SD Huesca

FICHAJES

Emoción en el cierre del mercado

El Huesca equilibra su límite salarial y espera tener capacidad de maniobra para fichar

Emoción en el cierre del mercado
Emoción en el cierre del mercado
SDH

HUESCA.- El Huesca se va a mantener a la espera hasta última hora para ver en qué medida puede apuntalar la plantilla. Hasta la medianoche de este lunes tiene de plazo el club azulgrana para compensar salidas con entradas. Esa es la base sobre la que se va a gestionar la o las operaciones. La cesión de Nwakali al Alcorcón abrió este domingo la veda.

A lo largo del fin de semana los clubes, y el Huesca entre ellos, han estado empleándose a fondo para ver cómo podían equilibrar los límites salariales. Las negociaciones con LaLiga parecen estar bien encaminadas, no sin piruetas, y por tanto este lunes se avecina un lunes de locura porque van a ir todos en tromba en busca de sus "mirlos blancos". Solo hace falta echar un vistazo para ver que hasta ahora, con todos maniatados por los topes salariales, apenas se han producido movimientos. Y si este lunes hay "rienda suelta" llegará ese acelerón final.

En el Huesca se ha dado una absoluta prioridad al apartado económico desde que se conocieron los recortes de LaLiga por los derechos audiovisuales (un 5 por ciento de la temporada pasada y otro tanto de la actual, que será contabilizado la próxima y que al Huesca le suponen algo más de 3 millones de euros), además de las pérdidas por abonados y taquillajes (un par de millones) y los pertinentes contratos publicitarios. El escenario financiero sitúa unas pérdidas que superan los cinco millones, cifra que para un club con las limitaciones de la entidad oscense pueden llevarle a una peligrosa deriva si no se controla con el rigor que ha permitido al club en estos años poder crecer como lo ha hecho.

Dicho esto, la llegada de Pacheta también ha permitido "descubrir" a tres jugadores que parecían condenados al ostracismo y que en dos partidos han dado un golpe sobre la mesa. Se trata de Gastón Silva, Doumbia y Seoane, convertidos en los tres primeros grandes "refuerzos" del mercado invernal.

Tres futbolistas que ganan peso y que se suman a la extensa lista de ausencias por lesiones o covid como Sandro, Mosquera, Juan Carlos e Insua, además de Ontiveros que no jugó en Valladolid por estar sancionado.

CENTRAL, MEDIO Y EXTREMO

El Huesca, a la espera de las salidas que puedan producirse -pese las reticencias de algún jugador-, trabaja en el escenario de los refuerzos con un defensa central (el nuevo sistema obliga a tener más alternativas) y uno o dos centrocampistas o en su caso un extremo en lugar de un segundo mediocampista. Dependerá también de quién pueda salir.

En la rampa de salida aparecen Eugeni (que hasta la fecha se muestra firme en finalizar su contrato a final de junio), Musto (el mercado argentino, que puede ser su destino, se cierra la última semana de febrero) y algún otro futbolista por el que también ha habido equipos interesados, además de Nwkali, cedido al Alcorcón.

SIN LOCURAS Y SIN URGENCIAS

Y se insiste en que si no hay dinero no puede haber urgencias que puedan conducir a la locura. Las gestiones del fin de semana han abierto una puerta a la esperanza para tener capacidad de maniobra y apuntalar un plantel que va a pelear por la permanencia hasta el final. Se esperan noticias y un día más que ajetreado.

Etiquetas