SD Huesca

FEMENINO

Histórica cita en El Alcoraz

El equipo femenino de la SD Huesca despide la liga este domingo en el estadio azulgrana

El equipo femenino del Huesca, el pasado miércoles en El Alcoraz.
El equipo femenino del Huesca, el pasado miércoles en El Alcoraz.
SDH

Una combinación de nervios, emoción e ilusión acompaña al equipo femenino de la SD Huesca ante la gran fiesta de fin de temporada que se va a vivir este domingo en el estadio azulgrana (18:00). “Es una cita soñada por todas poder jugar en El Alcoraz, están nerviosas y emocionadas”, afirma Azucena Garanto, la responsable de la sección femenina del club, que comparte la sensación de “ilusión y emoción” por poder hacer realidad el sueño de jugar en el estadio “del club al que representan y por el que están luchando”.

Una cita tan especial como histórica ya que va a ser el primer partido femenino de competición oficial que se juegue en el escenario de las grandes batallas, para la cual han sido invitados familiares, ex jugadoras del equipo y la ciudad en general.

Azucena Garanto no se olvida de las raíces del fútbol femenino en Huesca y piensa que un acontecimiento como éste debe servir de reconocimiento y homenaje a cuantos han puesto los cimientos. “Hay muchos años de trabajo en la ciudad con el fútbol femenino, con el Peñas Oscenses, con mucha gente que ha estado detrás, hombres y mujeres, y esto va a ser una puerta más abierta. Tratamos de ir abriendo puertas y que cada vez las chicas lo tengan un poco más fácil y buscando la igualdad de oportunidades”.

El encuentro que cierra la campaña liguera en la Primera Nacional, ante el Palleja, llega además en una situación idónea ya que el equipo azulgrana tiene los deberes hechos, con lo cual la fiesta es doble. “Es terminar una temporada que ha sido muy complicada para todos a nivel deportivo. Van a estar sin presión, que es lo mejor, y especial también para el otro equipo porque desgraciadamente está matemáticamente descendido. Es una cita para el fútbol femenino pero también para los aficionados y para toda la gente que está apoyando el crecimiento y para que las mujeres sigan teniendo oportunidades”, incide Garanto.

Especial asimismo para una carismática jugadora como Nuria Mallada, que hace unos días anunció que colgaba las botas y este domingo tendrá que sujetarse ante las emociones fuertes que va a vivir en su despedida. “Es un referente, jugadora aragonesa, y toda la gente que ha sido referente ha ayudado mucho a todos los que han venido detrás.”.

Fiesta, por extensión, a una sección que nació en la SD Huesca hace cuatro años y que crece de forma imparable. Ahora son seis equipos y un centenar de jugadoras. Al segundo equipo se va a homenajear por su ascenso a la Primera Aragonesa.Vamos a tener a toda la cantera del fútbol femenino en el estadio. Lo más importante es que las niñas van a poder ver una fotografía de algo que se va a convertir en realidad. Niñas desde cinco años viendo que eso lo pueden conseguir y que lo tienen fácil porque verán que ya ha pasado. Para el filial, después de las vicisitudes que ha vivido, es un premio poder pisar El Alcoraz, que es muy emocionante, es una sensación indescriptible. Después de dos años duros, también será un honor el pasillo que les vamos a hacer”.

Azucena Garanto se muestra entusiasmada con el trabajo y el compromiso de todo el mundo y por el futuro que hay por delante. “Un fútbol que va a llegar poco a poco más al público, que es valiente, sentido y honesto. Que el Barça haya ganado una Champions, que en dos años tengamos un Mundial, que tengamos más visibilidad y apoyo en los medios, va a permitir que nuestro fútbol sea cada vez más considerado. Y que esas chicas que van a venir el domingo estén soñando con pisar El Alcoraz, con ir a la selección española, con jugar un Mundial y con conseguir una Champions y ganarla. Ese es el trabajo que estamos haciendo entre todos los que estamos aquí y quienes desde fuera le dan visibilidad. Nos tenemos que sentir orgullosos de los pasos que estamos dando todos juntos”.

“Una liga durísima”

Afirma Azucena Garanto que ha sido una liga “durísima” por el nivel de exigencia de los equipos catalanes y baleares y la estructura y la labor de cantera que hay. El Huesca está poniendo esos cimientos para poder apuntar alto en el futuro.

Etiquetas