SD Huesca

FÚTBOL / SEGUNDA DIVISIÓN

Luis Fernando Martínez: “El viernes 13 estaremos en un buen punto físico”

Valora la buena acogida que ha sentido en Huesca y la calidad humana de los jugadores

Luis Fernando Martínez da indicaciones en el entrenamiento de este lunes
Luis Fernando Martínez da indicaciones en el entrenamiento de este lunes
Pablo Segura

Las pretemporadas sirven para que los futbolistas se acoplen, absorban la idea de juego del entrenador y cojan tono físico de cara a la temporada y en ellas juega un papel elemental un preparador físico, al igual que durante el resto del año.

Luis Fernando Martínez ocupa ese puesto en el Huesca tras la llegada de Nacho Ambriz y durante la concentración del equipo en Benasque apuntaba a que el cuadro oscense ha “crecido mucho” en las tres semanas que lleva de trabajo.

Martínez destaca la importancia que tiene para un preparador físico el estar con un entrenador que tenga una idea de juego clara, ya que eso ayuda mucho a hacer saber a los futbolistas cuándo tienen que hacer esfuerzos y cuando no. “Agradezco al míster que tenga una idea clara de juego, eso a un preparador físico le ayuda muchísimo porque está muy claro cuándo hacer esfuerzos y cuándo no y el jugador se siente muy cómodo porque tiene muy claro lo que tiene que hacer”, explicaba.

El preparador físico continuaba con que esto tiene que ver totalmente con la parte física y confía en tener a toda la plantilla en plena forma en el inicio de liga.

“El jugador sabrá cuándo administrarse, cuándo hacer un esfuerzo, cuándo no, y eso, al pasar de las semanas, se siente más cómodo. Yo hago un balance y estoy seguro de que el viernes 13 estaremos en un buen punto físico. Y con las incorporaciones, que ojalá lleguen lo más pronto posible, estaremos a punto en la jornada 3 ó 4”.

Martínez celebraba que el cuerpo técnico ha recibido “buenos comentarios” de los jugador azulgranas por la forma de entrenar. “Pensaban que veníamos con una metodología distinta, por no decirlo antigua, y que la acojan bien cuenta para positivo porque les hemos contagiado de que nuestra forma de trabajar es todo con pelota, todo con la idea del míster y así al jugador lo contagias, lo responsabilizas. Si tienes que correr, que sea detrás de la pelota, y el que no quiera correr, que tenga buena posición de la pelota, que es lo que le gusta al míster para que funcione su idea de juego”.

El mexicano comentaba que esa forma de trabajar de Ambriz, Solano y él es la misma que la que aplicaban en su país en el León. “En las tres semanas que llevamos aquí, hemos trabajado como en pretemporada igual, igual que allá. Nuestra forma de trabajar les ha gustado y puede ser que les hayamos contagiado con nuestra forma de trabajar, pero nosotros siempre trabajamos de la misma manera”, indicaba Martínez.

El preparador físico está “sorprendido”, al igual que sus dos compañeros del cuerpo técnico, del trato que les han dado desde su incorporación al Huesca.

“Estamos sorprendidos por la forma en que nos ha tratado el club, la gente del club, la ciudad. Sorprendidos porque no esperábamos un recibimiento tan caluroso y tan cercano. El grupo nos ha tratado muy bien, nos hemos encontrado con una calidad humana, tanto de los jugadores como del staff, impresionante y no nos queda más que agradecerles todo y poner nosotros la mejor cara para que nos vaya todo muy bien”, explicaba.

Huesca, “muy agradable”

El preparador físico hacía especial hincapié en que Huesca le parece “muy agradable”. “Es una ciudad que no conocía, se come muy rico, la gente es muy cálida y muy cercana y no me queda más que disfrutar”, señalaba Martínez, quien afirmaba que Ambriz quiere conocer las opiniones de todos los que trabajan con él.

“Tanto Nacho, como Edgar (Solano, su segundo), como yo somos gente que dejamos opinar, que dejamos que digan su forma de pensar y de trabajar y eso nos ha ayudado muchísimo en otros clubes, porque no quiere decir que tengamos una verdad absoluta. Estamos en constante comunicación para que todos se sientan parte de y eso nos ha ayudado muchísimo para que todos se sientan responsables, comprometidos y, sobre todo, a gusto y contentos de trabajar”, apuntaba.

Martínez subrayaba que conoció a Ambriz en 2014, cuando el entrenador dirigía al Querétaro, y desde el primer momento experimentó el deseo de formar parte de su cuerpo técnico.

Explicaba que un amigo en común de ambos le llamó y le preguntó con qué entrenador le gustaría trabajar. El respondió, sin dudarlo, Nacho Ambriz. Desde entonces transcurrieron dos años, con Ambriz pasando por América y Necaxa y Luis Martínez, por Rayados de Monterrey.

Y entonces le llegó la oferta del actual preparador azulgrana. “Recibí una llamada de Nacho Ambriz, me entrevistó, me preguntó que cómo trabajo y al cabo de 40 o 50 minutos me propuso trabajar con su cuerpo técnico. No dudé, me fui a León y lo demás es historia. Estoy aquí con el”.

Negociación exprés

¿Y cómo están en Huesca Ambriz y Martínez? Además de Solano, quien ya lleva ocho años siendo la mano derecha del técnico mexicano, desde la etapa en el Querétaro. Las negociaciones con el Huesca fueron a la velocidad de un rayo. “Desde mi perspectiva, fue que Nacho me llamó, que tenía una posibilidad de venir a España, a Segunda División con el Huesca. Fue el viernes a las 10 de la mañana en México y el sábado por la tarde me dijo que ya se había concretado. Fue un lapso de 28 o 30 horas que fueron de nervio y de emoción cuando se dio. Fue muy rápido, pero de mucha emoción, porque yo también tenía ganas de venir a Europa, de trabajar, de estar acá y de estar en la elite”.

Martínez ya había vivido en España, pero la de esta temporada es su primera experiencia como preparador físico en un club español. “Yo vine a estudiar del 2011 al 2013 a hacer un máster en Barcelona y siempre había querido venir a trabajar a nivel profesional. Ahora me tocó la oportunidad de trabajar en Segunda y estoy seguro de que nos va a ir bien y de que vamos a tener opciones de ascender al Huesca, intentaremos de todas las formas que se dé así y pronto estaremos en Primera División”.

Más días en Benasque

Por último, el preparador físico azulgrana espera que sigan mucho tiempo en el Huesca… y que las próximas estancias en Benasque sean más largas.

“Nos hubiera gustado estar más días, me comentaron que otros años habían estado diez o quince días y la forma de cómo se planificó esta pretemporada, con seis partidos, no permitía estar más tiempo acá, pero si estamos en el Huesca por mucho tiempo vamos a subir más veces y más cantidad de días”, expresaba como deseo. 

Etiquetas