SD Huesca

PRIMERA DIVISIÓN

Seguimos sumando, y no solo puntos

El punto conseguido en  Ipurúa, aunque ahora mismo pueda sabernos a poco, nos acerca a la permanencia

Partido de la S.D. Eibar y S.D.Huesca
Partido de la S.D. Eibar y S.D.Huesca
EUROPA PRESS

La SD Huesca consiguió en Ipurúa un punto que, aunque ahora mismo pueda sabernos a poco por cómo se dio, nos acerca a la permanencia. Nos mantiene en la lucha. Nos permite seguir creciendo y creyendo en el discurso de Pacheta, y reafirma lo que ya llevamos vislumbrando las últimas semanas: que a este equipo no será fácil bajarlo del tren de la Primera División.

Sería fácil caer en la lectura del “se nos escaparon dos puntos” o “el balón parado nos vuelve a condenar”. Pero, en mi modesta opinión, esa no es la lectura correcta.

La realidad es que el Huesca sufrió mucho en la primera mitad. Un primer acto en el que el Eibar fue superior y mereció más. Pero por fin este equipo supo sufrir y salir indemne de esa superioridad rival. Porque, hasta el sábado, casi siempre que alguien nos superaba en juego, acababa haciéndolo también en el marcador. Así que a todas las virtudes que viene sumando este equipo desde la llegada de Pacheta al banquillo -y que ya hemos ido desgranando semanas atrás en este espacio de opinión- desde este sábado podemos añadir también la de sufrir y salir ilesos.

Pero en la segunda mitad, la contienda se igualó. Y la lectura, otra vez acertada desde el banquillo, en los cambios, mejoró al equipo. A pesar de que no se llegó a dominar el choque, esa mejoría nos dio para dar mayor sensación de peligro cada vez que pisábamos campo contrario, hasta que supimos aprovechar nuestro primer disparo a puerta para adelantarnos en el marcador.

Sí, la alegría duró poco, apenas 2 minutos. Porque el Eibar obtuvo el (merecido) premio del gol en la siguiente jugada. Un saque de esquina muy bien ejecutado y con un remate inapelable, perfecto, a cargo de Diop. ¿Se pudo defender mejor? Siempre se puede. Pero creo que en esta jugada en concreto hubo más mérito de los eibarreses que demérito de los nuestros. Aunque no es menos cierto que no es el primer gol de estrategia que se encaja en lo que va de temporada. Y por ahí sí hay una fuga que se debería reparar si no queremos quedarnos más jornadas con la miel en los labios.

Destacar un día más el partido de Ferreiro actuando de volante. Porque como siempre desde que llegó, da igual quién se haga cargo del banquillo, que al final el gallego se hace pieza imprescindible juegue donde juegue. Y, por último, la mejor noticia de la tarde: el regreso de Sandro. Por el punta canario pasan muchas de las posibilidades de que, la temporada que viene, Huesca y Aragón sigan siendo de Primera.

Hay que ser realistas y reconocer que, estar en la situación en la que nos encontramos después de conseguir tan solo 12 puntos en la primera vuelta, es todo un regalo. Lo más importante es seguir sumando cada jornada. Y no solo puntos. 

Etiquetas