SD Huesca

SD HUESCA

Sandro podría reaparecer en el partido contra el Barcelona

El atacante canario sufre molestias en el glúteo derecho, una lesión que no reviste gravedad 

Sandro, en un partido contra el Real Valladolid
Sandro, en el partido de su debut frente al Real Valladolid
Rafael Gobantes

La plantilla del Huesca guardará mañana martes descanso, tras la sesión de recuperación de hoy (titulares en el gimnasio y el resto en el campo), y cuando mañana vuelva al trabajo buena parte de la atención se centrará en ver cómo se encuentra Sandro.

El canario notó unas molestias al acabar el entrenamiento del sábado, como explicó Pacheta en la rueda de prensa posterior al partido, pero sin que revistieran gran importancia según se apreció en la ecografía que le hicieron los servicios médicos la misma víspera del encuentro.

El jugador formó parte de la convocatoria y se concentró con el resto de sus compañeros en el Hotel Pedro I. El domingo por la mañana sintió leves molestias y se le hizo una resonancia. Y una vez en el partido, fue en el calentamiento que hizo en el segundo tiempo cuando estaba preparándose para incorporarse al juego cuando el propio futbolista no encontró sensaciones y sí molestias de nuevo, de ahí la decisión de no jugar.

Después de las pruebas realizadas, lo que tiene Sandro son unas molestias en el glúteo derecho. No es, en apariencia, una lesión que pueda impedirle estar disponible el próximo lunes en Barcelona, pero es obvio que habrá que ver su evolución desde mañana miércoles, en el regreso de los entrenamientos.

El jugador ha estado antes de llegar al Huesca bastante castigado por las lesiones, de ahí que se le esté cuidando al máximo para evitar contratiempos como los que ha vivido en el pasado y esta misma temporada. Tal vez por todo lo vivido el jugador se vea más sensibilizado al mínimo dolor o molestia. En cualquier caso, todos cuantos están en el día a día con él destacan su gran profesionalidad y su entrega más allá del cien por cien.

Sandro debutó con el Huesca ante el Valladolid, en la sexta jornada, y lo hizo con un gol a los pocos segundos de entrar en el partido. Disputó los siguientes seis encuentros hasta el choque con el Granada, donde cuajó una gran actuación, si bien tras dicho partido tuvo que parar por una lesión en el aductor derecho.

Se perdió cinco partidos, reapareció ante el Betis en la jornada 18, y de nuevo cayó lesionado, esta vez con una rotura en el recto anterior del cuádriceps izquierdo.

Pacheta se incorporó tras ese encuentro con el Betis y pudo disponer de él ante el Éibar, donde marcó el gol azulgrana.

Y el domingo volvió a ver frenada su participación, si bien se confía en que esta vez no sea prolongada.

Etiquetas