanencia. Dentro de que la situación deportiva no es deseada ni cómoda, hay que confiar en que el equipo vuelva a ganar cuanto antes e intentar salir de allí abajo.

Hasta ahora Míchel se ha sentido muy respaldado. ¿Ha cambiado la situación—

Nunca hemos dudado de su trabajo. Lo vemos en el día a día con su cuerpo técnico, que trabaja muy bien, y los propios jugadores están contentos con ellos. Siempre hay cosas que ajustar pero no podemos dudar del cuerpo técnico, llevan aquí más de un año y nunca ha estado cuestionado.

Los aficionados se preguntan si el Huesca ha aprendido la lección con respecto a hace dos temporadas porque los resultados no despejan muchas dudas.

Creo recordar que en la anterior temporada en Primera llevábamos a estas alturas siete puntos y ahora tenemos doce. No hay que minimizar y en el club analizamos todas las situaciones. Ahora estamos en ese punto que nos falta una chispita para estar en ese grupo de los que llevan 14-15 puntos, que sería nuestra posición natural. Hay que confiar en sacar una victoria cuanto antes.

¿Va a acudir el Huesca al mercado de invierno—

El de verano fue muy atípico, hubo muy pocos traspasos, pero nosotros confiamos en tener una plantilla muy competitiva. También es verdad que hemos tenido problemas de lesiones, ahora están Sandro, Maffeo y el propio Doumbia cayó cuando estaba en condiciones. Creemos que hay un par de cosas que se pueden mejorar pero antes de entrar habrá que dejar salir. En este momento hay 24 fichas, más Nwakali que la tiene con el filial pero es del primer equipo a todos los efectos. Pero, reitero, para incorporar jugadores habrá que buscar acomodo a los que están en boca de todo el mundo porque no están teniendo minutos y no es una situación buena ni para los jugadores ni para el club.

¿Y va a tener capacidad de maniobra el Huesca para acudir al mercado, para cuánto va a dar—

El fútbol español no es ajeno a la crisis del covid. Este mes se han producido ajustes desde LaLiga y nos han quitado prácticamente el cinco por ciento de los derechos audiovisuales de la temporada 19-20 a todos los equipos y va a ser la tendencia general del mercado de verano. No habrá mucho dinero y la capacidad es reducida, aunque sí que creo que va a ser más movido este mercado en general.

¿Ese porcentaje cuánto representa para el Huesca—

Alrededor de 400.000 euros, y en este caso estamos en una situación privilegiada. Date cuenta que nos quitan parte de los derechos de un club que el año pasado estaba en Segunda y ahora en Primera. Los clubes que el año pasado estaban en Primera y ahora en Segunda van a tener que devolver ese porcentaje que les puede representar entre 2,5 y 3 millones. Es un ajuste que se ha hecho porque los contratos con los operadores se han tenido que renegociar. Hay que pensar que no va gente a los estadios, hemos tenido que ajustar los acuerdos de patrocinio, no hemos podido sacar los abonos a la venta y los derechos de televisión se están viendo minorados. La situación es mala para todos.

¿Y puede ser mayor la próxima temporada—

Nos han anunciado ahora el descuento de la temporada 19-20, pero evidentemente la de derechos de este año también puede quedar recortada en otro cinco por ciento y ese porcentaje en un presupuesto de 50 millones, que era la previsión a recibir, son 2,5 millones. Si teníamos pensado acabar la temporada con un beneficio de 3-4 millones, prácticamente estaríamos empatados. Por tanto, debemos tener mucho cuidado con los ingresos y gastos. Es un asunto muy generalizado, nos ha pasado a todos los clubes y hay que andar con ojo. En el fútbol español nos va a tocar a todos apretarnos el cinturón.

¿Qué evaluación de pérdidas han hecho—

En una temporada normal, habríamos facturado entre 1,5 y 1,7 millones en abonos, alrededor de 2 millones más por sponsor y butacas y zonas hopitalitys y esos 2,5 que perdemos por derechos de televisión. Todas las partidas de ingresos se ven minoradas. Nosotros tenemos la gran suerte de que no tenemos deuda, el club está muy saneado y gran parte de las infraestructuras realizadas y las que estamos haciendo ahora se han hecho con recursos propios y hay que pensar que eso en un futuro nos da una capacidad para generar más recursos. Puede haber más abonados, más zonas hospitality, más activos por vender, tenemos en mente el proyecto del Museo y la Ciudad Deportiva… Al final todo eso nos hará más fuertes y nos permitirá tener más recursos.

Un club que ha pagado más de 6 millones de euros a las administraciones públicas (Hacienda y Seguridad Social), ¿en qué nivel empresarial sitúa al Huesca—

Creo que estamos en el podio de las empresas que más facturan, con 94 trabajadores en nómina y varias empresas que focalizan su trabajo para el club. Nuestro objetivo, ya no deportivo sino a nivel social ha sido el de vertebrar el territorio, empujar a la provincia y en ello estamos. Tenemos otros proyectos que iremos desgranando en 2021 y que van a ser muy importantes para Huesca y toda la provincia.

También se ha tenido que cambiar la previsión de ingresos por abonados.

