SD Huesca

sd huesca

El Huesca B sigue en el bucle de los empates

El filial, con una alarmante “Kevindependencia”, continúa sin
ganar después de medirse a un Brea que llevó el mando

Acción de ataque del Brea en el partido ante el Huesca B.
Acción de ataque del Brea en el partido ante el Huesca B.
Rafael Gobantes

SDHuesca B: Valera, Edu Adell, Hugo Anglada, Ronald (Tomeo, 46), Euse, Sastre (Manu Rico, 72), Aparicio, Barri (Miguel, 46), Carrasco (Fuentes, 46), Manu Molina (Pastor, 46) y Carlos Kevin.

Brea: Lázaro, Carlos Cano, Antonio Pérez, Borja Peña, Losfablos (Cuenca, 72), Alvaro Cano (Roy, 84), Israel, Matías, Castellanos (Riuz, 72) y Veintemilla.

ÁRBITRO: Morilla (Navarro). Amonestó a Carrasco, Carlos Kevin y Tomeo por el Huesca y a Carlos Cano, Antonio Pérez e Israel por el Brea.

GOLES:0-1 Minuto 19: Álvaro Cano. 1-1 Minuto 46: Carlos Kevin.

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el Municipal Santiago de Grañén, con una gran entrada. 

HUESCA.- Cuando el entrenador local califica de milagroso el empate y el visitante sale disgustado porque el resultado le sabe a poco, el comentario del partido se hace solo.

El Huesca B sigue sin encontrar el camino de la victoria y este domingo, salvo acciones esporádicas, estuvo muy a merced de su rival. El Brea, ordenado y con una fuerte presión, llevó la iniciativa para adelantarse en el marcador y después de que el filial empatara, aunque en esos arreones le faltó el punch suficiente para superar a la defensa azulgrana.

A Dani Martínez le salió el planteamiento casi a pedir de boca. Fijó una línea de presión alta para llevar la batuta con Alvaro Cano y Castellanos en punta y con Losfablos de enlace. Esto complicó a un Huesca timorato, que a los 10 minutos vio cómo a Álvaro Cano le anulaban un gol por falta previa, que después el mismo Cano -el más incisivo- se fue por la derecha y su centro al primer palo lo despejó un defensa a córner y más tarde, minuto 19, fusiló en el palo corto tras ser asistido por Losfablos y escorado a la derecha.

El Huesca empezó a meterse en el partido en una falta que botó Sastre sin que alcanzara Ronald el remate. Replicó por el Brea Veintemilla con una galopada por la derecha y, tras controlar, su centro lo desbarató Euse.

El primer tiro a puerta del Huesca llegó a la media hora, por medio de Aparicio, flojo y a las manos del portero. Pudo llegar el empate en una doble ocasión de Aparicio que repelió Lázaro en una buena intervención y posterior cabezazo de Carlos Kevin al ángulo que salió ligeramente desviado. Y la mejor ocasión, en el 44, en una contra que armó Carlos Kevin y que le puso en bandeja a Aparicio, que se plantó solo ante Lázaro pero el meta evitó el gol en su salida.

En el descanso, Dani Aso trató de sacar a flote a su equipo y lo revolucionó con cuatro cambios. La respuesta fue inmediata porque en el primer minuto logró igualar el marcador. Una acción iniciaba por Sastre, con apertura a la izquierda, y pase orientado a la derecha para que Carlos Kevin definiera perfecto culminando la bonita triangulación.

Hecho lo más difícil, el Huesca volvió a enredarse en su madeja y el Brea, lejos de amilanarse, volvió a hacerse con el mando y a empujar hacia los dominios del filial. Sus aproximaciones fueron continuas y peligrosas, los defensas se tuvieron que multiplicar pero al conjunto de Dani Aso le resultó imposible conectar con Carlos Kevin, convertido poco a poco en un extenuado llanero solitario. Quedó de nuevo ahogado el Huesca en su medio campo y con más músculo el cuadro breano en su empuje.

Al Huesca le faltó mordiente y el Brea, siempre con más sensación de peligro al merodear constantemente el área, tampoco tuvo grandes ocasiones porque al final siempre aparecía Valera en los balones aéreos o Hugo Anglada y compañía para despejar lo que llegaba.

Dani Aso: "Casi ha sido milagroso"

No se anduvo por las ramas el entrenador del Huesca B, Dani Aso: “Me voy muy disgustado. Así no empataremos muchos partidos. Hay que ver por qué vienen los empates. Hay días en los que hemos competido, como ante la Peña Deportiva, Formentera o Ejea, Hoy sinceramente el primer tiempo lo hemos tirado. Ya les he dicho en el descanso que si esto es lo que entrenamos estamos equivocados. Sinceramente, creo que el equipo no tiene este nivel. Puede ser que haya cosas que no nos dé. Tenemos un delantero solo que acaba reventado todos los días en el minuto 60 y no podemos sacar otro porque no lo hay y eso es una verdad como un templo. Pero no es solo eso, en el primer tiempo no tenemos intensidad y no salimos concentrados ante un rival directo y en un partido en casa en el que nos jugamos muchísimo. Disgustado porque no te impones en duelos, en fútbol y en nada. Cuando esto sucede sacas un empate que casi diría yo que es milagroso”.

Preguntado si lo que pedía a gritos era un delantero, respondió: “Un delantero o dos, los pedimos ya hace tiempo, aunque no tiene que ser eso excusa. Pero es verdad que nos condena mucho no tener capacidad para hacer daño al rival. Cuando el contrario no se siente sometido, ya se ha visto que el Brea en el segundo tiempo estaba muy cómodo. Y cuando el contrario no se ve expuesto ni sometido, va creciendo y sabe que no tiene apenas que defender y dar un poco de empuje para meterte en campo contrario. Y si tú no tienes salida, estás a merced del rival”.

Por su parte, el almudevarense Dani Martínez, entrenador del Brea, señaló que “puntuar fuera de casa siempre es bueno, pero no me voy contento porque creo que el Brea ha hecho un gran partido, muy serio y hemos controlado tanto defensivamente como en situaciones ofensivas. Lo que más me cabrea es el inicio de la segunda parte, con el empate por un desajuste. A partir de ahí el equipo se ha rehecho otra vez, hemos estado serios en defensa, con balón hemos estado bien y les hemos generado peligro. En el cómputo general, muy contento de la actuación del equipo pero me voy enfadado porque creo que el Brea se merecía los tres puntos”.

Etiquetas