SD Huesca

Fútbol / SD Huesca

Nacho Ambriz apuesta por "un fútbol alegre" en el Huesca

El mexicano ha sido presentado como entrenador azulgrana este jueves

Nacho Ambriz ha sido presentado este jueves como nuevo entrenador del Huesca y se ha mostrado como un técnico que llega con "hambre y ganas" de aprovechar esta "oportunidad" que le ha dado la entidad oscense, con la que confía en hacer un buen papel a través de "fútbol alegre", del "buen trato de la pelota", de la intensidad y haciendo que la plantilla azulgrana sea "una familia".

El mexicano, que inicia su primera experiencia como primer entrenador fuera de su país, ha estado acompañado en el acto, celebrado en El Alcoraz, por Rubén García, director deportivo, quien ha declarado que en el club están "orgullosos" de su contratación.

Ambriz ha afirmado estar "feliz por estar aquí", ya que "se cumple un sueño", y ha agradecido al Huesca esta oportunidad. "Estoy con la alegría, las ganas y el hambre de trabajar para hacer un gran torneo", ha indicado el técnico azulgrana, quien aspira a formar "un equipo competitivo a través de tres palabras" que él maneja.

"Son mi ADN: tener mucho orden, ser muy intensos a la hora de la recuperación de la pelota y siempre, siempre, jugar bien al fútbol. Son tres características que tengo y después hay dos más, que son trabajo y humildad, que siempre he desarrollado", ha manifestado el mexicano, exultante gracias a un Huesca que le "acaba de abrir las puertas" y al que se lo devolverá con una premisa clara: "Trabajar, trabajar, trabajar, trabajar y hacer las cosas de la mejor manera".

Ambriz ha asegurado que ha "renunciado a muchas cosas" con su aterrizaje en Huesca. "He renunciado a tener una comodidad en México y estar tranquilamente con un buen contrato, pero el hambre, el sueño que tenía de venir a Europa, han ganado. Prefiero venir y trabajar como sé a quedarme en mi casa a esperar y que un día me recrimine por qué no me aventuré a ir a Europa. Trabajé seis años aquí, tres con el Osasuna y otros tres en el Atlético de Madrid, pero de segundo, no es lo mismo ser segundo que primero".

"Esta posibilidad se empezó a gestionar todo a través de Petón, primero, y luego mucha gente a la que sé que preguntaron por mí y hablaron bien, pero una parte importante del trabajo que he hecho en México ha llevado a que se fijen en mí, eso es lo que me tiene tranquilo, sé que no vengo por recomendación de nadie", ha continuado Ambriz, quien ha especificado que, para él, el tema económico queda en un segundo plano.

"Petón, primero, y Rubén, luego, me hablaron muy directos, muy francos. Como me gusta que sean conmigo, así fue el club, me dijeron que en la parte económica es un club que no podía competir con lo que ganaba en México, pero eso pasa a un segundo término. Tengo la fortuna de que nunca he sacrificado nada, al contrario, soy un bendecido. Me gusta hacer mi trabajo y me pagan por lo que me gusta, así que estoy feliz de estar aquí. La parte económica siempre la pongo en un segundo término, me interesó el proyecto, me interesó a lo que me dedico yo, el fútbol, y solo me queda trabajar bastante", ha explicado.

El mexicano ha llegado acompañado por Edgar Solano, su segundo, y Luis Martínez, preparador físico, y junto a ellos estarán, ha confirmado García, Adrián Sipán, Adrián Mallén, Jordi Carracedo y Alberto de la Fuente. Con ese cuerpo técnico, liderará a una plantilla con la que espera ser cercano. "El fútbol es tan bonito que al final es como convencerlos, me gusta escuchar al jugador. Soy un tipo muy cercano a ellos y, cuando llego, no me interesa el futbolista primero. Jugué 18 años al fútbol, somos egoístas, arrogantes. Me gusta la parte humana, ahí podremos ponernos de acuerdo, me gusta escuchar, saber cómo podemos dominar un sistema de juego, cómo llevarnos de la mejor manera y, a través de eso, seguramente verás que va a haber una buena relación con ellos".

"Cuando llego, sé que hay un equipo, pero termino haciendo una familia, porque es la parte donde más vamos a convivir. Y en esa familia debemos tener exigencias, en la cancha ser tipos que defendemos el pan y la comida de la familia y tenemos que correr, luchar, no me vale ponernos la cara de guapos, no, tenemos que correr todos y hacerlo de la mejor manera", ha agregado. 

Ambriz ha comentado que debe adecuarse "a la forma de jugar a la exigencia". El entrenador azulgrana se ha definido como "un obsesionado de la posesión de la pelota", pero ha subrayado ser consciente de que debe darle al equipo "herramientas". "Debemos entender que muchas veces nos presionarán bien, muchas veces el rival vendrá a jugar atrás, pero también tenemos que saber sufrir cuando no la tengamos".

"La liga va a ser larga, todo el mundo va a apostar a hacer un gran torneo, pero lucharé mucho por que el equipo tenga un buen trato de la pelota. Como bien decía don Luis Aragonés, "el dueño del balón, el dueño del partido", así que voy a luchar por que siempre tengamos la pelota, por que siempre tenga un buen destino, por saber que nos vamos a defender mucho con ella y, cuando no la tengamos, también tenemos que saber contrarrestar", ha señalado el mexicano.

Y Ambriz se marca el objetivo de que su Huesca juegue como él quiere desde la primera jornada, de ahí que considere la pretemporada como "la parte fundamental" para alanzar el éxito. "Es donde puedes meter tu idea futbolística, fundamentos que pueden ser importantes y con entrenamientos dobles, pero espero que sea (jugar como él quiere) lo más pronto posible. Tendré un diálogo con los jugadores para tratar de entender, pero siempre he creído que el fútbol es simple y quiero que el jugador lo entienda lo más pronto posible".

Etiquetas