SD Huesca

VESTUARIOS

Míchel: “El responsable de lo que pasa en el terreno de juego soy yo”

Reconoce que debe “dar una vuelta de tuerca” para que al Huesca no le condenen los “pequeños detalles”

Míchel: “El responsable de lo que pasa en el terreno de juego soy yo”
Míchel: “El responsable de lo que pasa en el terreno de juego soy yo”
LOF

HUESCA.- Míchel Sánchez ha afirmado estar "tocado" tras el partido de este miércoles y ha reconocido que el Huesca tiene que mejorar para, además de ser competitivo, obtener buenos resultados. El madrileño se ha señalado a sí mismo como máximo responsable de la trayectoria del equipo y ha lamentado que los "pequeños detalles" siempre beneficien al rival.

El entrenador azulgrana ha comentado que su equipo no ha hecho deméritos para encontrarse con un 2-0 tras una hora de juego y ha destacado la reacción de los jugadores, aunque ha sido tardía al no ser suficiente para empatar. "Creo que hasta el 1-0 el partido estaba más para nosotros que para el Celta y nos hemos ido al descanso con la sensación de que no merecíamos seguir perdiendo. Los primeros 15 minutos de la segunda parte han sido los peores del partido, no hemos ajustado bien la presión, hemos ido a destiempo y es cuando mas nos ha tocado el Celta".

"Los cambios nos han ido bien, hemos reaccionado y hemos tenido más presencia y más llegadas. Ha sido tarde porque no lo hemos conseguido, pero hemos tenido situaciones suficientes para empatar. Nos vamos con 2-0 en el minuto 60 y creo que hasta ahí el Celta no había sido superior como para ponerse 2-0, pero hay pequeños detalles que nos hacen mucho daño y el máximo responsable soy yo, porque el equipo juega a lo que yo quiero", ha analizado Míchel, quien ha resaltado que "en cuanto a actitud, intensidad, buscar portería rival y ser un equipo reconocible", el Huesca lo está logrando, por lo que él debe "buscar soluciones porque la balanza va siempre en el lado contrario".

El madrileño ha recordado que el Celta no ha tenido "un partido cómodo", pero ha subrayado que los azulgranas deben "saber vivir con el error", algo que no están gestionado empezando por el propio técnico, quien debe dar "una vuelta de tuerca". "Todo lo que pasa en el terreno de juego es culpa del entrenador, porque tengo una plantilla que me sigue a donde quiero y quiero ir con esta idea de juego. Nada reprochable al jugador, pero hay cosas que mejorar, tengo que darle una vuelta de tuerca, no soy un ciego. Me voy con la sensación de que en dieciséis partidos hemos sido inferiores a tres rivales y hemos perdido seis partidos y solo ganado uno. Como entrenador tengo cosas que mejorar para que seamos, aparte de competitivos, un equipo que consiga buenos resultados".

Y es que el Huesca ha sumado 5 puntos en diciembre, cuando el conjunto oscense se marcó el objetivo de llevarse al menos 8, lo cual deja a Míchel "tocado". Ahora, ha asegurado el entrenador vallecano, en los tres partidos que quedan de primera vuelta, su equipo debe ganar mínimo dos "para estar en la pelea" y le ve capacitado para conseguirlo.

"Aunque hoy (por ayer) estoy jodido, tengo la sensación de que somos un equipo que va a dar cosas positivas a partir de ya. Lo necesitamos, estoy convencido, pero también sé que hay cosas que mejorar, no puedo obviar que hay cosas que se me están escapando y que hacen que un equipo en dieciséis partidos ha competido muy bien y tenga seis derrotas y solo una victoria, eso lo tenemos que analizar bien porque no vale solo con las sensaciones, la sensación es muy buena, pero los puntos no, esa es mi labor y tengo que solucionarlo lo antes posible para que en la segunda vuelta el Huesca pueda disfrutar de la categoría", ha explicado Míchel.

El madrileño indicó que el Huesca "compite bien" y siempre recibe la enhorabuena de los demás, pero eso es insuficiente para él si no gana, "Nos llevamos siempre las felicitaciones del contrario, pero tener el reconocimiento después de la derrota no me gusta una mierda, yo quiero el reconocimiento a través de los puntos y eso no lo estamos consiguiendo".

"No todo es azar, no todo es suerte y no todo son desgracias. Somos un equipo que a veces falla, pero otras veces también hacemos muchísimas cosas bien. Ahora está cayendo todo lo malo por encima de lo bueno y hay que trabajar para que todo lo malo sea tapado por lo bueno y esa es mi responsabilidad", ha señalado el vallecano tras la derrota en Vigo.

Etiquetas