SD Huesca

Fútbol / SD Huesca

El Oviedo desespera al Huesca (1-2)

Los azulgranas no han estado precisos y han pagado sus errores y su precipitación 

El Huesca y el Oviedo han cerrado la cuarta jornada de Segunda.
El Huesca y el Oviedo han cerrado la cuarta jornada de Segunda.
Rafael Gobantes

SD HUESCA 1

REAL OVIEDO 2

SD HUESCA: Andrés Fernández, Buffarini, Cristian Salvador, Pulido, Florian Miguel, Seoane, Mikel Rico (Nwakali, minuto 61), Marc Mateu, Ferreiro (Enzo Lombardo, minuto 77), Escriche y Gaich (Juan carlos, minuto 61).

REAL OVIEDO: Femenías, Lucas Ahijado, David Costas, Dani Calvo, Cornud, Jimmy, Luismi (Borja Sánchez, minuto 67), Viti (Mier, minuto 67), Sangalli (Arribas, minuto 85), Obeng (Matheus, minuto 85) y Borja Bastón (Brugman, minuto 75).

GOLES: 0-1 Minuto 12: Borja Bastón. 1-1 Minuto 63: Escriche. 1-2 Minuto 80: Obeng. 

ÁRBITRO: Eduardo Prieto Iglesias (comité navarro). Ha expulsado a Pulido por doble amarilla en el minuto 95. Además, amarillas a Gaich y Escriche (Huesca) y a Luismi, Jimmy, Bastón, Femenías y Cornud (Real Oviedo). 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 4 de Segunda División disputado en El Alcoraz con 5.219 espectadores.

El Huesca ha caído en El Alcoraz ante un Real Oviedo que ha desesperado a los azulgranas, imprecisos y muy precipitados durante el encuentro que cerraba la cuarta jornada de Segunda División (1-2).

El conjunto oscense ha sido el dueño de la pelota durante todo el partido, pero le ha costado mucho generar peligro ante un rival que ha aprovechado sus ocasiones, primero por medio de Borja Bastón y después de Obeng, con el empate de Escriche por medio.

Nacho Ambriz ha realizado varios cambios en el once inicial y ha cambiado el sistema a un 4-4-2, con el debutante Gaich formando delantera con Escriche, Marc Mateu en banda por delante del lateral Florian Miguel y con Mikel Rico y Seoane en el doble pivote. Además, Cristian Salvador se ha mantenido como central en detrimento de Ignasi Miquel.

El Huesca ha sido el dominador del juego en el inicio, pero el Oviedo, con líneas bien juntas, no tenía fisuras e intentaba salir a la contra aprovechando los espacios que dejaban los azulgranas atrás. Sin embargo, el equipo local no estaba preciso y no arrollaba como en sus dos precedentes en casa contra Eibar y Cartagena y los azulones se han adelantado con un centro desde la derecha de Jimmy que ha cabeceado Borja Bastón en el segundo palo a la red.

Los de Ambriz no se encontraban cómodos, ya que su rival apenas dejaba huecos. La primera ocasión no ha llegado hasta el minuto 19 con un envío de Mateu desde la izquierda que Ferreiro ha voleado al lateral de la red. Ha sido una jugada aislada, ya que el partido transcurría con el Huesca teniendo el cuero pero sin crear peligro sobre la meta de Femenías, que apenas tenía que intervenir para despejar algún centro.

Con el paso de los minutos, el cuadro oscense ha empezado a merodear más el área rival y a mover el balón con más fluidez, mientras que el Oviedo ya no salía tan libre al ataque cuando lo recuperaba. La defensa asturiana ha taponado un disparo de Mikel Rico desde la frontal y, en la acción siguiente, Femenías se ha encontrado con un tiro a bocajarro de Escriche. A cinco del descanso, Bastón ha avisado con un remate de primeras desviado. La última del primer acto la ha tenido Mateu justo cuando se cumplía el 95, con un zurdazo desde el vértice del área que ha rozado el larguero.

La segunda parte ha comenzado con susto. No se llevaba ni medio minuto cuando una pérdida en campo del Oviedo ha supuesto un pase en profundidad hacia Bastón, quien se ha adelantado a la zaga oscense y ha definido a la perfección ante Andrés, pero el gol ha sido anulado por un ajustado fuera de juego. 

Poco después, Rico ha tenido el empate al peinar una falta lateral de Mateu y ha mandado el balón por encima del travesaño. A esa ocasión le han seguido instantes de incertidumbre en un Huesca que estaba perdido. El equipo local no tenía la precisión necesaria y el cuadro azulón ha tratado de aprovecharlo con centros a Bastón y Obeng que la defensa oscense solventaba con apuros.

Ambriz ha movido el banquillo con media hora por delante, con la entrada de Juan Carlos y Nwakali y dejando solo a Escriche en punta. Y el castellonense por fin ha encontrado el gol que tanto buscaba desde que comenzó el campeonato dos minutos después: Mateu ha puesto uno de sus deliciosos centros desde la izquierda, Pulido ha cabeceado en el segundo palo y el delantero ha empujado la pelota con el pecho para poner la igualada. 

El Oviedo ha reaccionado con un balón al área que ha acabado con un lanzamiento muy desviado  de Obeng. El Huesca se ha lanzado a por el partido, aunque el equipo visitante tampoco renunciaba a nada en cuanto tenía la posesión. Sin embargo, las oportunidades se producían a cuentagotas, como una de Miguel en el 74 al rematar con la espuela un centro de Mateu, pero Femenías se ha quedado con el esférico.

Sangalli ha perdonado al Huesca en el 77, en una jugada en la que los locales no han hecho bien la transición hacia atrás y han dejado muchos espacios a los carbayones. Pero los riesgos que ha cometido el conjunto oscense han recibido su castigo en un balón largo de la defensa visitante que Borja Sánchez ha peinado y que Obeng le ha ganado a Salvador para hacer el 1-2.

Los azulgranas ya han ido a por todas, ya que no tenían nada que perder, y el Oviedo se ha metido con sus once futbolistas en su campo para alejar cualquier acción de peligro local. La desesperación se ha apoderado del Huesca, que no ha encontrado la manera de generar la última ocasión e incluso Pulido ha visto dos amarillas seguidas por poner en duda una decisión de Prieto Iglesias.

Etiquetas