SD Huesca

PRÓXIMA JORNADA

El Betis es el único horizonte

El partido de este lunes puede marcar el futuro de Míchel y las opciones del Huesca

El Betis es el único horizonte
El Betis es el único horizonte
LOF

HUESCA.- La derrota copera de Alcoy, además de rearmar la leyenda del equipo "con más moral del mundo", ha servido para ahondar en la crisis de juego y resultados del Huesca. El partido de este lunes ante el Betis se convierte en el objetivo único de los azulgranas.

Es el duelo con los verdiblancos el único horizonte que se divisa en el Huesca. El técnico y el equipo salieron muy tocados del choque con el Alcoyano y tanto el futuro de Míchel como el de algunos componentes de la plantilla está seriamente cuestionado y comprometido. Hasta ahora todo han sido mensaje de confianza plena hacia la labor del entrenador y de apoyo por parte de los jugadores.

Pero mandan los resultados y si ya de por sí no han sido favorables y mantienen al equipo como colista en la clasificación, la última serie de marcadores ha sido la peor.

En las cuatro primeras jornadas el Huesca sumó 3 de 12 puntos con empates ante Villarreal, Valencia y Atlético de Madrid y derrota con el Cádiz en El Alcoraz.

En las cuatro siguientes, de la quinta a la octava jornada, el conjunto azulgrana sumó dos de doce puntos tras empatar en Elche y con el Valladolid y sufrir las dos mayores goleadas frente a Real Madrid y Real Sociedad.

Entre las jornadas 9 y 12, otros tres puntos al empatar con Eibar, Osasuna y Granada y perder con el Sevilla.

Después llegó la única victoria, frente al Alavés, y en las últimas cuatro jornadas el equipo de Míchel ha vivido su peor serie de resultados de la temporada ya que ha sumado un punto (ante el Levante) y ha perdido frente a Barcelona, Celta y Athletic.

A estos encuentros hay que sumar la derrota con el Alcoyano y la consiguiente eliminación en la Copa en un paupérrimo partido.

"CENTRARNOS EN LA LIGA"

Tras el varapalo que supuso la despedida copera ante un rival de inferior categoría, todos coincidieron en estar "dolidos" y en la necesidad de centrar todos los esfuerzos en la liga.

"Estamos dolidos porque queríamos pasar a la siguiente eliminatoria. Ha sido un partido complicado, con el terreno de juego en bastantes malas condiciones, pero tenemos que aprender de esto, seguir y centrarnos en la liga", dijo al término del encuentro Jaime Seoane, de lo poco que se pudo salvar en El Collao.

El centrocampista madrileño hablaba de "ir a por los resultados que tanto necesitamos".

Seoane defendió la actitud de la plantilla en Alcoy pese a la deficiente actuación que se vio. "Cada jugador de este equipo tiene muchas ganas de aportar y ayudar. Hemos intentado dar la cara pero por detalles se nos ha ido y son cosas que tenemos que mejorar".

EN EL OJO DEL HURACÁN

A nadie escapa que Míchel está en el ojo del huracán. Hasta ahora el técnico ha gozado de plena confianza por parte del club y nadie se ha significado en contra de él. Pero él mismo admitió tras la derrota con el Barcelona que temía por su cargo pese a estar convencido de que tenía soluciones para salir del atolladero.

El fútbol es como la pescadilla que se muerde la cola y al final los entrenadores no dejan de ser "maletas con ruedas" condicionados por los resultados. Y son los primeros en caer cuando la cuerda se rompe.

El problema del Huesca es que lo que empezó teniendo buena pinta (la idea de juego y esos empates iniciales ante Villarreal, Valencia y Atlético), ha caído al punto muerto o al estancamiento y a una sucesión de errores muy marcados que han privado al equipo de llevar un aceptable ritmo de puntuación que, sin ser excesivamente exigente, le mantendrían más vivo que esos cuatro puntos que le distancian de los puestos de salvación en estos momentos.

LA "COPA-TRAMPA"

El Huesca no ha sido ajeno al sufrimiento que ha dejado la Copa en algunos equipos de Primera. Pero el mal de los derrotados no debe servir de consuelo.

En el caso del equipo azulgrana, ha habido jugadores que también han dejado comprometido su futuro a corto plazo con el mercado invernal abierto hasta el próximo día 31.

Este viernes mismo ya situaban a Eugeni de regreso al Albacete y con él a Dani Escriche. Apenas están jugando en la Liga y en el encuentro de Alcoy le dieron argumentos a Míchel para su ostracismo. No solo ellos, porque salvo Seoane y Sergio Gómez, que fueron los que más participaron en el juego, muy pocos se libraron del suspenso.

LA DISYUNTIVA DEL MERCADO DE INVIERNO

El mercado de invierno para el Huesca va a estar muy condicionado, como para el resto de los equipos, por la crisis económica derivada de la pandemia.

En la entrevista que concedió a este periódico hace un par de semanas el director general del club, Josete Ortas, dejó bien claras las intenciones de que el club acudiría al mercado de invierno. Pero también afirmó que no sería sencillo y que era un momento complicado, "toca apretarse el cinturón", de modo que para dar cabida a nuevos jugadores tendría que haber salidas.

En este sentido, sí conviene tener en cuenta que los beneficios previstos se han quedado en nada o casi nada ya que LaLiga ha recortado un 5 por ciento los derechos de televisión de la temporada pasada (400.000 euros para el Huesca) y la previsión es similar para la próxima temporada (supondrán 2,5 millones), además de los aproximadamente 2 millones que representan los ingresos de taquillas y abonados que no se van a producir.

Esos 5 millones de pérdidas para el Huesca es como pensar en 200 para un grande como el Madrid, por citar un ejemplo.

De ahí que el club vaya con tiento y pies de plomo en los movimientos de este mercado -como se puede ver en todos los equipos- no solo para incorporar nuevos futbolistas (un pivote defensivo y un extremo son las prioridades del Huesca) sino también ante cualquier otra operación, como la de un hipotético relevo en el banquillo, para no castigar en exceso la economía que pueda hipotecar el futuro.

Pero cierto es también que se quieren aportar soluciones y no dejarse ir ni arrojar la toalla con todo un mundo por delante y cuando aún hoy el Huesca lleva más puntos que hace dos años y está más cerca de sus rivales directos que entonces.

Conclusión: centrarse en el Betis. Es la prioridad que hay. Y a partir de las once de la noche de este lunes -resultados mandan- veremos en qué futuro trabaja el Huesca.

Etiquetas