SD Huesca

FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

El gran reto de un Huesca con mentalidad ganadora

El equipo azulgrana, con extra de motivación y en línea ascendente, afronta la visita del Real Madrid con el objetivo de seguir avanzando

El gran reto de un Huesca con mentalidad ganadora
El gran reto de un Huesca con mentalidad ganadora
SD HU

HUESCA.- El Huesca de Pacheta mide su crecimiento ante un Real Madrid que va a examinar en El Alcoraz el nivel de su nueva crisis, acrecentada con una "negra" cuesta de enero que se saldó, en los seis partidos disputados, con victorias ante Celta y Alavés, empate con Osasuna y derrotas frente a Athletic y Alcoyano (Supercopa y Copa) y la última liguera con el Levante.

Los azulgranas, con el relevo en el banquillo y la llegada de Pacheta, han firmado los tres signos de la quiniela: derrota en Getafe, empate con el Villarreal y victoria en Valladolid. Unos resultados que acreditan la mejoría y la trayectoria ascendente del equipo, que poco a poco se está haciendo fuerte desde los cimientos.

El sistema de tres centrales y la irrupción de Gastón Silva y Doumbia (prácticamente inéditos con Míchel), además de la continuidad de Seoane, le han dado otro aire al conjunto oscense.

Si en Getafe y ante el Villarreal faltó más mordiente, Pacheta introdujo una variante para dar más verticalidad con la entrada de Mikel Rico en el trivote que forma con Doumbia y Seoane, y de Okazaki como acompañante de Rafa Mir en el ataque.

Vistos los buenos resultados, y la clara apuesta de Pacheta, el Huesca se mantendrá fiel al estilo de las últimas confrontaciones, en las que van floreciendo los brotes verdes.

Cabe la posibilidad de que haya una novedad. Con Ontiveros ya disponible tras cumplir su partido de sanción, el marbellí tiene muchas papeletas de ser uno de los "detalles" que introduzca Pacheta en el once, en cuyo caso sería el japonés Okazaki quien quedaría relegado al banquillo.

En la convocatoria también será novedosa la vuelta de Juan Carlos, tras dar ya negativo en el test del covid.

Y también es factible la entrada en la citación del último en llegar, Vavro, que ayer entrenó y ya mostró las condiciones que atesora con sus 193 centímetros para fortalecer el eje de la zaga.

Lo que sí está claro es la fortaleza mental y la confianza con la que afronta el Huesca este duelo, que por añadidura se ve como una buena ocasión de hurgar en la herida del Madrid, que llegó con 17 jugadores, entre ellos dos canteranos y los tres porteros, con lo cual Zidane no podrá hacer ni los cinco cambios de jugadores de campo.

Pese a esa precariedad de efectivos, que nadie olvide lo que tiene este sábado enfrente el Huesca. Cualquier estrella del Madrid vale, mínimo, por todo el presupuesto azulgrana.

SANDRO, CON CAUTELA

AunqueSandro se ha incorporado a la dinámica del grupo, Pacheta no despejó la duda de si estará ya disponible para este encuentro, si bien de sus palabras parece descartado de inicio. Sobre el canario, el técnico afirmó que no quiere precipitarse y que "cuando llegue lo haga con toda la energía del mundo" ya que considera que "es un jugador al que voy a cuidar mucho porque es para esta plantilla y para este club determinante. Vamos a ir con mucho cuidado con él".

VALERA, OPERADO

Pacheta mandó "un abrazo enorme" a Antonio Valera, operado del hombro izquierda y al que se pierde para lo que resta de temporada. La intervención se realizó en la clínica MAZ de Zaragoza y fue dirigida por los doctores José Luis Ávila y Santos Moros. Estuvieron presentes el doctor Velilla, traumatólogo colaborador del club altoaragonés, y el doctor Fernando Sarasa, responsable de los servicios médicos.

Además del guardameta, siguen siendo baja Insua y Mosquera.

Etiquetas