SD Huesca

PARTIDO DE LIGA

El Huesca, ante su final de “Champions” en Primera

El equipo azulgrana afronta el partido definitivo con la obligación de ganar al Valencia para sellar su permanencia en la máxima categoría

Partido del Huesca contra el Athletic de Bilbao
Partido del Huesca contra el Athletic de Bilbao
PABLO SEGURA

Justo este jueves se cumplían dos años del ascenso histórico del Huesca a Primera División. Tan memorable fue aquella fecha del 21 de mayo de 2019 en Lugo como el apoteósico paseo triunfal del autobús del equipo por las calles de la ciudad el día después, hoy hace dos años.

Aquel paso del equipo oscense por la máxima categoría fue un visto y no visto. Un billete de ida y vuelta que tuvo el retorno a Primera en plena pandemia. Sin salir de ella estamos, el tiempo vuela y hoy, 22 de mayo de 2021, el Huesca afronta otro reto mayúsculo para su historia con la lucha por la permanencia en Primera División. Es la particular “Champions” del equipo oscense.

Cuando Pacheta entró en escena en la jornada 19, con el Huesca claramente en descenso, a seis puntos de salir de él, pocos podían pensar que aquella expresión viral del técnico del “que se preparen, que nos esperen” iba a ser una realidad corregida y aumentada.

Llegados a este punto, cierre de la temporada, y con una labor de hormiga, el Huesca ha ido recortando distancias a todos los que le antecedían en la clasificación y se ha plantado en la última etapa con media cabeza por delante. Depende de sí mismo, el partido de hoy ante el Valencia, es la final, la culminación del éxito o la frustración en el viaje de vuelta a Segunda.

No tiene necesidad el Huesca de mirar lo que pasa en Elche o en Valladolid. Tiene la ventaja que esos dos equipos quisieran tener, depender de sí mismos para salvar el pellejo.

Esa fortaleza, esa “vida”, es una ventaja espectacular con los intereses que hay en juego, como seguir en el cielo o regresar al infierno.

Los dos últimos partidos del Huesca en El Alcoraz son el manual a seguir por los azulgranas. Dos triunfos ajustados, con puerta a cero y sendos goles de Sandro que han dado seis puntos fundamentales después de una excelente labor coral, llena de trabajo y esfuerzo. Una de las claves para el Huesca debe ser el golpe sobre la mesa que desde el primer momento tienen que dar los de Pacheta para demostrar que se lo juegan al todo o nada.

Continuidad en el juego y también en la alineación. Vavro, que se lesionó a los cinco minutos del partido contra el Betis, está disponible y podría estar en el once. En caso contrario, Gastón Silva sería el tercer central, con Siovas en el eje y Pulido escorado a la derecha.

Las alegaciones presentadas por la tarjeta de Javi Galán no han dado fruto y el pacense se pierde la despedida de la temporada. Su puesto, a tenor de lo que se ha ido viendo, será para Sergio Gómez como carrilero. Y lo demás no lo tocará Pacheta.

Ganar o ganar. No hay más alternativa para sellar la permanencia.

El Valencia, liberado, con sentido de profesionalidad

El Valencia a su vez afronta el choque sin nada en juego como ha pasado desde que Voro González debutó en el banquillo con el triunfo ante el Valladolid y logró la salvación virtual, pero en buena dinámica competitiva, como demuestra su sólida victoria de la semana pasada ante el Eibar, que supuso el descenso del equipo vasco.

Una de las obsesiones del técnico es que el equipo “no se caiga” para preservar la buena imagen del club, pero también porque cree que dada la mala temporada que han firmado no se lo pueden permitir de cara a sus propios aficionados.

Esta determinación ha llevado al entrenador valenciano a minimizar las rotaciones tanto en la competida visita al Sevilla como en el encuentro ante el equipo armero y antes con el Valladolid, y tampoco se espera que lleguen hoy, más allá de proteger a algún jugador con molestias

Etiquetas