SD Huesca

FÚTBOL / SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca se desinfla y busca el punto de inflexión

El equipo mostró su peor cara en ataque ante el Fuenlabrada y dejó la portería a cero gracias a Andrés

Nacho Ambriz da instrucciones en el entrenamiento del lunes.
Nacho Ambriz da instrucciones en el entrenamiento del lunes.
Pablo Segura

El partido ante el Fuenlabrada mostró la cara más preocupante del Huesca: la de un equipo que no fue capaz de generar peligro real. Fue probablemente el partido más flojo en ataque de los azulgranas, que por primera vez en la temporada se quedaron sin marcar. Y es que ese había sido un fuerte del cuadro oscense pese a las últimas derrotas: siempre anotaba al menos un gol. Pero el pasado domingo se quedó a cero y, además, apenas tuvo ocasiones.

Las estadísticas oficiales recogen que los de Nacho Ambriz realizaron dos tiros a puerta, pero la realidad es que el portero rival, Altube, no tuvo que hacer ninguna parada que evitara un posible tanto. Las oportunidades más claras, de Ferreiro y Pitta, fueron dos tiros que se marcharon fuera cerca del palo.

Fue el partido con menos productividad ofensiva. Contra el Eibar en la primera jornada, el Huesca hizo menos tiros (cinco por los seis del pasado domingo), pero uno más a puerta (tres). Y lo más importante: entraron dos para ganar por 2-0.

Pero las del último partido son cifras muy alejadas de los 20 tiros realizados ante el Fuenlabrada, los 15 a Las Palmas o los 14 al Oviedo. Por contra, en los dos últimos encuentros, la defensa también está sufriendo más el equipo, pese a que ante el Fuenlabrada dejó la portería a cero tras tres jornadas encajando.

Pero el principal artífice de no encajar (y, por lo tanto, sumar un punto) ante el cuadro madrileño fue Andrés Fernández. El meta murciano recibió seis tiros a puerta y los repelió todos, algunos con intervenciones salvadores gracias a sus estiradas. De hecho, el azulgrana es el tercer cancerbero con más paradas de Segunda, con 21, solo por detrás de Marc Martínez, del Cartagena (25) y de Raúl Lizoain, de Las Palmas (23).

Ni siquiera el contar por primera vez con los dos centrales del equipo, Pulido e Ignasi Miquel, en el once titular sirvió para acabar con unos problemas que se vieron especialmente en el partido frente al Lugo, que hizo 21 tiros.

El Huesca lo pasó mal atrás y adelante pese a tener un 67,3 por ciento de posesión, su segundo mejor dato de la temporada después del 70,9 por ciento contra el Oviedo. El cuadro de Ambriz ha ganado la posesión en sus seis partidos de liga, pero paradójicamente se ha llevado el triunfo en los dos en los que menos la tuvo: ante el Eibar (54,4) y el Cartagena (61,0) en El Alcoraz. Frente a Las Palmas (64,1), Oviedo, Lugo (61,5) y Fuenlabrada, solo ha sumado un punto de 12.

Líderes en pases y posesión

Con seis jornadas celebradas, el Huesca es el equipo que más posesión ha tenido en lo que llevamos en competición, con una media del 63 por ciento, bastante superior a la de los dos siguientes, Real Sociedad B y Real Zaragoza, dos de los próximos rivales del equipo oscense y que promedian un 57 por ciento.

En las estadísticas de pases también domina el Huesca: es el que más pases ha intentado (2.979), el que más ha acertado (2.551) y el que mejor porcentaje de acierto tiene (85,6). Asimismo, es el equipo con más acierto tanto en campo propio como en el contrario, aunque mientas también es el que más envíos hace en su campo, es el quinto en el del rival.

En cuanto a jugadores, ya no comandan la tabla futbolistas azulgranas, pero porque tanto Jorge Pulido como Cristian Salvador se han perdido un partido cada uno. El toledano ha dado 372 pases (séptimo de la liga) y el zamorano, 343 (noveno). Pero, entre los veinte jugadores con más pases, son los únicos que no han disputado las seis jornadas. El primero es Arambarri, de la Real B.

Etiquetas