SD Huesca

sd huesca

Pacheta: "Podemos competir con cualquiera, cada vez somos mejores y sabemos ganar"

El entrenador del Huesca califica la figura de Mendilibar como "referente" y destaca que "el Eibar tiene un plan que le ha funcionado muy bien"

El técnico azulgrana ha destacado la figura de su colega del Eibar. “Mendilibar para mí es un referente, me merece un respeto absoluto, creo que lleva en Primera División quince años. Este es un equipo con un plan, y un plan que le funciona y un rival muy peligroso porque le ha funcionado durante muchos años y si ahora no ha sido así les volverá a funcionar porque juegan muy bien. Interpretan muy bien la Primera División, son todos jugadores de Primera División porque llevan muchos años en la categoría. Y son difíciles de combatir, pero hemos preparado el partido para ganar y ya veremos cómo sale. Pero el Eibar es un rival muy fuerte y domina muchos parámetros del juego y tiene bastantes jugadores de mucha calidad y muy buenos”.

Por el estilo de ambos conjuntos acepta que el encuentro puede ser “una guerra de guerrillas”. Lo que tiene claro Pacheta es que “va a ser un partido muy duro, con mucho balón largo, muchas segundas acciones y en eso el Eibar es un especialista. Sabe jugar muy bien a través de ese segundo balón, se activan y son muy peligrosos cuando lo cogen. Si ganas ese segundo balón te vas a su área, cuando lo pierdes te vas a la tuya. Importa el primero pero más todavía el segundo porque el que lo coge tiene posibilidades de pillar al otro equipo con muchos espacios, a la espalda o en amplitud”.

La gestión anímica del vestuario es más llevadera después de un triunfo, como el conseguido ante el Granada. “Las victorias generan mejor ambiente y más positivismo pero al final nosotros no cambiamos la manera de trabajar. Seguimos haciéndolo igual, tienes dos días después del partido que son distintos porque son mucho más alegres, pero otra vez tenemos otro partido de una importancia máxima y no nos da tiempo ni a alegrarnos en exceso ni a disfrutar demasiado, ni a apesandumbrarte si es la revés. Solo da tiempo a preparar el siguiente partido. Cuando ganas todo es más bonito y alegre y sobre todo que te pone en situación de creernos que podemos conseguirlo. Es lo más importante de las victorias, la confianza que te dan y la posibilidad de afrontar el siguiente con más optimismo”.

Lo mismo que sucedió en Valladolid, el choque ante el Eibar pone en juego algo más que tres puntos, golaverage incluido. Los enfrentamientos directos son más de tres puntos, no es un calificativo en exceso desproporcionado. Son partidos en los que hay que decirle poco al jugador. El futbolista está muy comprometido con la situación y con la causa. Ellos ya saben a lo que se enfrentan. Cuando tienes un vestuario así de maduro se necesita la activación justa para no sacar más. Es como cuando alguien comete un error, si se da cuenta de ello para qué vas a estar martilleando más. Es parecido, el jugador está comprometido, sabe lo que hay y está preparado para la lucha”.

"Son partidos en los que hay que decirle poco al jugador. El futbolista está muy comprometido con la situación y con la causa. Ya saben a lo que se enfrentan"

La realidad es que el Huesca ha ido estrechando el cerco en la clasificación, pero Pacheta no lanza las campanas al vuelo cuando se le pregunta si una victoria puede poner la liga patas arriba en la parte baja. “De lo que somos conscientes es de que ganando en Ipurúa tenemos que pensar en ganar el siguiente porque no se acaba la liga. Allí se tiene que ir a ganar y hemos preparado el partido para ganar. Luego el rival juega y a veces lo hace mejor que tú o tiene más suerte. Si ganamos nos vamos a meter en 22 puntos y si antes nos daban como deshauciados, nos permite meternos en toda la pomada. Y entonces sí que nos enganchamos a la liga”.

Otra de las cuestiones que se le han planteado es la posición en la que jugó David Ferreiro, más de interior, y si es también a un aviso para jugadores de perfil similar como Sergio Gómez y Ontiveros. “Ese es mi trabajo, sacar el máximo rendimiento de todos y en ello estoy. Creo que esa posición a Ferreiro le va perfecta. Puede jugar por dentro, es un jugador de muy buen primer contacto, tiene muy buena conducción y nos da paz con el balón. Nos da esas virtudes que tiene, esas llegadas con centro y se vio en el pase del primer gol a Escriche. Estamos convenciendo a los jugadores de que hay posiciones en las que pueden rendir más y es mejor para el equipo. De lo que nos damos cuenta es de que esto nos sirve para ganar y para saber lo que hay que hacer en todas las posiciones”.

Ante el Granada se exprimió al máximo el balón parado, algo que también ha puesto en valor el entrenador del Huesca. “Eso genera confianza, cuando salen las cosas que entrenas. El cuerpo técnico prepara el balón parado, en este caso lo hace Chema, y vamos sumando todos. Si el jugador recoge el premio con lo que trabaja se siente mejor, consigue el objetivo y entonces cree. Sin duda el balón parado es muy determinante en el fútbol actual y hay que preocuparse de ello. Si lo aprovechas en ataque y en defensa no te hacen daño, eres un equipo más peligroso”.

Ha incidido el técnico en que el Huesca, como dijo tras ganar al Granada, está en el lío. “Es verdad que hemos pasado de estar a cinco o seis puntos de todo el jaleo a ponernos a dos. Yo solo pienso en nosotros y eso nos da moral e ilusión. El rival me condiciona un poco pero la tabla clasificatoria no porque no la miro, no es algo que me obsesiona. A mí me obsesiona cada partido, cada entrenamiento, cada momento y el camino de ahora. Si vamos ganando, el camino va a ser más liso que si vamos perdiendo y eso es lo que a mí me obsesiona. El objetivo se consigue en mayo, no ahora. Ahora podemos lograr pequeños objetivos pero el definitivo es el de mayo, en el penúltimo y en el último partido. Estamos mejor porque hemos recortado puntos, porque nos vemos allí, nos estamos enganchando, el equipo está con mucha más moral, más ilusilnado y más alegre. Y lo veo comprometido”.

Pacheta ha confirmado que siguen recuperándose de sus lesiones Mosquera y Luisinho y que Sandro está muy mejorado (ya entró en convocatoria ante el Granada) y “es la incorporación más clara”, por lo que podría disfrutar de minutos en Eibar.

Etiquetas