SD Huesca

s.d. huesca

El Huesca se queda sin cruz y sin rayas

Después de 13 temporadas con la seña de identidad tras el ascenso a Segunda División, Nike impone su diseño y su modelo de negocio en las camisetas

La segunda equipación del Huesca no llevará la cruz.
La segunda equipación del Huesca no llevará la cruz.
SD Huesca

HUESCA.- Al Huesca se le han caído las rayas y la cruz. Con la puesta de largo de la segunda equipación, de color azul celeste y mangas combinadas de blanco y negro, se impone el modelo de negocio de Nike. La multinacional inicia así su vinculación a la entidad azulgrana como esponsor técnico mediante el contrato de cuatro años que ambas partes suscribieron tras la rescisión del contrato que la entidad tenía con Kelme y del que quedaba un año pendiente. El Huesca, como curándose en salud, lanzaba un mensaje en la presentación de la indumentaria que señala que "cambiará la piel, pero jamás lo que guarda debajo".

Las equipaciones han sufrido un considerable retraso esta campaña en salir a la venta. La primera, con el tono tradicional azulgrana pero a cuadros, llegó justo para el arranque liguero. Y la segunda está desde este mismo sábado en la tienda y el Huesca las ha mostrado a través de sus redes sociales con el posado de jugadores Pulido y Pitta del primer equipo, así como Julia Sanz, una de las capitanas del Primer Equipo femenino y jugadora desde el inicio del proyecto. 

La pérdida de la cruz está siendo objeto de críticas de los aficionados a través de las redes sociales. No en vano se ha convertido en todo un símbolo del club desde que apareció en la “piel” del equipo con el ascenso a Segunda División. Han sido 13 temporadas ininterrumpidas de la cruz en las camisetas, prácticamente en todas ellas en la segunda equipación excepto esta temporada pasada que figuró en la primera. La tercera indumentaria, de color naranja, no se pondrá a la venta. El precio de las dos primeras vestimentas es de 69,90 euros, cinco menos para los infantiles.

Ante este “respiro” (por imposición) que se toma la cruz, el responsable del departamento de operaciones y negocio del Huesca, Agustín Pueyo, señala a este periódico que “el modelo de negocio de Nike es lo que es. El club no tiene tanta voz en el diseño como puede ser con otras marcas. Se decidió fichar por Nike y es Nike quien mantiene los diseños. Que quede claro que no es el club el que lo ha decidido. Y Nike lo hace así con absolutamente todos los clubes con los que trabaja en la liga española. Barcelona, Sevilla, Atlético, Elche, Mallorca, Sporting… el poder de decisión del diseño es de Nike. También es verdad que trabajamos con poco tiempo por lo que pasó con Kelme y hemos tenido escaso margen de maniobra, con lo cual la previsión no se hizo cuando se tenía que hacer. Cuando todo esto sucedió, entre final de noviembre y diciembre, los plazos de los procesos de producción ya estaban en marcha porque se trabaja de año en año. Y todo ello, muy a nuestro pesar, también ha repercutido en el retraso en la recepción del material”.

El Huesca, y así lo comenta Agustín Pueyo, asume las críticas de los aficionados. “Estamos para aceptar las alabanzas y las críticas. Hay opiniones de todo tipo. Hay gente a la que le gusta muchísimo y también a quien no le gusta nada. También hay opiniones muy positivas y las más negativas son las que se ven en las redes sociales. Lo aceptamos todo, faltaría más”.

Acepta igualmente que se hable de la pérdida de identidad que supone restar elementos tan simbólicos, pero observa que “las marcas están para vender y ganar dinero y buscan modelos muy diferenciadores. Ojalá pudiéramos hacer nosotros el diseño. Pero no se puede tener todo. No se puede tener una marca de expansión, que es la más reconocible del mundo del deporte. Estamos con Nike y hay que entender que el modelo de negocio es diferente al que estábamos acostumbrados”.

De cara al futuro el Huesca está trabajando y manteniendo reuniones periódicas con los responsables de Nike en España “para recuperar ese signo de identidad tan demandado por muchos aficionados y recuperar esos diseños”, afirma Pueyo, quien incide en que “las limitaciones son las que son y las marcan desde la central de Nike en Holanda, como les pasa a todos los equipos. Hemos sacrificado el poder de decisión en el diseño por otras cosas, entre ellas por tener una imagen de esponsor técnico más global, con mayor visión al exterior”.

Y en ese futuro también adelanta Pueyo que “las camisetas de la primera equipación de la próxima temporada ya están diseñadas”. No quiere anticipar detalles porque es “secretísimo”, aunque de sus palabras se deduce que gustará.

No obstante, y a corto plazo, y para tranquilidad de los aficionados, el Huesca pondrá a la venta unas camisetas especiales con la cruz y producidas por el propio club y con su marca. No serán equipaciones de juego. “Habrá una línea de la cruz, tanto en camisetas como en diferentes artículos y referencias en demanda a los aficionados que quieren ese producto. Es un asunto que está en manos de nuestro equipo de diseño del club. No serán de juego porque tenemos un contrato que cumplir y a él nos debemos”.

En este sentido, se recuerda que en la tienda hay un buen número de productos de la cruz como camisetas de algodón o los maillots de ciclismo, además de abundante material de merchandising.

Etiquetas