SD Huesca

SD HUESCA

Ambriz: "No nos podemos permitir tres derrotas consecutivas"

El entrenador del Huesca espera mejorar en Lugo, ante un rival "incómodo", después de perder en Las Palmas y contra el Oviedo

Nacho Ambriz,durante la rueda de prensa de este sábado.
Nacho Ambriz,durante la rueda de prensa de este sábado.
Rafael Gobantes

HUESCA.- El entrenador del Huesca, Nacho Ambriz, ha afirmado que las dos derrotas seguidas sufridas por equipo le han hecho ver una “mejor tensión” y también “rabia” en los jugadores por no haber sacado siquiera empates “Hemos cometido errores que nos han costado puntos importantes tanto fuera como en casa y ante el Oviedo no fuimos capaces, a través del empate, de seguirlo trabajando. Ya no para perderlo sino simplemente como para poder sumar un punto, que no es bueno porque no soy conformista”.

Admitía, no obstante, que “no estamos tan finos como empezamos el torneo”, si bien incidía en que “cuando tuvimos dos victorias no éramos ni tan buenos, y después de dos descalabros fuertes no somos tan malos. Es ir encontrándole que en los errores que estamos cometiendo debemos ser detallistas”.

En este sentido, Ambriz ha recordado que el primer gol del Oviedo llegó tras un saque de banda a favor, con pérdida en campo propio que terminó en un buen centro y el remate. “Son esas desconcentraciones que estamos teniendo y que esta semana nos han servido para irlas puliendo”.

El argentino Buffarini habló el viernes de necesidad y obligación de ganar en Lugo. Preguntado el entrenador si ve ansiedad, el mexicano ha señalado que en Las Palmas se encajó el 1-0 a los dos minutos y también pronto llegó el 0-1 con el Oviedo. “Eso te obliga a ir contra corriente”, comentaba, tras indicar que no debió resentirse tanto el equipo. “Son situaciones que se te pueden poner adversas. Nos está faltando tranquilidad en ciertos momentos. Yo le digo al jugador que no podemos estar con el mismo ritmo cuando recuperamos la pelota que cuando la tenemos. Las Palmas y Oviedo se echaron muy atrás, cerraron muchos espacios, nos faltó darle más movilidad a la pelota y menearnos más rápido porque hubo momentos en que estuvimos lentos en buscar el arco contrario. Eso lo hemos trabajando y en las estadisticas hay cosas en las que vamos bien aunque no se ve reflejado en el resultado. Tenemos que mejorar, que todos se pongan al cien por cien. Hay que entender que tanto Gaich como Pitta llevan poco tiempo entrenando con nosotros, les falta ritmo, lo mismo que Ignasi. Son jugadores que mañana pueden ser los titulares pero que necesitamos ponerlos a punto para que estén mejor”.

El entrenador del Lugo indicó que sentía que los rivales no querían enfrentarse a su equipo por lo “jodido e incómodo” que es su juego. Ambriz ve a un rival que “tiene una forma de jugar muy bien trabajada, él prepara a su equipo para ganar, lo mismo que yo al mío para lo mismo. Ten por seguro que le vamos a darle cara al partido, siempre me gusta jugar al tú por tú y eso el equipo no lo va a cambiar. Pero no debe ser pretexto. El equipo tiene que ir a jugar sabiendo que no nos podemos permitir tres derrotas consecutivas. Vamos a pelearlo con nuestro estilo y nuestra forma de jugar”.

No ha querido desvelar si tiene un factor sorpresa preparado para deshacerse del presumible fútbol incómodo que le propondrá el rival. “El Lugo es un equipo que está muy bien estructurado, que sabe a lo que juega, que es peligroso en su contraataque, que tiene delante un delantero centro (Barreiro) que les ayuda bastante y lo hace muy bien. Pero nosotros también tenemos que pensar en lo nuestro, respetando al adversario, buscar nuestra forma de jugar y que la sorpresa la podamos sacar bien”.

Nombres propios sobre la mesa. Sobre la expulsión de Pulido, “debemos tener paciencia y tranquilidad. A falta de dos minutos no podemos perder la compostura porque después sufres de tener fuera a un hombre importante”.

