SD Huesca

sd huesca

Mikel Rico, "ilusionado otra vez" con el Huesca

El centrocampista y capitán azulgrana destaca las "buenas sensaciones" y la "buena pinta" que tiene el proyecto liderado por Nacho Ambriz

Mikel Rico, tras la sesión de entrenamiento matinal de este viernes.
Mikel Rico, tras la sesión de entrenamiento matinal de este viernes.
PABLO SEGURA

HUESCA.- “Lo primero, ilusionado otra vez”, afirmaba Mikel Rico tras el entrenamiento matinal de este viernes en una declaración de intenciones en la que dejaba patente las “buenas sensaciones” en la vuelta al trabajo. “Después del palo del año pasado, pasa el verano, vienes, lo ves otra vez todo diferente, te vuelves a ilusionar, cuerpos técnico nuevo y buenas sensaciones”, indicaba el centrocampista y uno de los capitanes de la plantilla.

Tras dos entrenamientos, “se ve que el cuerpo técnico quiere trabajar mucho con balón, da muchas herramientas para hacer salidas de balón y para presionar alto. Creo que es lo que a nosotros nos gusta, llevamos dos días y ha sido todo balón, que se agradece en pretemporada”.

Se ha referido Mikel Rico al nuevo técnico, Ambriz, “Es un entrenador cercano, le gusta hablar, explicar a los jugadores lo que quiere, por lo que se ve va de frente, habla con todos, un ambiente distentido. De momento es lo más fácil, la llegada, todo el mundo te presta atención y está atento, todo el mundo quiere. Tiene buena pinta”.

Los conceptos que quiere aplicar el preparador mexicano son también claros, “nos ha pedido muchas líneas de pase, mucha movilidad, ser protagonistas con balón, intentar presionar alto y de momento aprender que cuando no se puede presionar alto tenemos que ir a un bloque un poquito mas bajo”.

Mikel Rico es uno de los pesos pesados del vestuario y como tal, y con sus galones, tiene que respaldar la adaptación al grupo de las nuevas incorporaciones, algo que ve sencillo por la buena predisposición. Al menos así se ha referido a la integración de Cristian Salvador, Marc Mateu y Enzo Lombardo, los tres fichajes que ha realizado hasta ahora el club. “Es como si llevasen aquí ya tiempo, la verdad es que Cristian y Marc es gente que habla mucho, que le va la broma y que ya parecen uno más, Enzo parece un poco más tímido pero ya está integrado, habla con todos y estamos aquí para ayudarles en lo que haga falta”.

Lo mismo con los jugadores de la cantera que están trabajando con el primer equipo y que de ningún modo incomodan a Mikel Rico. “Siempre es bonito, cuando subes de abajo y llegas al primer equipo y haces una pretemporada, en un principio es para ayudar y para entrenar pero nunca sabes. Si te salen bien las cosas y el míster te ve, te puedes quedar. A mi siempre me gusta juntarme con ellos, también se aprende de la gente joven y son uno más aquí”.

El centrocampista azulgrana ha destacado también el afianzamiento del equipo en la categoría, “no vamos a engañar a nadie, es lo que hemos dicho alguna vez. En los últimos cinco años el Huesca ha jugado tres veces en Segunda División, ha ascendido dos de ellas, la otra hizo un playoff y ha estado dos en Primera. Está claro que el objetivo es estar arriba. Pero es muy difícil y hay que ser conscientes de que va a haber momentos duros, que no va a ser fácil, que hay que ir día a día, no plantearnos el objetivo de que hay que ascender en marzo porque entonces nos va a perjudicar a todos y hay que ir poquito a poco, haciendo las cosas bien y creyendo en lo que hacemos. Así será más fácil estar más cerca del objetivo”.

Va a ser la temporada del regreso del público y el mensaje de Mikel Rico a la afición es “que vuelvan con ganas, que imagino que volverán, que nosotros estamos encantados de que estén, que lo hemos echado mucho de menos y que el fútbol sin gente es el cincuenta por ciento”.

En estos momentos, y sin muchos movimientos en el mercado y las plantillas en construcción, la primera impresión de Mikel Rico es la habitual de Segunda División al inicio del verano. “Lo de siempre. 19 equipos para ascender y ascienden tres. Siempre se vende eso. Hay 15 o 18 equipos que hacen proyecto para estar arriba, venden el proyecto de ascender, y decir quién va a subir, quién no o quién va a estar allí es muy difícil, pero lo cierto es que solo suben tres y tan fácil no es”.

Si pelear por un objetivo ambicioso es una presión añadida o no, en opinión del centrocampista no es así, “la presión nos la metemos nosotros con intentar mejorar cada día. Lo primero, aquí entrenando. Y la presión es plasmar en el campo lo que queremos hacer. Esa es la presión que nos tenemos que poner, jugar a lo que queremos jugar. Si a partir de allí el rival nos gana jugando con lo que hemos entrenando, pues te ha ganado. Pero tienes muchas más posibilidades de ganar que de perder. Y haciendo esas cosas es cuando puedes estar arriba”.

A sus años y con su experiencia, el reto de Mikel Rico es “disfrutar”. “Voy a hacer 37 años, estoy aquí porque sigo ilusionado, porque me sigo viendo bien físicamente y disfrutar el día a día y competir, que es lo que me gusta. Siempre lo he dicho, en el momento que deje de tener ilusión o que vea que me pasan por encima, me tendré que echar a un lado”.

Ha admitido que físicamente ha empezando sufriendo porque ha tenido algún problema en verano y no ha podido prepararse como le hubiese gustado. “pero para eso están los primeros días, para ponerse a tono y para llegar bien el 13 de agosto, que es lo importante”.

Por último, Mikel Rico también ha transmitido la petición que ha recibido la plantilla desde los órganos de dirección del club. “Nos han dado la bienvenida a todos, que lo que esperan es trabajo, disciplina, que seamos gente que lo da todo en el día a día y que con eso será suficiente. Porque al final es de lo que se trata, de trabajar, trabajar y trabajar. Yo siempre lo he dicho, podrás estar mejor o peor, pero si lo das todo nadie te podrá echar nada en cara”.

Etiquetas