SD Huesca

FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

Examen de conciencia por las acciones a balón parado

El Huesca solo ha marcado un gol en los 63 saques de esquina que ha tenido a su favor y ha encajado cinco en los 58 de los contrarios, el último el Levante

Examen de conciencia por las acciones a balón parado
Examen de conciencia por las acciones a balón parado
P.S.

HUESCA.- El balón parado se está presentando como un problema para el Huesca, tanto en área propia como en rival. El conjunto oscense ha encajado once goles en jugadas de estrategia, de los 23 recibidos en total, y solo ha anotado tres (de trece marcados). La diferencia es notable en los saques de esquina, ya que los rivales han sacado mucho más provecho que los azulgranas.

El mismo entrenador, Míchel Sánchez, admitía tras el encuentro frente al Levante del pasado martes que había cierta preocupación por las jugadas a balón parado, que han costado puntos, pero sobre todo por las acciones que el Huesca tenía a su favor. El madrileño consideraba que su equipo no había generado tanto peligro como debería en saques de esquina ante los granotas, ya que dispuso de diez córners y solo remató a puerta uno de Dimitrios Siovas que fue a las manos de Aitor Fernández.

Precisamente el central griego es el único jugador del Huesca que ha visto puerta en un saque de esquina. Fue en la tercera jornada, frente al Valencia, en un partido que acabó con empate a uno. No ha marcado más goles el cuadro oscense en córners y, a balón parado, solo ha anotado dos más: el de Sandro ante el Real Valladolid en El Alcoraz, cuando cazó el rechace de una falta para poner el 2-2, y el de Javier Ontiveros contra el Levante, al transformar el primer y hasta ahora único penalti del que ha dispuesto el equipo de Míchel.

Si contamos la Copa del Rey, hay un segundo gol oscense en un balón desde la esquina. Fue el segundo gol de Rafa Mir en Marchamalo, después de un rechace y de que el cuero le quedara al delantero en el área pequeña para marcar.

En cambio, son cinco los goles encajados en jugadas de estrategia, de los cuales cinco han sido en córners. El primero fue de Bruno González para el Valladolid, que marcó de cabeza en el segundo palo tras un saque de esquina botado en corto y el posterior centro. Recibió el Huesca en sendos córners en dos jornadas seguidas: Burgos marcó para el Eibar después de que tocará el centro Oliveira en el primer palo, y en la siguiente David García remató el envío desde la esquina para batir a Andrés Fernández.

Y los otros dos también llegaron en dos partidos seguidos, en los dos últimos precisamente. Unai Núñez remató libre de marca para poner el 2-0 del Athletic de Bilbao en San Mamés y Gonzalo Melero marcó después de dos rechaces y de que la zaga oscense no acertara a despejar.

El Huesca ha encajado otros dos tantos en faltas laterales. El primero fue obra de Daniel Wass en Mestalla. El centrocampista del Valencia lanzó la falta, nadie tocó la pelota y se coló dentro de la portería. Y más dolorosa fue la otra acción, ya que fue el gol de Germán Sánchez que puso el 3-3 para el Granada, tras rematar el lanzamiento de Darwin Machís y para que su equipo neutralizara una ventaja de dos goles de los azulgranas.

63 CÓRNERS, UN GOL

Pero volviendo a lo que más parecía preocupar a Míchel, el no crear peligro en los saques de esquina a favor, el dato es que el Huesca solo ha marcado en uno de los 63 córners que ha tenido a su favor en lo que va de liga.

El ejemplo más claro está en ese último encuentro frente al Levante: diez saques de esquina y solo uno rematado con cierto peligro. En cambio, el rival tuvo tres y en uno de ellos hizo el 1-1 que fue definitivo.

En la primera jornada, en Villarreal, el cuadro azulgrana lanzó seis saques de esquina y no aprovechó ninguno, como tampoco acabaron en gol los cinco lanzados frente a Atlético de Madrid, Elche (rival que no tuvo ni uno a su favor), Real Sociedad, Alavés o Athletic de Bilbao.

En cambio, los de Míchel han recibido cinco goles en 58 córners en contra, cinco menos de los que ha tenido a su disposición. También es cierto que en algunos partidos, el Huesca tuvo que defender varios saques de esquina y lo hizo con éxito, como contra el Sevilla (diez córners), Atlético (siete), Villarreal (seis) o Real Madrid (otros seis).

No obstante, queda como una tarea pendiente mejorar en estas acciones, en ambas áreas, para evitar que se escapen puntos como contra Eibar, Osasuna o Levante, por ejemplo.

Etiquetas