SD Huesca

CLASIFICACIÓN

Tres plazas de descenso y ninguna está decidida

El Eibar es el más alejado pero mantiene la fe y el Huesca, que no depende de sí mismo ahora, busca una gran recta final

Seoane y Mikel Rico, ayer, durante el entrenamiento del equipo azulgrana en El Alcoraz.
Seoane y Mikel Rico, este jueves, durante el entrenamiento del equipo azulgrana en El Alcoraz.
SDH

Con el Levante alejado a ocho puntos del descenso y virtualmente salvado (lleva 38), aunque en “estado de crisis” por la trayectoria descendente del equipo tras su eliminación en la semifinal copera, se podría decir que la pelea por la permanencia está entre los siete últimos clasificados y calendarios para todos los gustos que en todos los casos no invitan a la relajación en las cinco jornadas que restan.

El Cádiz, con 37, tiene a tiro de una victoria llegar a los deseados 40 puntos. “Hemos tenido una semana muy alegre y estamos con ganas de cerrar la permanencia en Granada”, dijo este jueves Choco Lozano. El calendario que le resta es un arma de doble filo. Si vuelve de vacío de Granada, el Cádiz se pondrá “serio” ante el Huesca y después le esperan Osasuna, Elche y Levante.

El Valencia, poco acostumbrado a vivir en zonas pantanosas, no ha cerrado la salvación y tiene un calendario que puede ser comprometido si no espabila. De entrada, recibe al Barcelona, que no está para bromas con el título en juego. Así que a sus 36 puntos le faltan añadir los de una victoria que le de la tranquilidad definitiva. Luego jugará contra Valladolid, Sevilla, Eibar y Huesca, a donde los azulgranas esperan que llegue pensando en las vacaciones. O temblando.

El Getafe, con 34, dio un golpe sobre la mesa en El Alcoraz. Recuperó su mejor versión pero la irregularidad que ha marcado su temporada. El calendario, excepto la visita a Villarreal, no pinta duro después: Eibar, Celta, Levante y Granada.

En “alerta roja” están los cinco últimos. El Alavés, con 31 puntos, dibuja en su rostro la mejor de sus sonrisas bajo el “efecto Calleja”. Cuatro partidos sin perder (8 de 12 puntos) y sabor de remontada cuando la deriva con Abelardo era muy peligrosa. El equipo babazorro tiene una gran oportunidad en Eibar. Levante, Elche, Granada y Sevilla serán sus otros rivales.

El Valladolid, por diferencia de goles con el Elche, llegó a los 30 con el empate de Bilbao que le permitió salir del descenso. El equipo salió reforzado pero el calendario que tiene es peligroso. Recibe al Betis (con Europa en juego) y el resto de las jornadas también dan miedo si sus rivales están con urgencias. Valencia, Villarreal, Real Sociedad y Atlético de Madrid.

El Elche, también con 30, tiene la reválida del Atlético de Madrid para abrir boca en esta recta final de cinco jornadas. Los colchoneros ya no pueden ceder tras ganar una vida ayer. Con Escribá, eso sí, el equipo franjiverde se ha hecho fuerte en casa (tres victorias y dos empates y le quedan tres encuentros), aunque fuera ha sumado un punto en sus seis últimas salidas. Para los próximos compromisos cuenta con la baja importante de Mojica. Tras el encuentro con el Atlético, el Elche jugará contra Real Sociedad, Alavés (atención), Cádiz y Athletic.

Al Huesca, penúltimo con 27 puntos, le duró poco la alegría de su salida del descenso. Las tres derrotas encadenadas han frenado la remontada. A los azulgranas les quedan tres partidos en casa (Real Sociedad, Athletic y Valencia) y dos fuera (Cádiz y Betis). Los de Pacheta no miran más allá del partido más inmediato, la Real, que les puede devolver a la ”vida”. Una carambola no excesivamente complicada le sacaría del descenso de nuevo. La ecuación pasa por ganar a la Real (que es lo que entraña mayor dificultad) y que Elche y Valladolid pierdan sus partidos ante Atlético y Betis. Con un triple empate a 30 puntos, el Huesca se pondría por delante ya que tiene ganado el golaverage con ambos.

El Eibar, con 23, se resiste a darse por descendido. De ello se encarga su entrenador, Mendilibar, que tras la derrota ante la Real, dijo: “Queda un partido menos, estamos a una distancia de 7 puntos, las posibilidades son pocas, pero las tenemos que pelear. No hay nadie descendido y allí están las tres plazas”.

Etiquetas