SD Huesca

Fútbol / SD Huesca

Ambriz hace autocrítica antes del partido con el Fuenlabrada

El mexicano admite que el Huesca no ha estado como le gustaría en los dos últimos encuentros

Ambriz, durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Ambriz, durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

Nacho Ambriz ha hecho autocrítica antes del partido que va a enfrentar este domingo al Huesca con el Fuenlabrada en El Alcoraz (14 horas). El entrenador azulgrana, que ha apuntado a que Isidro Pitta será titular, ha admitido que ha estado reflexionando esta semana y hablando con sus futbolistas para saber qué corregir y dejar atrás las tres últimas derrotas.

El mexicano ha reconocido que el Huesca de los dos últimos choques contra el Oviedo y el Lugo no ha sido el equipo que él querría y ha manifestado que el cuadro oscense ha perdido virtudes como la presión tras pérdida, lo cual ha costado goles en contra. Eso sí, no ha querido señalar a nadie en particular y ha indicado que el primero que debe cambiar es él.

“No es fácil levantar el ánimo, tengo que empezar por mí. Primero, reconocer que algo no estaba haciendo bien. Segundo, transmitírselo a los jugadores. Y tercero, que ellos se me acerquen y todos juntos volvernos a hacer esa piña”, ha explicado Ambriz, quien espera recuperar las buenas sensaciones en El Alcoraz. “Creo que algo importante que perdimos en los dos últimos partidos, no tanto contra Las Palmas, es la presión que hacíamos ante la pérdida. Ahí es donde hemos empezado a sufrir un poco más, pero lo hemos hablado y estamos convencidos de que tenemos que aprovechar que jugamos en casa”.

“Atrás te puedes equivocar cuando estás abierto, eso los otros equipos lo han aprovechado muy bien y nos ha costado goles. Luego hay un error de Andrés, pero al portero del Lugo se le caen dos y no hay chicos nuestros para empujarla, aquí fue al revés. Pero son errores que no me preocupan porque pasan dentro de un partido, no le voy a echar la culpa, no me gusta”, ha manifestado el técnico azulgrana, quien primero busca “la autocrítica”.

“Si siento que el equipo, con esa forma de jugar, está muy abierto, tenemos que tener una mejor circulación, mejores alternativas para atacar mejor y que ante esa propuesta volvamos a presionar lo más rápido posible tras pérdida para que no nos agarren mal situados”, ha explicado.

Ambriz ha comentado que todo eso “lo han entendido los jugadores” y lo entiende él, y ahora espera a un Fuenlabrada “complicado, que tiene una idea muy clara de cómo juega y que tiene un míster que se las sabe todas en esta liga”.

“Lo hemos analizado, que no nos vaya a espantar que nos venga a presionar desde la salida porque así lo hace, así se sienten cómodos ellos, y debemos tener los recursos para evitar esa presión. Es un equipo que cuando se mete atrás se arropa bien con un 4-4-2, pero yo comento una cosa y luego puede salirme de otra forma”.

El técnico mexicano ha confirmado que va a “ejecutar algunos cambios para tener más dinámica” y para volverse “otra vez agresivos en la recuperación de la pelota”. Porque, cuando pierdes tres encuentros seguidos, “tienes que volver a menear un poco para ver qué alternativas tienes”.

Asimismo, Ambriz ha hablado de un “equilibrio” entre la euforia y el pesimismo. “Porque ganáramos dos partidos no éramos muy buenos ni por perder los últimos tres somos los peores. En el fútbol, lo que más valor tiene es tener un equilibrio, he aprendido mucho de estar equilibrado, de ir corrigiendo los detalles, de ver qué he hecho yo mal para después ayudar a los chicos, que son los que me hacen caso de lo que yo pretendo. Aprendí que cuando las cosas no salen hay que tranquilizarse y volver a las bases. Como decimos en México, al arroz y frijoles, y de ahí partamos otra vez para que el equipo vuelva a estar con confianza. Y, como dice Pitta (en declaraciones del pasado viernes), es una buena oportunidad de demostrar que no estamos tan mal”, ha indicado.

Etiquetas