LaLiga nos dejó al principio que estimáramos el 55 por ciento en concepto de abonados pero eso se va a reajustar porque la previsión no va a llegar a eso ni mucho menos. Ahora se está planteando que a finales de enero nos reunamos para hacer una prueba entre febrero o marzo de entrada testimonial de aficionados. Pero la campaña de abonados se puede dar por perdida. Nuestra intención es empezar en enero la campaña de renovaciones y esperamos que a final de temporada una parte de los aficionados puedan venir a los partidos y para entonces estará también el estadio ya con las obras terminadas. Será empezar otra nueva era.

¿En qué planteamiento trabajan para la campaña de abonados—

Lo anunciaremos después de Navidad y la idea es hacer una primera fase destinada a las renovaciones de todos los abonados que lo deseen y posteriormente, con la obra completa, haremos una fase de reubicaciones de esos abonados y de altas nuevas. Vamos a poder ofrecer 1.200-1.300 nuevos abonados, algo que es importante porque el año pasado hubo mucha gente que se quedó con las ganas de ir al campo.

¿En esa primera fase los precios serán simbólicos—

Es lo que están haciendo otros clubes, que ponen precios testimoniales de 30, 40 o 50 euros, aunque nosotros aún no lo hemos fijado. Hay que tener en cuenta que hemos mantenido todos los gastos de gestión. Y en caso de que puedan entrar al campo los abonados se descontará de los precios fijados en los abonos de cada ubicación.

LaLiga aconsejó a los clubes recortes salariales a los jugadores. ¿El Huesca ha abordado este asunto—

No lo hemos tocado. Pero ya hemos visto lo que han hecho clubes como Madrid y Barcelona. Si la situación sigue igual, nuestro gasto anual importante está en la plantilla y por tanto habría que afrontar el problema de cara a esta temporada o a la que viene.

Si el equipo desciende, ¿podría afrontar con garantías económicas la pelea por volver a subir como lo estuvo la temporada pasada—

Sí, sin ninguna duda. Los equipos que bajan tienen las ayudas al descenso y si se diera ese escenario, que por ahora no lo contemplamos porque creemos que el equipo tiene mucho margen de mejora y que vamos a reaccionar, podríamos acogernos a ese dinero.

"LA OIKOS CONDICIONA, CONFIAMOS EN DAR CARPETAZO"

La Operación Oikos fue un calvario el año pasado, cuando estalló, y esta temporada han podido trabajar. ¿Sigue condicionando el día a día o a la estabilidad del club?

Mostramos absoluto respeto a las decisiones que se han llevado a cabo desde el ámbito judicial. Estamos en un proceso de instrucción, en el que figuramos como investigados, y lo único que podemos hacer es ayudar a la investigación, aportar toda la documentación que nos piden lo antes posible, ir a declarar y confiar en que las cosas en el club se han hecho siempre bien. Lo único que queremos es que se solvente lo antes posible porque estar inmersos en un proceso así sí que nos condiciona a nivel financiero con entidades de crédito, social, de reputación y de imagen. Confiamos en que en 2021 podamos dar carpetazo a este asunto.

El TAS resolvió sin indemnización la demanda del Huesca a Goddos pese a que la FIFA les había dado la razón. ¿Está zanjado el pleito o van a recurrir?

Lo estamos estudiando, incluso la propia FIFA también, porque es una sentencia que va en contra de una resolución suya porque este fallo les va a hacer cambiar todo esto ya que viene a decir que un jugador puede romper el contrato unilateralmente y solo tendrá una sanción de tres o cuatro meses. Tenemos que ir de la mano con la FIFA, han tenido muchos casos y tienen mucha documentación. Estamos sorprendidos porque esperábamos recibir algo, no sé si 4 millones, y de hecho la sentencia del TAS nos da la razón pero no nos quiere indemnizar. No obstante, no es un dinero que tuviésemos asignado.

El Huesca participa en el préstamo facilitado por LaLiga con una entidad inglesa.

Es un fondo de inversión adscrito a una entidad financiera y lo que pretendemos es que, al contrario de lo que hicimos el primer año de Primera, que pagamos todas las obras del campo en metálico, poder pagar en cinco años las que estamos haciendo ahora y con la rentabilidad que generen podamos ir pagándolo plácidamente y guardarnos una cantidad de dinero que en la situación en la que estamos o empeora, siempre tengamos margen de maniobra y no nos quedemos bloqueados.

¿Cuál es la postura del Huesca ante el proyecto de la Superliga europea?

Hay dos corrientes, una es la del Madrid y Barcelona y otra en la que estamos el resto de los mortales. A nosotros el modelo actual nos va bien, se consensuó en el último Real Decreto que se firmó sobre la venta de derechos y lo que se pretendía era que el dinero se repartiera de manera más justa para que la competición fuera más igualada. Hay clubes que pretenden recibir un pastel más importante de los derechos y de ahí viene ese proyecto. Allí poco tenemos que decir, tenemos un voto y la postura de LaLiga está clara, que es en contra, y lo mismo piensa el CSD. Pero también hay que respetar otras sensibilidades.

De llevarse a cabo sería un varapalo.

Tanto a nivel económico y deportivo, y para las propias ligas domésticas, sería tremendo porque no se podría explotar mejor el modelo con respecto a lo que se está haciendo actualmente.

Etiquetas