SD Huesca

partido de liga

Juanjo Camacho, el rey de los derbis

El excapitán se retiró con 421 partidos en el Huesca y 8 duelos con el Zaragoza

Camacho pugna con Ewerton en el primer derbi en La Romareda.
Camacho pugna con Ewerton en el primer derbi en La Romareda.
Pablo Segura

Juanjo Camacho es el indiscutible rey de los derbis. Son ocho los enfrentamientos que ha disputado como jugador del Huesca contra el Zaragoza el futbolista que lidera el ranking de encuentros en la historia del club azulgrana, con 421 en total, y 89 goles en sus botas. Una docena de temporadas en cada club, que habrían sido 12+1 en el Huesca si no le hubiera dado la “venada” de marcharse al lejano Vecindario por un año. Volvió cual hijo pródigo y el Huesca le acogió y acabó con los galones de capitán general.

Antes de todo eso, otras doce campañas de zaragocista, avanzando en todas las etapas del fútbol base, desde infantil, para llegar al primer equipo, con el que además de muchas pretemporadas llegó a jugar cinco partidos de liga (no completos), uno de Copa y otro de UEFA. Además de haber tenido billete de ida y vuelta en las sucesivas cesiones al Recreativo, Real Madrid y Escocia.

Camacho resta importancia al absurdo debate que se ha instalado en Zaragoza sobre la denominación del duelo. Mira más al fondo de la cuestión. “Derbi, clásico o llámalo como quieras. Es un partido especial y a lo que hay que darle importancia es que llevamos tiempo enfrentándonos en las últimas temporadas y se ha vuelto en un partido habitual”.

Dice que se sufre más desde fuera que desde dentro. “Se ve mal porque me gustaría jugarlos. Con muchísima envidia deportiva y sana. Muy contento de que haya este tipo de partidos y que, dentro de la deportividad, que sea bonito, que el público esté contento y sobre todo que gane el Huesca”.

La experiencia le permite conocer la mentalidad con la que se debe afrontar. “Me gustaría que para todos fuera un partido especial y que si se puede dar un puntito más, que se dé. Para la afición es un partido marcado en el calendario desde que sale y aunque valga tres puntos vivir ese partido desde dentro de la SD Huesca como jugador es muy bonito. No es aquello de decir que vas a dar más que otros partidos, pero el hecho de ganar estos encuentros es un poco más bonito que los otros aunque valgan lo mismo”.

No olvidará nunca el primer derbi en La Romareda en Segunda, en la temporada 2008-09, con empate al final y cinco mil aficionados oscenses en la grada. “Inicialmente, los recuerdos son muy positivos. Pero luego el marcador se maquilló de una forma no tan buena para el Huesca tal como transcurrió el partido. Para nosotros fue un día muy chulo, para la afición también fue espectacular y lo que se vivió allí, a pesar del resultado final, que un empate en La Romareda fue muy bueno, fue muy especial para todos”.

Es consciente de que con el paso de los años el ambiente entre los clubes y las aficiones, en mayor o menor medida, se han deteriorado. “Me gustaría que todas las relaciones fueran mejores. Está claro que no todo el mundo enturbia el ambiente, hay mucha gente de Huesca que le desea lo mejor al Zaragoza y lo mismo gente de Zaragoza al Huesca. Al final esto es fútbol y el fútbol a veces nos lleva a cosas desafortunadas. También en ocasiones los jugadores somos culpables de ello porque un gesto en estos partidos se toma peor que en otros. Hay que convivir con ello aunque nos gustaría que todo fuera deportivo y las relaciones fueran mejores”, apunta en tono conciliador.

Como capitán del Huesca, Camacho ha sido largamente pitado en La Romareda. Es posible que Jorge Pulido tenga que coger ese “testigo” de la bronca el lunes. “Jorge tiene la suficiente personalidad para no tener en cuenta eso. Si te pitan es porque has hecho algo que les importa. Yo siempre he dicho que tengo muy buen recuerdo y agradecimiento al Real Zaragoza por todo lo que me dio el tiempo que estuve allí, tanto en la cantera como posteriormente haber podido debutar en Europa y en Primera División. Pero el fútbol es así y a mí me cambió la SD Huesca. Pulido es como es y tiene muchísima personalidad y no le tiene que afectar”.

No oculta que ese tipo de situaciones que él vivió y que el lunes es probable que reedite el Huesca, “ponen” a los futbolistas. “Depende del carácter que tengas. En mi caso esos pitos sí que eran una parte motivacional. Si pensaron que era lo contrario, estaban equivocados. Yo vivo en Zaragoza y seguro que convivo con mucha gente que en esos momentos me pitaba. Pero no pasa nada. El fútbol es deporte y mientras haya respeto, pitar no me parece que sea insultar. Por llevarte una buena pitada en tu carrera igual es que has hecho algo bien”.

Camacho ve en el choque del lunes “un partido de necesidades” porque ambos están en una puntuación inferior a la que querrían. “Eso es lo que se escucha en el Zaragoza, ya no solo es por ganar al Huesca sino por el punto de inflexión que les puede suponer a los dos para la moral y a nivel de clasificación”.

En cuanto al Huesca, considera que “nos falta llevar al máximo las cosas buenas y ser regulares. Y cuidar un poco más los detalles que nos están penalizando. Hay un buen equipo, poco a poco está cogiendo unas ideas que ya se vieron desde el principio y que los rivales ya van conociendo y preparan los partidos a conciencia. Hay que intentar potenciar muchísimo las cosas buenas que tenemos y aprovecharlas”.

Del Zaragoza señala que “está haciendo partidos con muchísima intensidad, jugando bien y en muchos casos no ha recogido los frutos que ha merecido. Está creando ocasiones, generando juego, tienen intensidad pero los resultados no le están favoreciendo tanto. Ha hecho un equipo completo, tiene jugadores jóvenes y otros con experiencia pero quizás también necesita encontrar la regularidad”.

Apunta a lo que no quiere que sea el encuentro. “Espero que no sea un partido de miedo, de excesivo respeto, que no nos atrevamos ninguno de los dos equipos a ir a por el partido y que vaya pasando el rato y se decida por un detalle. Me gustaría un partido intenso, muy competido, que hubiera goles, que la afición se pudiera divertir y que gane el Huesca”.

¿La clave? “Vamos a tener que manejar los momentos del partido de la mejor manera que sepamos. Van a ser importantes los inicios de cada periodo, por el tema de la afición, y si somos capaces de tener muchos minutos como las primeras jornadas les vamos a hacer mucho daño. Mi pronóstico es que gana el Huesca 0-1”.

Etiquetas