Ha confirmado que en su lugar jugará Ignasi Miquel, pese a que este sábado las secuelas de la vacunación han obligado a trabajar a menor intensidad. La media hora de este domingo que tiene previsto Ambriz servirán para ultimar detalles del partido y despejar dudas. El técnico confía en la experiencia y conocimiento del central para acoplarse con Salvador casi de forma exprés. “Es un perfil natural, que es lo que siempre quiero, y voy a la adaptación rápida de los jugadores, lo mismo que a Pitta y Gaich. Muchas veces no me muestro tan desesperado porque no me gusta serlo, soy consciente de que hay que trabajar y mejorar cosas. También pienso que es mas fácil mejorar ganando que perdiendo. Pero ante la adversidad también hay que saber trabajarla y prepararnos bien”.

Aseguraba que por el momento no van a jugar juntos de titulares Gaich y Pitta porque físicamente no están al nivel que quisiera. Así que seguramente Gaich repetirá de inicio, con el apoyo de Dani Escriche en la media punta, y en el segundo tiempo le puede llegar la oportunidad del debut a Pitta. “Qué más quisiera yo que tenerlos a los dos al cien por cien y de inicio. Pero si meto a los dos y en el minuto 60 o 70 los quito, me quedaría sin herramientas. Tengo gente para poner a uno y tener a otro de media punta. En esto estoy tranquilo porque el equipo está trabajando, lo veo con mucho ánimo y espero que sea así hasta el lunes”.

También ve un buen funcionamiento de la banda izquierda con Florián en el lateral y Marc Mateu por delante, en su posición natural. “Marc llegaba por sorpresa desde atrás y nos daba amplitud y profundidad, con un desgaste bastante largo. Y con Flo, que tiene una buena salida, trato de que entre los dos se compenetren y que sepan cuándo uno tiene que jugar de lateral o de volante, por dentro o por fuera. Son situaciones de trabajo”.

Otra de las cuestiones si le viene mejor jugar fuera después de dos derrotas para no tener tanta presión. “Dime qué equipo no tiene presión. Todos la tenemos y simplemente hay que saberla aceptar. Creo que también se vive bonito con la presión porque eso te hace tener todos los focos prendidos de que no te puedes equivocar y estar concentrados ante el detalle. Porque todos vemos dónde termina. A mí me gusta analizar dónde empieza la jugada, si nosotros teníamos la pelota o el adversario nos la quitó para terminar en gol. Lo reviso todo, son cuestiones de funcionamiento del equipo que tenemos que mejorar. Qué bonito es tener presión en tu trabajo”, afirmaba Ambriz.

No ha ocultado las mejoras en las que debe incidir el equipo. “Las estadísticas son frías pero también contundentes y me hablan de las cosas buenas que estamos haciendo en la posesión de la pelota, en la movilidad que tenemos, en las llegadas y en los centros que ejecutamos. Pero tras la pérdida no hemos reaccionado como lo hacíamos y esas cosas se mejoran con entrenamientos y exigiéndole al jugador”.

Durante el primer mes de competición, el entrenador azulgrana considera que debe mejorarse “la coordinación en la movilidad que les pido”. Al respecto, “por momentos nos atascamos porque tenemos a dos jugadores en la misma línea, y eso es que no es correcta la línea de pase. También siento que la circulación no la ejecutamos tan rápido como se debiera para llegar a ciertas zonas. Son aspectos a corregir. Porque si hablamos de centros y remates, el equipo logra llevar la pelota donde quiere”.

Igualmente ha admitido que no le sorprende “lo competida que es la liga. Cualquiera le puede ganar a cualquiera, si te relajas un poco te llevas un golpe, o ves que hay equipos que están arriba y jugando bien y otros que esperabas estar mejor y no lo están. Es una liga larga, que va a estar muy cerrada, de resultados cortos porque va a ser muy difícil ver 3-0 o 4-0”.

Un recuerdo para México

Nacho Ambriz, antes de iniciar la rueda de prensa, ha querido tener un recuerdo hacia sus compatriotas por el terremoto en el centro y sur de Mexico esta semana. “Antes de empezar quisiera enviar un afectuoso abrazo por lo que acaba de pasar días atrás en mi país con el fuerte temblor que hubo. No fue tan grave pero son situaciones que normalmente pasan en Mexico y quiero mandarles un fuerte abrazo, mucha fuerza, que siempre la muestra en estos momentos complicados, y no quería pasar este pequeño detalle para ellos”, ha señalado emocionado el técnico.

Etiquetas