SD Huesca

división de honor juvenil

Cruel empate del Huesca, que pudo ganar claramente

Con varios partidos pendientes, los de Toa no dependen de sí mismos

Manu Rico, rodeado de jugadores del Stadium Casablanca.
Manu Rico, rodeado de jugadores del Stadium Casablanca.
RAFAEL GOBANTES

sd huesca0

St. Casablanca0

SD Huesca: Pablo, Periañez, Raúl, Hugo Anglada, Bernárdez, Jaime, Mallén (Martín Luna, 60), Xavi Sola, Manu Rico, Gayán (Juárez, 85) y Alex Mallor (Cortés, 60) .

St. Casablanca: Nico, Guillén, Andrés, Sanz (Fernández, minuto 77), Cortés, Arana, Trullén, Pelegrín (Coloma, minuto 89), Aznar, Tena (Caro, minuto 46) y Horno.

Árbitro: Aranda Anqueta. Amonestó al local Bernárdez y a los visitantes Pelegrín, Sanz, Nico y Arana.

-El Huesca sumó un punto insuficiente ante el Stadium Casablanca en un partido en el que tuvo ocasiones para dar y tomar. El resultado deja a los azulgranas con la clasificación en el limbo. Se mantienen quintos pero con los cambalaches de los encuentros suspendidos en esta jornada y alguno que queda pendiente (sobre todo dos al Ebro y uno al Lleida), los de Toa ya no dependen de sí mismos para mantener la quinta plaza ni siquiera ganando al Zaragoza en la última jornada.

Y aquí también habrá que ver qué decisión toma la Federación Española, puesto que antes de disputar esa jornada final del próximo fin de semana se tendrían que jugar los choques pendientes. Si no es así, es obvio que la competición quedará claramente adulterada.

El partido se resume fácil. Un mal primer tiempo, sin brillo, con mucha disputa, pocas llegadas y sin ocasiones claras. En la segunda cambió el decorado. El Huesca fue poniendo el campo cuesta abajo para ir cobrándose oportunidades. De entrada, en el 59, un gol anulado a Sola por fuera de juego. Y a partir de ahí, una sucesión de ocasiones que de forma increíble no concretó. 

Un centro de Sola lo tuvo Martín Luna en boca de gol y sin oposición para mandar el balón alto. Y en los diez minutos últimos, en pleno acelerón, con el Casablanca asediado (y a la caza de alguna contra con peligro pero bien defendido por el Huesca), Sola estuvo presente en casi todas las opciones pero entre el portero y su falta de definición no hubo manera, como tampoco Martín Luna o Cortés. Ya en el descuento, Sola cabeceó al palo y el portero salvó ante Cortés. Desenlace cruel, pero goles son amores.

Etiquetas