SD Huesca

Atlético de Madrid, 2 - Huesca, 0

Los jugadores, uno a uno

Sandro Ramírez SD Huesca
Sandro se suelta un chutazo que detuvo Oblak
Agencia EFE

Álvaro Fernández: El meta riojano ha vuelto a la titularidad y nada ha podido hacer en los dos goles del Atlético. Felino en tres intervenciones, dos consecutivas. Hay porterazo.

Mikel Rico: Dejà vu del vasco, que recupera el lateral en el que había jugado hace años en el Huesca. Ha empezado titubeante pero se ha ido creciendo conforme avanzaba el partido para acabar bien.

Pablo Insua: Bien el central gallego del Huesca, con solvencia y con calidad en la salida del balón. Su confianza es una garantía para el equipo. Va a más.

Jorge Pulido: Sereno el central, con el infortunio del desvío del balón en el disparo de Correa en el primer gol, pero cumplidor en general.

Dimitrios Siovas: Inconmensurable el griego en todas las facetas del juego (incluso filtrando pases a los delanteros por bajo), hasta que ha tenido la pifia del segundo gol en el que entrega el balón a Marcos Llorente dentro del área. Una lástima. Había podido hacer el 0-1 en el tercer minuto pero su disparo flojo lo ha parado Oblak.

Sergio Gómez: Posiciones inauditas para el “golden boy”, que ha comenzado con muchas imprecisiones pero poco a poco ha ido tomando tono y en algunas acciones nos ha recordado al de inicios de la temporada pasada.

Idrissa Doumbia: Apartado del eje del centro pierde eficacia, pero no desentona. Siempre parece que puede perder el balón pero sus piernas kilométricas lo impiden. Tiene mucho futuro.

Pedro Mosquera: El gallego ha puesto muchísimo orden en el Huesca ante las arremetidas en el primer tiempo del Atlético de Madrid y eso ha salvado al equipo de muchos apuros. Ha lanzado en largo hacia Mir con calidad en varias ocasiones.

Dani Escriche: Lástima el puntito de calidad que le falta, porque fundamentos y empuje le sobran. Incluso se ha marcado un centro al que no ha llegado Mir por los pelos que hubiera sido gol nada más iniciar el segundo tiempo.

Rafa Mir: Uno de los partidos más decepcionantes del murciano en la época Pacheta. Torpe cuando tenía oportunidad de arrancar en profundidad. Sin finura.

Shinji Okazaki: Al japonés le ha marcado el árbitro desde el inicio. Faltas en contra sin sentido y omisión cuando eran a favor. Pelea sin oportunidad.

David Ferreiro: Quizás la media hora con menos presencia de las que se le recuerdan al gallego.

Sandro Ramírez: Salió, vio, casi marcó y luego se ha soltado un chutazo que sacó Oblak. Tiene una calidad infinita. No ha tenido fortuna con el gol.

Javi Galán: Corajudo, valiente pero sin mucha precisión. Su presencia siempre se agradece.

Pedro López: Pocos minutos, mucha entrega.

Borja García: Pocos minutos, poca entrega.

Etiquetas