SD Huesca

Opinión

Volver a la casilla de salida

Por
  • Luis Costa
OPINIÓNACTUALIZADA 24/05/2021 A LAS 13:41
sd Huesca 0 valencia 0 descenso del Huesca 22 - 5 - 21 foto pablo segura[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Pacheta, con los árbitros.
Pablo Segura

Es difícil escribir horas después de ver cómo la SD Huesca certificaba su descenso a 2ª División e intentar no caer en las emociones que deja un día como el del pasado sábado. La realidad es que el partido fue un reflejo absoluto de lo que ha sido el Huesca esta temporada. Tanto en lo bueno como en lo malo. Y me temía que esto podía pasar en el día más importante.

El choque con el Valencia fue muy similar a los dos últimos en El Alcoraz con la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao: una buena puesta en escena, presencia en campo rival, llegadas con peligro, muy solventes defensivamente, pero con una alarmante falta de gol. La diferencia con las anteriores estuvo en que, esta vez, nos encontramos enfrente con un inspirado Cillessen y la suerte que tuvimos el día del Athletic en la acción de Unai Simón o el día de la Real cuando Elustondo peinó el balón para dentro, no la tuvimos en esta ocasión. Los palos privaron hasta en dos ocasiones a Sandro -inmenso todo el partido- de anotar uno de los goles más importantes de la historia de este club.

Y duele mucho ver cómo te vas a Segunda el día que solo dependías de ti mismo, más aún con todo lo que costó llegar hasta aquí. Sólo puedo aplaudir a esta plantilla y a su cuerpo técnico por hacernos creer hasta el último día, cuando muchos nos daban por muertos hace 4 meses.

El sábado se perdió en el campo, pero creedme que fue sólo allí, en el verde. Porque fue emocionante ver a todos los aficionados que acompañaron al bus de los jugadores hasta El Alcoraz. Se demostró que ahora somos más fuertes que nunca, que detrás del club hay una ciudad y toda una provincia que no sólo disfrutan, sino que también sufren cuando las cosas se tuercen. Y eso es lo más importante que se ha conseguido en estos últimos 15 años, cuando Petón y Agustín Lasaosa decidieron subirse a un barco que iba a la deriva. Más importante que cualquier ascenso o permanencia es ver cómo la masa social del club crece día a día y temporada tras temporada, porque será la afición la que en un futuro sostenga este proyecto, siendo el legado más grande que dejen a su paso.

Ahora es momento de valorar y analizar todo lo que se ha hecho bien hasta llegar aquí, pero sobre todo los errores cometidos durante el trayecto. Es momento de volver a la casilla de salida y comenzar de nuevo el camino que nos lleve otra vez hasta la elite del fútbol mundial. Hay que ser muy conscientes, obtener el diagnóstico claro de todos los fallos cometidos, porque sólo de esta forma estaremos preparados cuando nos vuelva a llegar la oportunidad.

Quizá en esta nueva partida debemos recuperar a los que mejor juegan las cartas, porque ahora más que nunca se necesita conocimiento y mucho corazón para que esa masa social de la que hablábamos antes no deje de empatizar con los valores del club, esos que nos han hecho ser lo que hoy en día somos.

La partida ya está en marcha. Y no podemos perder ni un segundo si queremos ver en el “nuevo Alcoraz” a los mejores equipos del mundo. 

Etiquetas