SD Huesca

FÚTBOL/SD HUESCA

Ambriz: "No tenemos la confianza que teníamos"

El técnico del Huesca ve al equipo presionado y entiende el enfado de la afición

Nacho Ambriz,durante la rueda de prensa de este sábado.
Nacho Ambriz.
Rafael Gobantes

El técnico del Huesca, Nacho Ambriz, considera tras el empate ante el Fuenlabrada que "la presión no nos deja jugar tan bien como otras veces" y echa de menos una circulación más rápida del balón por parte del equipo, al que vio bien los primeros 25 minutos, pero no después.

"Los primeros 20-25 minutos empezamos con el mismo ritmo de los dos partidos en casa, presionando rápido y teniendo buena circulación", explicaba. Pero reconocía que poco a poco "el Fuenlabrada se acomodó mejor" y a su equipo le "faltó la circulación rápida"para seguir con la llegada por bandas y los centros a Pitta. Cree que el equipo estuvo "lento" en su juego, algo que también achacó a que "la cancha se seca y la circulación es más lenta".

Ya en la segunda parte, metió "dos centros delanteros" y buscaba "tener profundidad en las bandas, centros y llegadas desde la segunda línea". Pero con la expulsión, vio como su intención de "acabar en cancha rival, era al revés".

Ambriz crre que "el equipo empieza bien y después empieza el no circular rápido y dudar. No tenemos la confianza que teníamos al principio". 

Admitía que el equipo no había disparado a puerta y apuntó que "éramos uno de los que más centros, tiros, tiros de media distancia. Hoy no y los que tiramos fueron para afuera". Ambriz sintió que "el jugador quería no perder la pelota y no arriesgar como lo hemos hecho en muchos partidos". Y añade que siempre prepara los partidos para ganar. "Esa presión no nos deja jugar tan bien como otras veces", declaraba.

Lo achaca a que llevan "tres derrotas consecutivas y eso no te deja soltarte como quisieras. Veo al equipo entrenar bien y aceptar lo que estamos trabajando".

Y apela al trabajo y al recobrar confianza, a lo que ayudan las victorias. También lamentó las faltas reiterativas y el tiempo perdido, a lo que no se habían "adaptado", algo que deben mejorar.

Ambriz cree que el gol anulado del Fuenlabrada también afectó porque los jugadores vieron que se repetía la mala situación de partidos anteriores. "Se anuló bien y faltó volver a recobrar el hacer las cosas como el equipo pretende".

Ambriz comenta que en el fútbol "siempre hay preocupación y ocupación, más que nada. Uno nunca está satisfecho y yo no estoy satisfecho. No puedo decir que los jugadores no lucharon o no corrieron, pero no estamos finos, como yo quería que estuviésemos a estas alturas".

Y entiende que el público no esté contento. "La gente siempre quiere que juegues bien, que golees y salga todo perfecto. La exigencia de este club pide que acabes en cancha del rival. Entiendo que haya enfado. Es el trabajo el que nos va a sacar adelante y somos nosotros los que tenemos que contagiar de dentro hacia afuera. Estoy seguro de que las cosas van a mejorar", ha concluido.

Etiquetas