SD Huesca

ENTRENAMIENTO

Orden, intensidad y buen trato al balón

Ambriz expone su doctrina con aspectos innegociables

Nacho Ambriz da instrucciones a sus jugadores durante el entrenamiento matinal de este viernes.
Nacho Ambriz da instrucciones a sus jugadores durante el entrenamiento matinal de este viernes.
Pablo Segura

Desde el primer minuto ha puesto en práctica Nacho Ambriz su doctrina como entrenador en el Huesca. El nuevo técnico azulgrana puso de manifiesto que hay aspectos innegociables en su libreto: orden, intensidad, buen trato del balón, además de una filosofía basada en el trabajo y la humildad.

Los dos primeros días de entrenamiento -este viernes con doble ración de mañana y tarde, que se repetirá hasta este martes- han estado marcados por esas directrices.

Se ve a un cuerpo técnico que claramente da protagonismo al balón y a un Nacho Ambriz hiperactivo dando instrucciones, parando las acciones, corrigiendo conceptos y posiciones y deteniéndose con los futbolistas de forma personal para pedirles lo que quiere de cada uno de ellos.

Ambriz quiere un equipo “que vuele” desde el primer día. “Nos ordenamos ante la pérdida”, “presionar ordenados”, “toque”, “organización ante la superioridad numérica” o “circular bien la pelota”, fueron una constante en estas primeras sesiones preparatorias. El técnico aplica las órdenes bajo la premisa de la intensidad, de la constancia, de la solidaridad -las “ayudas” son también su reclamo- y no hay un minuto que perder.

Etiquetas